Lunes, 20 Ene,2020
Opinión / NOV 11 2019

Votaciones, una voz de alerta

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cansados de la corrupción que toca todos los sectores de la sociedad, empezando por muchas entidades de gobierno —que ya llegó a las universidades—, el desempleo galopante con gobiernos incapaces y no dan soluciones, la inseguridad en campos y ciudades no se alivia con el aumento de la fuerza pública sino con programas sociales, la prestación de los servicios de salud cada vez más deteriorada sin presupuestos y paseos de la muerte donde nadie responde, la pobreza extrema de familias sin ninguna posibilidad de una vivienda digna, empleo y educación, las invasiones en pueblos y ciudades sin soluciones a la vista, funcionarios que esconden la cabeza como el avestruz para ignorar el crecimiento de este problema social, en fin, las promesas incumplidas a lo largo de los años, se convirtieron en la gota que rebosó la copa, la paciencia y la incredulidad de millones de colombianos que se expresaron en las urnas el pasado 27 de octubre con un verdadero golpe de opinión cuyos resultados se verán en los próximos años.

En capitales como Bogotá, Medellín, Cúcuta, Cartagena, Bucaramanga, Cali, Manizales y otras, los ciudadanos aprovecharon la única arma que les da la democracia —el voto—, y se manifestaron eligiendo sus alcaldes por fuera de las maquinarias y los caciques que siempre los han manipulado.

Poco a poco van desapareciendo los partidos políticos, culpables en gran medida de la debacle —para ellos— ocasionada por los ciudadanos que llevamos años esperando cómo van a solucionar los problemas que afectan su vida cotidiana, cansados de la politiquería, los debates insulsos en el Congreso, las leyes que no resuelven los verdaderos atrasos del país y las peleas constantes entre sus integrantes que a nadie interesa. El aumento en los impuestos, el valor de los combustibles, el transporte público y las alzas exageradas del predial.

Todo este engaño y corrupción acumulados agotaron la paciencia y despertaron el enojo de las gentes que no se manifiesta en las calles —casos de Chile, Bolivia y Ecuador— sino con el voto en blanco, los no marcados y los votos nulos con un alto porcentaje en todo el país como una voz de protesta ante tanto incumplimiento.

Un llamado de atención a los nuevos mandatarios para que corrijan el camino; manos a la obra en la solución de los problemas que a todos nos afectan: el desempleo, la inseguridad, los servicios de salud, el hambre de los niños, la construcción de vivienda de interés social, la educación —cerca del 30% de los jóvenes en Colombia no ha ido a una escuela— (palabras de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez), el arreglo de las vías terciarias, y mano fuerte contra la corrupción, honestidad y transparencia en todas sus actuaciones.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net