Opinión / JUL 12 2020

Renta Básica de Emergencia

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Colombia ya venía en un acelerado crecimiento del desempleo  —por la quiebra de la producción nacional debido a las importaciones desmedidas de productos agrícolas e industriales— y nos cae la pandemia con el aislamiento obligatorio desde el mes de marzo y el frenazo de la economía. Las empresas pequeñas, medianas y grandes cerraron su producción porque los trabajadores no podían salir de la casa. Los productores agrícolas, con el cierre de las centrales de abastos, no tenían dónde vender. Así mismo, los campesinos no pudieron contar con trabajadores suficientes para las labores de siembra y cosecha.

Pero además un alto porcentaje de la población está en la informalidad o el rebusque, y millones de vendedores ambulantes quedaron encerrados sin poderse ganar su diario. Mas cientos de miles de mineros nacionales de subsistencia, que son perseguidos por la fuerza pública y no los dejan trabajar. Y agreguemos los millones de colombianos que vivían del turismo... El  coronavirus solo agravó dramáticamente lo que ya venía bastante mal. 

Con toda la razón el Pliego de Emergencia presentado por el Comité Nacional de Paro exige la Renta Básica de Emergencia de por lo menos un salario mínimo legal vigente por 6 meses para los millones de personas en condiciones de pobreza. 

Varias alternativas de financiación se le han propuesto al presidente Duque para resolver los ingentes problemas de la pandemia comenzando por el de la sobrevivencia de la gente, la adecuación del sistema de salud y la protección de los trabajadores del sector, el subsidio efectivo a la nómina de las empresas, etc. 

Se puede refinanciar la deuda externa de manera que de los 56 billones presupuestados este año para su servicio, se pueda destinar una parte para la emergencia; también se puede hacer algo parecido con los 55.000 millones de las reservas internacionales; o una emisión monetaria del Banco de la República. 

Soluciones viables distintas a quitarle recursos a los departamentos y municipios para enfrentar la crisis —Decreto 444—, llenar de plata a los bancos e hipotecar aún más al país —144.068 millones de dólares de deuda externa hoy—, pretender vender a Ecopetrol y feriar el patrimonio público,  que es lo que ha hecho el gobierno de Iván Duque en su pésimo manejo de la pandemia. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net