Al descubierto / OCTUBRE 02 DE 2018 / 2 años antes

Corazón violeta, primera serie de ficción que se graba en el Quindío

Corazón violeta, primera serie de ficción que se graba en el Quindío

Érika Carvajal Marín, comunicadora social, productora ejecutiva de la serie de ficción Corazón violeta.

Érika Carvajal Marín es la productora ejecutiva del programa, que narrará la historia de la poeta Carmelina Soto. 

Érika Carvajal Marín es una comunicadora social con énfasis en lo audiovisual, graduada de la universidad del Quindío. Oriunda de Armenia, después de haber trabajado en Bogotá y Manizales, y vivir en Estados Unidos, regresó al Quindío para rodar la primera serie de ficción de la región, llamada Corazón violeta, que narra la historia de la poeta cuyabra Carmelina Soto.

Tiene un recorrido nacional dirigiendo y produciendo diferentes proyectos audiovisuales, cuéntenos un poco al respecto.

Cuando estaba estudiando comunicación social y periodismo en la universidad del Quindío, me enamoré de la televisión. Gracias al profesor Jorge Eduardo Urrea, quien no solo nos enseñó a hacerla sino a tener pasión por esta labor, que genera a veces mucha tensión, pero también satisfacciones. De ahí en adelante hice algunos trabajos en Bogotá en RCN, con mi práctica hice algunas cositas pequeñas. Pero yo quise volver a la región porque quería hacer televisión desde aquí, que estuviera involucrado el periodismo. 

Estuve trabajando en Telecafé por varios años, donde hice varios proyectos satisfactorios como directora y productora de trabajos especiales, tuve la oportunidad de pasar por todas las facetas del área audiovisual. Por amor, salí del país por un tiempo, cuando regresé, pensé que iba a ser muy difícil recomenzar, pero inicié en una empresa en Manizales, y cuando estuve allí como realizadora y productora, se dio la primera oportunidad de presentar una licitación. Es así como desde 2015 presento licitaciones y propuestas a la Autoridad Nacional de Televisión, a través de Telecafé.

Lea también: Cortometraje quindiano, exaltado en festival de cine internacional

Actualmente se encuentra rodando la primera serie de ficción del Quindío, ¿cómo llegó el producto a su agenda? 

Durante todo este tiempo, antes de Corazón violeta, las propuestas que presentaba eran de series documentales. En esta categoría hicimos temáticas como el turismo, discapacidad, infantil, un producto ambiental con lenguaje para niños y una de edutelevisión el año anterior, que tuvo una gran acogida. Este año, la autoridad nacional, al ver la trayectoria, decidió hacerme la invitación directa, para que lleve una propuesta para serie de ficción, un poco asustada, porque nunca lo había hecho, empecé a pensar en la propuesta.

Reunida con personas que han sido como guías, quise hacerlo sobre la cultura, pero no la misma de siempre, sino aquella que la gente desconoce y queremos exponer, decirle al Eje Cafetero y a Colombia, esto existe y es digno de contar. A partir de allí decidimos crear la historia de Carmelina, pensar en ella y en cómo llevarla a la pantalla.

Cuando las personas piensan en la poeta, la referencian con  una historia de época, pero esto sería muy costoso, entonces  trajimos un director de talla nacional, Árlex Castillo, le contamos y él ya le dio la estructura actualizada al relato. Se llevó la propuesta, la autoridad le dio el sí. Empezamos a buscar el equipo, tres mujeres nos echamos las historias al hombro: Yveen Morales, Ximena Salas y yo. Empezamos el resto del proceso con personas que conozco y que tienen experiencia en la ficción. Llevamos un mes de rodaje.

Recomendado: Dos producciones quindianas, utilizadas en programa de prevención de la Fiscalía

¿Qué porcentaje de quindianos participan de la producción?

Tenemos un 60% del Quindío, no solo en el equipo base, sino en toda la producción. Tenemos también personas que no tienen experiencia y los hemos integrado para que vayan aprendiendo, algo que ha sido muy bonito. 

¿Qué locaciones han utilizado para las grabaciones?

Empezamos en el vivero Jardín del Pórtico, que queda llegando a Circasia, en la universidad del Quindío, en el bar El Yipao de Circasia, la finca El Balso de La Tebaida, en el parque Sucre, en el Uribe, la plaza Bolívar y el teatro de la Cruz Roja.

Vea también: Museo Gráfico y Audiovisual del Quindío está de aniversario

¿Está trabajando en algún otro proyecto?

Hay otro proyecto que se acaba de estrenar, que es Naturaleza humana, en la que hice una asesoría. Estoy pensando en una propuesta para presentar al canal, para un documental. 

¿Cómo ve el proceso del cine en el Quindío? 

Yo diría que vamos a paso lento pero seguro. Con toda esta honda de la inmediatez a través de las redes, los chicos están dando pasos para llegar a hacer cine y televisión a gran escala. Ese proceso de empezar con cortos, ahora que se realiza con celulares, es un aprendizaje. Ellos ven que nosotros, hace más tiempo salimos y estamos mostrando resultados, tienen ejemplos de que sí se puede. La idea es integrarnos a ellos y formar colectivos.


Lily Dayana Restrepo 
LA CRÓNICA



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net