Al descubierto / FEBRERO 08 DE 2021 / 3 meses antes

Haciendo Pasos, una serie que recorre la historia de las danzas en el Eje Cafetero

Autor : Hector Barrera

Haciendo Pasos, una serie que recorre la historia de las danzas en el Eje Cafetero

Durante el rodaje de la serie Haciendo Pasos se grabaron ensayos de los grupos de danzas protagonistas de las historias.

La producción audiovisual contará el surgimiento de los bailes propios de esta región y todos sus procesos de creación.   



El maestro de la danza James González Mata volvió a recorrer, como lo hizo tantas veces, un pedacito de Colombia, 2 pueblos de cada departamento del Eje Cafetero, para hablar con sus pares, los otros mentores del baile, y conocer cómo se gestaron esos movimientos festivos y folclóricos que hoy son parte de la identidad y de la memoria colectiva de esta región.    

Como producto de ese trasegar, que disfrutó al máximo, surgió la serie documental Haciendo Pasos, que tendrá 6 capítulos, cada uno de 24 minutos, que se podrán apreciar desde hoy por el canal regional Telecafé a partir de las 9 p. m.   

En la realización se destaca un equipo de 12 personas que participaron durante 6 meses, desde la ideación hasta el rodaje. En la producción estuvo Érika Carvajal, en la dirección Sebastián Hoyos, en la dirección de fotografía Carlos Hernández y el diseñador del proyecto fue Jorge Eduardo Urrea Giraldo, quien le contó pormenores de su invención audiovisual a los lectores de LA CRÓNICA.    

¿De dónde partió este nuevo proyecto audiovisual?   

De una convocatoria abierta de Telecafé a mediados del año pasado, lo que indica que tiene el mérito de haber ganado en un proceso de selección, pasó por la evaluación de jurados académicos que hacían parte de prestigiosas universidades y se grabó con recursos de la Comisión de Regulación de Comunicaciones, CRC. Esto se empezó a rodar en octubre y se terminó en diciembre   

¿Con qué propósitos se ideó la nueva serie Haciendo Pasos?   

Esta tiene 2 propósitos, el primero es hacerle un homenaje a un maestro de la danza del Quindío, que es James González Mata, quien tiene un recorrido muy grande en la historia del baile de Colombia, no solo del departamento. Dentro de sus procesos de investigación ha aportado mucho al folclor y a la identidad y dentro de eso está el haberse inventado ‘El baile de los macheteros’, desde la perspectiva dancística a partir de un juego que se llamaba la esgrima con machetes.   

Él es la inspiración de este proyecto, conversando con él en muchas oportunidades me contaba de sus recorridos por Colombia y cómo en ellos iba dialogando con los maestros de la danza y del arte en todo el país y, a partir de ahí, surgían las creaciones. Entonces lo que se propuso fue que James repitiera esos pasos, transitando por los diferentes municipios y que se encontrara con la gente que estaba creando nuevos bailes a partir de la identidad regional para tener una conversación entre pares. Esto es un proyecto que podría ser nacional y que planeamos ampliarlo a otras zonas del país, pero inicialmente se llevó a una escala regional en donde fuimos a buscar en el Eje Cafetero -Caldas, Quindío y Risaralda- cuáles eran los procesos dancísticos que partían de la creación propia de los grupos y que representan la identidad, de esta manera encontramos 6 bailes que cumplían con esas características.   

Recomendado: Las custodias, acercamiento a las mujeres que protegen la soberanía alimentaria

¿Qué hallaron en ese recorrido?   

Que hay bailes autóctonos, por ejemplo, en el Quindío evidentemente está ‘el de los macheteros’, James vuelve y se sienta a hablar con las personas con las que empezó el proceso de creación, cuentan cosas que no conocíamos, como los orígenes de esa danza, cuántas variantes había, cómo fue el surgimiento y las etapas que tuvo. También fue a Quimbaya donde conversó con el creador del ‘Baile de los faroles’ y este le habló del surgimiento, vimos el proceso de preparación, los ensayos y una puesta en escena muy completa de cada una de las danzas. Así mismo, se fue a Aguadas, Caldas, donde está ‘el baile de la iraca’. De allí pasó a Riosucio y encontró un baile autóctono, de los más tradicionales de las danzas de esta región. Luego se fue a Risaralda y vio uno que se llama ‘El polvero’, que partió de una investigación de la Universidad Tecnológica de Pereira, UTP, en la que indagaban cómo era que se producían los bailes de los campesinos en las fondas.  

En esencia lo que hace este programa es rescatar esa identidad y mostrarnos algo que, según nos decían los maestros, no se había hecho antes a ese nivel de profundidad porque siempre nos mostraban los movimientos de esos ritmos, pero nunca nos decían cómo era que se creaban, cuáles eran los procedimientos, en qué consistían esos trabajos con los grupos.   

¿Qué más hay de novedoso en esos bailes que encontró el maestro James González Mata?   

Muchos de estos bailes llegaron al contraste, por ejemplo, el de Riosucio partió de unas interpretaciones musicales de unos señores ya muy adultos. El de Aguadas fue con puros muchachos y el maestro que lo creó decía que lo que estaban inculcando en ellos era la semilla del folclor y de la identidad, eso es muy importante porque nos ayuda a que la memoria y la cultura regional permanezcan, porque no se está quedando en los grandes, sino que comienza también a sembrar en los pequeños para que eso no se pierda. Lo mismo pasó en Risaralda porque allá el trabajo es con universitarios y eso ayuda también a que esa semilla se esparza entre la gente joven. Como es un programa para Telecafé se cumplió con hacer un recorrido por los 3 departamentos.  



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net