Opinión / DIC 09 2019

Tiempos de cambio

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Nos aprestamos a vivir tiempos de cambios, una vez pasaron las elecciones locales y después de haber elegido a las personas que dirigirán nuestro territorio los próximos cuatro años. Los ciudadanos votamos con la esperanza de mejorar nuestras condiciones de vida, de lograr una región más desarrollada y que se cumplan las promesas realizadas en campaña.

Temas como salud, educación, inclusión laboral, movilidad sostenible y seguridad, siempre serán prioridad y estarán en la agenda como grandes preocupaciones. Los nuevos mandatarios y las corporaciones tendrán responsabilidades adicionales, dentro de las que se destacan continuar trabajando en la unión de los tres departamentos del Eje Cafetero como una sola fuerza, realizar la ejecución de sus programas para recuperar la confianza de la ciudadanía y sintonizarse con la gente, liderando así los cambios que tanto claman quienes los eligieron.

A los que dejan el cargo, gracias por su labor, por pensar en el trabajo en equipo, por lograr romper los muros que dividieron nuestra región por más de 5 décadas y consolidar la unión entre los hermanos de Caldas, Quindío y Risaralda, dejando la semilla plantada con la creación de la denominada Región Administrativa y de Planificación, RAP, Eje Cafetero. Este, precisamente, será uno de sus mayores legados.

La gestión de los diferentes proyectos que iniciaron durante su administración para beneficio de la región, generarán las condiciones para que el sector privado, los diferentes gremios, los inversionistas y los emprendedores confíen en nuestro territorio para desarrollar nuevas oportunidades.  

Sigifredo Salazar gobernador de Risaralda deja a este departamento ubicado en el sexto puesto en competitividad nacional y primero en gestión de recursos de Regalías. Con su hermoso programa Pueblos de encanto, revivió las fachadas de más de 4 mil casas, dándole color y vida a los diferentes municipios, fortaleciendo así el turismo. 

La Plataforma Logística del Eje Cafetero es otro de sus legados, convirtiendo a Risaralda en un departamento modelo en proyectos de infraestructura logística, en momentos en que la construcción de estructuras especializadas para la agroindustria y de integración regional es primordial para la competitividad.

Por su parte el gobernador de Caldas, Guido Echeverri, nos deja este departamento con la tasa de homicidios más baja del país; Caldas se ubicó como la tercera región más competitiva, según el Índice Departamental de Competitividad y tuvo el segundo mejor comportamiento del país en servicios de salud. 

Entre otros aspectos, el gobernador Echeverri logró que el departamento tuviera entre el 2017 y 2018 el crecimiento del PIB más alto de todo el país, equivalente al 1.61% del ponderado nacional. 

El gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, logró que el departamento pasara del puesto 14 en competitividad al puesto 10; en materia turística, siendo uno de los departamentos más pequeños del país, pasó del puesto 12 al 6. Además de luchar constantemente por cohesionar un territorio desunido.

Estos son sólo algunos logros obtenidos, sin mencionar la creación de la RAP, dándole institucionalidad a esa unión entre los departamentos del Eje Cafetero y por supuesto los soñados Juegos Nacionales, los cuales nos traerán turismo, obras, crecimiento económico, glorias y sentido de pertenencia por esta tierra. 

Por todo esto, por el gran esfuerzo de estas administraciones y el de sus equipos de trabajo durante estos cuatro años, les agradecemos toda su contribución, por poner su corazón en cada uno de los proyectos que promovieron y que quedaron a disposición para el bienestar de la región.

A los nuevos mandatarios, los felicito por este nuevo reto que emprenden. Esperamos que vengan grandes proyectos e ideas, siempre encaminadas en beneficio de la comunidad, del Eje Cafetero y con la intensión de fomentar la economía, las oportunidades, el bienestar de la ciudadanía y proyectar la cultura de nuestra tierra, siempre recordando que pensar en grande es una cualidad de los grandes líderes y que poner el corazón en cada uno de los propósitos y proyectos que se emprendan, logrará no sólo el cometido de los mismos, sino sobresalir y permanecer en el tiempo. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net