Al descubierto / MAYO 12 DE 2020 / 1 año antes

Don Heriberto, referente cultural de La Tebaida

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Don Heriberto, referente cultural de La Tebaida

Heribertro Vargas Sánchez, gestor cultural de La Tebaida.

Ha sido actor, director de teatro, fundador de la Casa de la Cultura, gestor cultural, pero asegura que lo que más lo apasiona es la fotografía. 

Aunque muchos le atribuyen la fundación de la Casa de la Cultura de La Tebaida, él asegura que los gestores fueron otros que lo antecedieron. No estudió, pero ese lugar se convirtió en su universidad, allí aprendió todos los meollos del arte y de la cultura del Edén Tropical del Quindío. Durante 20 años fue su director. Allí se planearon y se materializaron la emisora comunitaria, la banda sinfónica, la biblioteca pública entre otras grandes obras que hoy son un referente de ese municipio. 

Heriberto Vargas Sánchez, de 66 años de edad, también es escritor y en la actualidad adelanta un manucristo que, según él, servirá como memoria, como una fotografía, oficio que más le ha gustado ejercer, para que la juventud conozca de toda esa ardua labor que ha adelantado en su vida de servicio a los demás, para que esos momentos queden detenidos en el papel impreso. Ha sido actor, director de teatro, integrante del Consejo Municipal de Cultura y gestor cultural. LA CRÓNICA dialogó con él. 

Recomendado: La Mona Botero lleva el teatro en la sangre

¿Cuéntenos un poco de su formación acádemica? 

Practicamente me hice en la Casa de la Cultura de La Tebaida, esa fue mi universidad y de paso aproveché para recibir esporádicamente capacitaciones por Cultura en su momento, antes de existir el Ministerio de Cultura, tuve la oportunidad de asistir a encuentros, talleres, tuve una formación mediante el Instituto Colombiano de Cultura con el apoyo de la Unesco. He leído mucho. Me considero un autodidacta. Siempre asumí que la carrera cultural ha sido la universidad no solo para mí, sino para muchos gestores. 

¿Qué anda haciendo por estos días de confinamiento? 

Muy juicioso, recogidito, en cuarentena guardando los protocolos, procurando salir poco, atendiendo todas las prevenciones del caso para evitar de pronto un contagio. 

¿Qué estaba haciendo antes de que decretaran la cuarentena? 

He estado vinculado al Consejo Municipal de Cultura por siempre. Me predisponía precisamente a vincularme con la administración del alcalde Vicente Young en asuntos relacionados con la administración del Teatro Municipal. Estaba por esos días precisamente llenando los documentos para un contrato de prestación de servicios, pero debido a esta catástrofe decidí mejor guardar distancia. 

¿Cómo le surgió esa idea de que La Tebaida tuviera una Casa de la Cultura? 

Valga recordar que concretamente no soy el fundador, me antecedieron otro grupo de personas en el año 1971. Ellos se dieron a la tarea de fundar la Casa de la Cultura en cabeza del poeta tebaidense Miguel Londoño Echeverry, yo estaba por ahí merodeando, era estudiante en esa época. Para el año 1975 me vinculé a las actividades teatrales de una nueva entidad. Al calor de esas labores artísticas, desde el 1 de marzo de 1978 fui nombrado director de la Casa de la Cultura y estuve en ese cargo durante 20 años en los que se fortaleció el teatro. En 1986 se creó la Biblioteca Pública Integrada Miguel Londoño Echeverry, en convenio con la alcaldía. En 1990 se materializó la creación de la Banda Juvenil de Música, que hoy se conoce como Banda Escuela Sinfónica Edén Musical. 

Cuéntenos un poco más de su recorrido en este mundo cultural del Edén Tropical del Quindío...

Ante la necesidad de escenarios culturales el municipio se creó el Teatro Municipal, que se conoce hoy como el teatro Gildardo Tovar Giraldo. Más adelante nació el proyecto de museo que inicialmente se llamó Museo Arqueológico, que se hizo con recursos del departamento mediante un empréstito y esa obra finalmente terminó llamándose Museo del Quindío, toda vez que se redireccionó y se llegó a la conclusión de que tenía que ser ese un lugar histórico. Ahora está en proceso de dotación, pero es otro importante escenario de la cultura local. De 1994 a 1995 surgió la emisora comunitaria Edén Estéreo 91,3 F.M, pero la licencia del Ministerio de las Comunicaciones se logró en 1997. 

¿Cómo cree que ha evolucionado La Tebaida en la cultura? 

Por supuesto que hemos avanzado, pero en estos momentos hay una preocupación precisamente por la crisis que trajo la pandemia. Los recursos se han visto menguados para sostener una nómina de contratos que tienen monitores culturales. No es fácil mantenerlos para continuar, así sea virtualmente con esa formación de actores que hacen parte de la Escuela Municipal de Artes y Oficios. Precisamente me disponía a dialogar con Alex Carvajal, el coordinador de cultura, para hacerle algunas propuestas, como la de hacer una reunión virtual del Consejo Municipal de Cultura para evaluar la situación actual con el fin de ponernos al tanto de cómo está y poderle brindar una asesoría al alcalde. 

De todas esas actividades culturales en las que se ha involucrado, ¿cuál le gusta más y por qué? 

Me apasiona la fotografía, las lecturas y servir a la gente con la poca o mucha experiencia que tengo en el campo de la cultura.  

¿Culturalmente cuál cree que es el valor diferenciador de La Tebaida respecto a los otros municipios quindianos? 

Tradicionalmente La Tebaida se ha destacado en el teatro. De hecho, en ese nivel nuestro municipio ha tenido muchos encuentros, muestras, talleres. Aquí han venido actores y directores de teatro de talla nacional e internacional. Es uno de los baluartes de nuestra cultura, eso es lo que nos diferencia del resto de los municipios. Tenemos maestros como Alexánder Carvajal, su esposa, Juliana, Luz Marina, 'La Mona Botero' y un sinnúmero de jóvenes actores muy representativos. 

¿Cómo fue su experiencia como director de teatro? 

Me dediqué también a la dirección de algunas grupos teatrales en la Casa de la Cultura, que también dirigía. Eso generó los resultados que hoy tenemos en ese campo. De ese tiempo tengo muchas anécdotas y alegrías. 

Recomendado A Bolívar lo dejaron solo:

¿Qué le falta por hacer en su vida? 

Tengo pendiente en primera instancia cuidar de mi mamá, que todavía está viva y se encuentra un poco enferma y estoy muy pendiente de ella. En segundo lugar, tratar de escribir unas memorias de mi labor como gestor cultural en La Tebaida. Quiero que queden para la posteridad de las generaciones futuras. 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net