Sabado, 07 Dic,2019
Opinión / OCT 15 2019

Sondeos y encuestas

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Es evidente que, los sondeos de opinión y encuestas sobre asuntos tan sensibles y controversiales como la percepción y preferencia de candidatos en campañas políticas y la intención de voto; son claramente herramientas de investigación sociopolítica y en tal virtud son utilizadas por los expertos para explorar, investigar, adecuar y por supuesto medir los niveles de aceptación o rechazo de quienes participan en los procesos democráticos. 

Es por eso que no se puede olvidar que, los resultados de esos trabajos de alguna manera sirven  también para  sensibilizar, inducir y direccionar la intención del voto del elector; eso n o admite discusión por mucho que se maquille algunas realidades de participación ciudadana. Es claro que los sondeos de opinión y las encuestas surgieron como una evidente necesidad de académica para conocer con más certeza y de manera anticipada la percepción y aceptación o no de la comunidad en temas relacionados con investigaciones, culturales, sociológicas, económicas, sicológicas y comerciales. Por su alto grado de rigor y confiabilidad, y debido a la gran influencia de los medios masivos de comunicación, de la Internet y de las denominadas redes sociales; los sondeos de opinión y las encuestas se fueron afianzando hasta convertirse en instrumentos utilizados con enrome eficacia por estrategas de campañas políticas, quienes los han adaptado como contundentes recursos de influencia cultural, social y por supuesto política. En Colombia existen unas pocas empresas serias y reconocidas para la realización de este tipo de actividades como Napoleón Franco, Invamer Gallup y el Centro Nacional de Consultoría entre otras. Sin embargo, los sondeos y encuestas políticas por su enorme incidencia social y política han dejado de ser una herramienta de aplicación científica y académica, y se han convertido en fuente de ganancia relativamente fácil para algunos pocos que no cuentan con los recursos técnicos requeridos como micro empresas y medios de comunicación quienes se han dado a la tarea de realizar ‘sondeos de percepción y opinión’ y anunciándolas como encuestas y sondeos serios, pero que no poseen los estándares de calidad, seriedad y responsabilidad social que tal actividad requiere para su veracidad.

El departamento del Quindío ha sido escenario de un particular enfrentamiento entre algunos medios de comunicación y periodistas quienes olvidándose de la deontología profesional y del alto grado de ética que debe acompañar permanentemente el ejercicio periodístico, han tomado partido de forma abierta y descarada por candidatos a corporaciones públicas y a cargos de elección uninominal, hasta tal punto que se han cuestionado y discutido los resultados de algunas de las encuestas más recientes. Olvidan quienes protagonizan tales discusiones absurdas que las encuestas cuando son realmente serias, se convierten en un sólido instrumento de investigación para medir una actividad tan compleja para el ser humano como es su intención de elegir, pues en ese ejercicio de votar hay implícitas convicciones, valores y creencias. Por eso señores la encuesta auténtica y que no admite discusión será el 27 de octubre.        


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net