Miércoles, 13 Nov,2019
Opinión / OCT 14 2019

Un alcalde con las pilas puestas

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Veinte años de atraso en su desarrollo urbanístico y social lleva la ciudad de Armenia si la comparamos con sus vecinas Pereira y Manizales cuyo progreso es notorio cada vez que visitamos estas capitales. Las comparaciones son odiosas, pero a veces son necesarias para pellizcarnos y, al sentir pena ajena, demos un impulso obligado mirando donde está nuestra incapacidad para ordenar los correctivos necesarios.

Corresponderá al nuevo alcalde darle el empujón que venimos esperando desde hace dos décadas. ¿Quién será el nuevo burgomaestre? Tenemos para escoger entre 8 candidatos de los cuales ganará, no el de mejor expresión, ni más propaganda muestre, el que más dinero invierta en la campaña, el más sonriente o que más abrazos reparta. No debe ser así. Con las experiencias pasadas, llegó la hora de estudiar muy bien las hojas de vida de los candidatos para que gane el mejor estructurado, el más capaz y honrado a toda prueba, se necesita un gerente para la ciudad.

Un alcalde que se ponga las pilas y trabaje con las botas puestas las 24 horas del día, sin pereza ni descanso; rodeado de los mejores profesionales en su gabinete; que responda a la confianza otorgada por los ciudadanos esperanzados por ver una ciudad competitiva y progresista, cansados de tanto engaño e incapacidad por parte de sus antecesores.

El atraso en vías y avenidas es evidente; Armenia se merece una red semafórica inteligente, nuevas escuelas, colegios, un gran hospital, más rutas de buses y ampliación del parque automotor con servicio a todos los barrios de la ciudad; espacios deportivos, de recreación, zonas verdes y arborización; el arreglo total de la malla vial que presenta un estado lamentable; mejores inversiones por el recaudo del impuesto predial; la construcción de más parques y recuperación de los existentes; la ampliación de la planta del acueducto. Queremos ver una ciudad limpia, con ventas ambulantes organizadas que no ocupen el espacio público, que se construya un albergue para los habitantes de calle.

Lo hemos dicho en columnas anteriores y lo recordó en días pasados la gerente de Camacol Quindío, el próximo alcalde debe planificar la ciudad a 30 años, para obras a corto, mediano y largo plazo. La ciudad crece, hay que atender la problemática vial, los parqueaderos, las escombreras, la recolección de basuras, las obras de valorización, el turismo y el desempleo. En los pocos días que faltan para las elecciones, queremos oír de parte de los candidatos sus opiniones sobre estos temas y otros que conllevan el desarrollo de la ciudad, por ejemplo, la terminación de las obras en el malecón de La Secreta y el Complejo Cultural y Turístico La Estación.

Concejal: Invito a los lectores para que elijamos como concejal de Armenia a Mario Ramírez Moncada, un cuyabro raizal, un ciudadano que le duele la capital, conoce sus necesidades, sabe de agricultura y muy enterado de la problemática cafetera. Marque C-12. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net