Al descubierto / DICIEMBRE 11 DE 2019 / 1 mes antes

Coco lleva la danza en las venas

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Coco lleva la danza en las venas

Coco Mendoza Pulgarín hizo un llamado a los gobernantes para que construyan mejores escenarios para el arte en el Quindío.

Prepara para mediados del año entrante la segunda versión de Quindío Variety Show.

 

Desde los seis años integraba grupos de danzas en el Quindío y asegura que su madre danzó mientras la tenía en su vientre. Aunque la bautizaron como Consuelo Mendoza, quizás, no le vio mucho ritmo al nombre y prefirió cambiárselo legalmente hace diez años con el apelativo con el que siempre fue conocida: Coco Mendoza Pulgarín. Durante 22 años, de sus 58 de vida, esta cuyabra fue formadora de grupos de danzas en el Sena Quindío y cuando se fue vivir a Houston, EE. UU., fue premiada como la Mujer Hispana del Año. Hace un año regresó al departamento y el pasado 20 de noviembre se presentó en la casa de la cultura de Calarcá con Quindío Variety Show, un espectáculo en el que participaron grupos de danzas, músicos, bailarines urbanos y de tango. 

¿Cuéntenos un poco del recorrido que ha tenido como formadora de bailarines? 

Dirigí el grupo de danzas del Sena durante 22 años, era integrado por funcionarios, por sus hijos y por los alumnos. Cuando los ponía en escena a todos eran más o menos unos 60 artistas de variadas edades. Los niños empezaban desde los cuatro años y ahora son hasta padres de familia. Es un legado. Luego formé un grupo aquí que se llamó Fantasía Cafetera y lo dejé cuando me fui a vivir a Estados Unidos. Estuve doce años en Houston. Allá conformé una compañía de danzas que se llama Company Dance Coffe, aún está funcionando y de manera on line los corrijo y los dirijo. Ellos trabajan sobre lo que yo dejé. Eran personas que querían algún día bailar y se les cumplió el sueño conmigo. Allí tenía 3 grupos: Cafecito, que era desde los 4 a los 13 años. Café, que era de los 15 a los 50 años, y los de casados, que era Café Gourmet. 

¿Qué tipo de música bailaban estos grupos que ha dirigido? 

Siempre he manejado la danza latinoamericana, pero allá en Estados Unidos fue más hispanoamericana, porque con ellos tenía posibilidades más grandes de mostrar y de reunirme con muchos países, entonces siempre que se celebraban actividades para la comunidad hispana y podíamos, estábamos. Además, nos presentamos para mucha comunidad americana y ellos quedaron con una idea muy hermosa de Colombia, diferente, porque de danzas y música folclórica conocen las de México.  

Recomendado: La navidad es un duelo para muchos

¿De dónde nació su gusto por la danza?  

Mi mamá dice que bailó hasta el último mes que me tenía en su estomago, hasta que dio a luz prácticamente, pues el día anterior estaba bailando. Ella era de Montenegro y bailaba en el Club Quindío. Mi mamá, María Alba Pulgarín, fue muy artista, también le gustaba pintar y cantar. Mi abuelo era un bailarín de tango. Eso no se hace, se nace. 

¿Qué siente usted por el arte de bailar? 

Para mí la danza es vida, todas las artes lo son, así como son expresiones de sentimientos, es una forma de vida, pero es diferente a la normal, siempre lo he dicho: los artistas somos muy distintos porque manejamos un grado de sensibilidad muy alto. Entonces nosotros vivimos soñando, porque estamos con la danza, la música, la pintura, yo también hago todo eso, pero mi pasión es la danza.  

Recomendado: El artista que se inspira en el pasado

Ganó un reconocimiento muy especial mientras estuvo en Estados Unidos, ¿de qué se trata?

El premio a la Mujer Hispana del Año. 

¿Qué es Quindío Variety Show?

Nos unimos tres actores culturales: Ana Isabel Castaño, que es una hija de un artista que también cantaba muy hermoso, ella desde muy niña tuvo esa inclinación hacia las artes, se fue de Colombia muy joven y se nacionalizó en Inglaterra, cumplió 35 años allá y cuando regresó, hace cinco años, siempre quiso hacer algo cultural en el Quindío y cuando vine, hace un año, nos reunimos, porque bailábamos juntas también de jóvenes, llamamos a Jaidiver Ocampo Salcedo, que es el director de la corporación Frutos Rojos, de danzas en Calarcá, tienen una puesta en escena muy bonita de folclor colombiano, y juntos hicimos el pasado 20 de noviembre Quindío Variety Show en la casa de la cultura de la ‘Villa del Cacique’. Eso es una recopilación de artistas del departamento. La única persona que no era del Quindío, pero que me representó, fue Valery García, una niña de 16 años oriunda de Houston, pero sus abuelos tienen raíces del Eje Cafetero. Ella comenzó cantando Yo me llamo cumbia, mientras dos parejas salimos a bailar. El show se hace para brindar la oportunidad a las agrupaciones, a las parejas o cantantes que hayan tenido algún reconocimiento a nivel departamental o nacional. Participó el grupo Urban Dance, la pareja de Cristian y Sofía, que ganaron el Bailarín de mi tierra en Calarcá. Lo que hicimos fue una noche de artistas muy buenos y muy variados, por eso se llama Quindío Variety Show. El segundo se está organizando para hacerlo a mediados del año entrante, pero aún no sabemos en dónde, lo importante es que no se vaya a cruzar con Copa América. Fue poderle mostrar al Quindío el talento que tiene de músicos, de danza y de intérpretes. 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net