Al descubierto / SEPTIEMBRE 18 DE 2020 / 1 mes antes

Alexánder y Sebastián, los cantantes que irradian alegría en la Policía

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Alexánder y Sebastián, los cantantes que irradian alegría en la Policía

Alexánder Bedoya Henao y Sebastián Giraldo Castañeda siempre han sido llamados para animar los eventos culturales y sociales de la Policía Quindío.

Ellos son el alma de la fiesta porque con sus voces animan a las personas.

Cuando llegan a un evento privado o social de la Policía, ellos son sinónimo de alegría porque con sus cantos le levantan el ánimo al público presente y los ponen a mover el esqueleto, los transportan a épocas pasadas y hasta provocan risas en unos y llantos en otros. 

A Alexánder Bedoya Henao le dicen cariñosamente Cantante, mientras que a Sebastián Giraldo Castañeda le tienen el apelativo de Detodito porque habla inglés, canta, toca guitarra y piano, es un hombre tan polifacético como la vida misma. Ambos tienen 32 años de vida y entraron al mismo tiempo a formarse como policías. 

Mientras que Bedoya Henao se desempeña en la oficina de comunicaciones y es programador de la emisora de esa institución armada en Quindío, Giraldo Castañeda trabaja en el colegio de esa fuerza pública. Esa labor la alterna con el estudio de licenciatura en lenguas extranjeras, del cual cursa el séptimo semestre. 

Los oficiales decidieron aprovechar esas  prodigiosas voces con las que Dios los dotó para participar de la Maratón Musical Talentos Policiales, un concurso de canto a nivel nacional con el que se pretende recolectar fondos en beneficio de la población vulnerable de esta entidad. 

Bedoya Henao con la canción Lo pasado, pasado, versión  salsa, y Giraldo Castañeda con Malagueña, fueron preseleccionados entre 156 policías cantantes de Colombia y quedaron entre los 25 semifinalistas. Este domingo los uniformados enviarán a ese concurso nuevos videos musicales con los que pretenden dejar en alto el nombre de Quindío. Cantante grabará Virgen, de Adolescentes Orquesta, mientras que Detodito, Aguanile. 

Ellos le contaron a LA CRÓNICA detalles de su gusto y algunas de sus vivencias de esa pasión de cantar con el uniforme puesto. 

 

Sebastián Giraldo Castañeda 

¿Hace cuánto tiempo canta? 

Hace unos 20 años que estudio música, el gusto empezó desde pequeño cuando mi papá me llevaba profesores a la casa, especialmente de piano, que fue con el que más tiempo tuve clases y ahí empezó la pasión por cantar y por hacer fiestas. A la gente empezó a gustarle lo que hacía y le metí un poquito más de fuerza y empecé a conseguir herramientas para poder hacer los eventos musicales en el Eje Cafetero. Más adelante monté una pequeña empresa con la que hago esos espectáculos de manera paralela con mi trabajo como policía. Llevo casi 13 años en la institución. 

¿Qué tipo de música canta? 

Todos los géneros, porque trato de llegarle a todo el público, el fuerte mío es la ranchera, las baladas, pero por lo general le hago a lo que sea. A la gente le gusta mucho mis eventos porque canto en vivo y me llevo la delantera en los contratos porque los DJ van, tocan y ya, pero yo voy, toco y luego interpreto. 

¿Qué siente al cantar para un público? 

Es una sensación bien particular porque se hace con amor. Allí muestro una excelente actitud y una alegría total y se la trasmito a la gente para que se sienta feliz. Se trata de sentir cada canción y cada letra. Muchos me dicen que hago bastantes gestos al cantar, pero es el sentimiento que le pongo a cada palabra. 

 

 

Alexánder Bedoya Henao

¿Cuánto tiempo lleva en la Policía y en la música? 

Llevo 13 años y medio en la institución y desde que ingresé he hecho parte de las orquestas de la Policía, en Manizales de Carabineros Orquesta. 

Luego me vine para Armenia, donde llevo 12 años. Hice parte de la orquesta Son Café, que llevaba música a las poblaciones más vulnerables. Integré varias agrupaciones en Quindío como La Chicon Band de Colombia y Black Jack, con la que salí varias veces del país para participar en festivales, el 20 de julio estuvimos en Chicago, Houston, Miami y Orlando —EE. UU.—. Mucha gente pregunta que cómo hace uno para cantar siendo policía, pero por cada año de servicio tenemos derecho a un mes de vacaciones. Yo jugaba con eso y cuando eran actividades que no son de la Policía, pedía vacaciones y viajaba, pero normalmente siempre estoy acá, enfocado en los eventos internos como celebrar el Día de la Madre para las familiares de los policías, el Día de la Secretaria, el Día del Padre. Con Sebastián he compartido tarima en muchos eventos de la Policía y también externos. 

Vea también: Un hijo de Pijao que ahora será doctor en Rusia

¿De dónde le surgió esa pasión por la música? 

Desde los 10 años hice parte de la banda musical del colegio donde estudiaba en Manizales, ahí me inculcaron ese gusto. Aparte de cantar, que es mi fuerte, toco guitarra y trombón. 

Empecé a buscar clases de vocalización y desde los 14 años hice parte de orquestas en la capital caldense. 

Hago música popular, merengue, salsa, vallenato y baladas. He compuesto canciones de salsa. Hice un trabajo musical con Óscar Iván Lozano, quien fue director del grupo Niche. Con él armé 2 canciones propias: Pensé y No te vas. Hace poco hice en una versión salsa el tema Lo pasado, pasado, que fue con el que me presenté en el concurso. Ahí grabé con integrantes del grupo Niche que están en Miami. 

¿Alguna anécdota que recuerde mientras haya estado cantando? 

La música es un idioma universal que a todos nos llega sin importar la religión, la raza y el sexo. He tenido la bonita oportunidad de estar en estratos muy altos compartiendo con gente de mucho dinero, pero también he estado en el otro extremo, con poblaciones demasiado vulnerables, en las que los niños bailan sin zapatos, sin camisa, pero disfrutando de la música y cuando uno se baja de la tarima las personas se vienen  con ese cariño a manifestarme la gratitud, independiente de su condición social. Me dan las gracias por venir, por cantar, por la alegría y eso es lo que más me impacta, porque si voy a cantar a un estrato 6 lo hago con el mismo cariño que si voy al 1.

 

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net