Jueves, 23 Ene,2020
Opinión / DIC 11 2019

Soluciones para un mundo cambiante

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hablar del clima es la manera más frecuente de iniciar una conversación. Esto se debe a que la variación en el estado del tiempo determina múltiples decisiones de nuestra vida diaria, desde el cómo nos vestirnos, hasta cómo nos movilizamos o qué actividades realizamos.

Registrar la variación del tiempo, por periodos largos, solo fue posible con la aparición de los computadores en los años 70 y, rápidamente, datos ya juiciosamente analizados, nos indicaron que el planeta se calienta de manera cada vez más acelerada por la acción humana. Este calentamiento acelerado significa, entre otras cosas, una menor posibilidad de predecir los cada vez más frecuentes eventos extremos (olas de calor, vendavales, deslizamientos de tierra). Se convierte, entonces, en un tema preocupante porque actividades como la agricultura y la salud dependen fundamente de la regularidad del clima. 

Veamos ahora nuestra región. En el Quindío, el desafío de mitigar los efectos negativos de estos cambios y/o adaptarnos para ser menos vulnerables, se ha asumido con la formulación del Plan Integral de Gestión de Cambio Climático en el 2016, el cual se pondrá en marcha gracias a recursos obtenidos del sistema de regalías a través de un proyecto construido entre la Gobernación y la Universidad del Quindío. 

Así, con el único objetivo de poner el conocimiento al servicio de la gente de nuestro departamento, la Universidad del Quindío, a través de los científicos más brillantes su Centro de Estudios de Alta Montaña (CEAM), ha desarrollado la Plataforma de Servicios Climáticos, una herramienta computacional que capturará información climática e hídrica y la transformará en alertas tempranas que procuren acciones para sobrellevar los problemas derivados del cambio climático en todo el departamento. Esta plataforma no solo se nutrirá del conocimiento de los expertos, sino que retomará y validará las observaciones y el saber local; es decir una forma de apropiación social del conocimiento. Para ello, la producción de alimentos, la salud, la calidad del agua y los cambios de la biodiversidad, serán algunos de los temas de investigación que se transformarán en soluciones a problemas concretos. 

Esta propuesta institucional se expuso en la Cumbre Mundial de Clima y Alta Montaña, desarrollada en 2019 en Ginebra, Suiza. Allí se reunieron las recomendaciones de expertos del mundo a ser presentadas en la Convención de las Partes (COP25), principal cumbre política que actualmente se lleva a cabo en España. 

Podemos decir entonces con orgullo que, en el Quindío, sus científicos plantean soluciones innovadoras y útiles; en otras palabras, desde este bello espacio verde le aportamos al que ha sido considerado el mayor reto para la humanidad en su historia: el cambio climático. 
 

Hugo Mantilla-Meluk


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net