Al descubierto / ENERO 22 DE 2021 / 1 mes antes

De las pasarelas, Marcela Angarita pasó a ser formadora de mamás

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

De las pasarelas, Marcela Angarita pasó a ser formadora de mamás

Marcela Angarita Rodríguez fue la imagen de marcas nacionales e internacionales. Foto : cortesia

Se radicó en Madrid, España, donde lleva 20 años, pero se encuentra de vacaciones en el Quindío, donde vive su padre. A LA CRÓNICA le relató detalles de su pasado y lo que hace ahora. 

Del mundo del espectáculo y de la farándula, pasó —por un llamado especial que sintió al dar a luz a sus hijas— a ser una orientadora en asuntos de crecimiento personal y del manejo adecuado de la crianza de los hijos, con elementos tan relevantes como el lenguaje no violento en su proceso de crecimiento, los beneficios del parto natural y de la lactancia, entre muchos asuntos en los cuales se formó como orientadora. 

La artista es recordada por su papel de Alejandra Valencia en la telenovela Ángel de la guarda mi dulce compañía, y por personajes que protagonizó en otras series. 

En la actualidad es asesora en maternidad consciente, especializada en aprendizaje autónomo, formadora y monitora del módulo denominado libertad y responsabilidad por la pedagogía blanca, conocedora y divulgadora de las inteligencias múltiples, es educadora y

certificada en comunicación no violenta y resolución de conflictos, entre otros estudios. 

¿Qué la llevó a pasar del mundo del arte al de la formación de las madres?

Todo empezó cuando quedé embarazada de mi hija mayor y me dediqué fuertemente a sus cuidados, a todo lo relacionado con la maternidad. Ahí se me creó una revolución interna que me llevó al despertar de conciencia y a darme cuenta de la responsabilidad tan grande que implica ser mamá, porque un ser humano indefenso dependía de mí totalmente. En ese momento fue cuando empecé a estudiar los beneficios del parto natural y de la lactancia materna y me decidí a ir por esa línea para acompañar a mi hija en una crianza menos tradicional. Existen muchas falsas creencias en torno a la maternidad y la gente empezó a darme una serie de consejos que iban en contra de mi biología: que si tenía el bebé antes de los 9 meses me salían estrías, que lo dejara llorar y otro montón de mitos urbanos. Estudié, por ejemplo, cuáles son los beneficios del colecho, que no significa dormir con el recién nacido. A partir de ahí empecé a meterme en todo ese mundo del desarrollo personal, del comportamiento humano y de la maternidad consciente. Con el tiempo mi hija me llevó a cuestionarme sobre la educación tradicional. 

¿Cuál es la importancia de manejar un lenguaje no violento durante la crianza de los niños? 

La palabra tiene el poder de sanar, pero también de herir y de dañar, de separar y producir dolor. Falta mucha educación para expresarnos y para eso aprendí sobre la comunicación no violenta que permite hablar, en primera persona, de lo que me está sucediendo, cómo vivo las cosas, cómo me siento y qué estoy necesitando, para mí fue de gran importancia descubrir eso porque también vengo de una educación y una crianza muy violenta y autoritaria. La mayoría de personas tendemos a repetir los programas de nuestros ancestros sin tomar conciencia, pero yo quería formar a mis hijos de una manera distinta a como lo hicieron conmigo. Deseaba ser más cercana y tener una mejor conexión con ellos. Siempre anhelé tratarlos con respeto, con amor y que sintieran en mí una mamá cálida. Por medio de la comunicación no violenta me pongo en su lugar y aprendo a respetar las diferencias para llegar a acuerdos, tener una intimidad emocional en la que podamos compartir nuestros sentimientos, necesidades y deseos, sin que yo tenga que imponerme con ellos ni viceversa. Se puede llegar a consensos en los que las 2 partes se beneficien. La violencia se da cuando las necesidades primordiales del ser humano no están cubiertas, por ejemplo, una madre se vuelve agresiva cuando no ha descansado lo suficiente. La gente al no contar con una educación que le permita gestionar de manera adecuada sus emociones termina vomitando en los demás todo ese veneno que ha acumulado por mucho tiempo y eso hace mucho daño. 

¿Qué ha disfrutado más, el mundo del espectáculo o el de orientar a las madres?

La etapa del modelaje y de la actuación la viví cuando estaba más joven y me llenaba y la disfrutaba, era una vocación que me salía bastante natural, pero también me di cuenta de esa parte profunda y humana donde veo tanto sufrimiento por falta de comprensión y de entendimiento. Eso me llena mucho porque quiero aportar a que haya menos dolor en el mundo, especialmente en la relación mamá–hijo, porque ahora entiendo que la forma en que me trataron a mí fue por falta de conocimiento y de herramientas. Entonces empecé a comprender cómo funciona el ser humano y su cerebro para saber qué cosas necesitamos. Lo que hago es acompañar a las mamás  que quieran dejar la crianza convencional para que tengan una maternidad más natural, más consciente y más respetuosa con los procesos de los niños. Muchas creen que ser mamá es solo dar órdenes.  

Vea además: Hernando Gómez Buendía, el ilustre pensador quindiano de la realidad nacional

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del Quindío? 

Lo primero es la gente, muy amable, muy querida, muy servicial, cálida y alegre y por otro lado, los paisajes, la vegetación, quiero que mis hijos respiren este ambiente de contacto con la naturaleza. Ellos no han ido a la escuela y se han educado en casa, por lo que es muy importante que viajen para que conozcan otras culturas, otras formas de pensar y de vivir.  

¿Extraña el modelaje? 

Todavía hago cosas en ese campo, pero ahora quiero producir conciencia en las mamás, que somos las que formamos a las nuevas generaciones para que se empoderen y que sean los líderes del mañana. Es más fácil crear a niños sanos y fuertes que sanar a hombres heridos y dañados. 
 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net