Al descubierto / SEPTIEMBRE 26 DE 2020 / 1 mes antes

Los cuentos de Jerónimo García que poco se conocen en Quindío

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Los cuentos de Jerónimo García que poco se conocen en Quindío

Corazón de araña negra fue el primer libro de 11 cuentos de Jerónimo García Riaño y se publicó en 2017.

Trabaja con Idartes orientando un taller de creación literaria en Bogotá. 

Nació en Bogotá, pero se crió y vivió hasta los 25 años en el barrio Los Álamos de Armenia. De las vivencias que acumuló en esa zona de la ciudad creó la novela titulada El día de los dos goles. Cuando tenía 8 años de edad, Jerónimo García Riaño empezó a escribir cuentos en hojas de papel. 

Lo hizo sin pretensiones y sin imaginar que años después se convertiría en un reconocido escritor a nivel nacional e internacional, aunque extrañamente en Quindío es poco conocido. Al llegar a la mayoría de edad, cuando su padre le mostró los textos de él que había guardado por años, como un tesoro, decidió retomar esa pasión.  

Sus escritos han sido publicados en las secciones culturales de los periódicos El Tiempo y El Espectador; en las revistas Actualidad de Barranquilla, Digital Cronopio, Digital Anelecta Literaria de Argentina y El Comité 1973 de México. Ha sido columnista de la revista Literariedad y del portal noticioso Pulzo.com. Además, fue finalista en los Premios de Literatura Universidad Central, modalidad cuento —2012—, y del Premio Internacional de Microrrelatos Museo de la Palabra —España—. En 2011 fue ganador del Primer Concurso Nacional de Cuento Breve, revista Avatares. Además, en 2018 fue ganador del Premio Nacional de Cuento La Cueva. Este cuentista y novelista, de 42 años de edad, también es ingeniero electrónico. 

¿Cómo un ingeniero electrónico termina escribiendo cuentos y novelas? 

La escritura ha sido un asunto que me acompaña desde niño, mi papá fue un gran lector, entonces encontraba los libros de él en la biblioteca y para mí era una pasión leerlos. En el colegio fui bueno para la física y las matemáticas. Allá uno no tiene tan claro a qué se va a dedicar en la vida, uno simplemente quiere estudiar una carrera para tener de qué vivir. De niño no fui curioso en destapar radios ni cosas de ese tipo para ser ingeniero, no, lo mío era escribir, entonces me decidí por la ingeniería por mi habilidad con la física y las matemáticas, pero no porque existiera una razón profunda. A los 20 años decidí dedicarme a la escritura sin abandonar la ingeniería. Soy profesor en la Javeriana y en el Politécnico Gran Colombiano y los temas que enseño están relacionados con tecnología, no con ingeniería. Esta última me ha servido mucho porque se lo voy a poner en estos términos: una obra de arte cualquiera finalmente es un trabajo de ingeniería porque tiene procesos de planeación, desarrollo y reingeniería, en este caso la reescritura. Así que de alguna manera la ingeniería me ha dado una mano para mi trabajo literario. Hago gráficos en la pared y los pego pensando cómo van a ser mis personajes. 

¿Cómo estructura los cuentos? 

Un cuento me puede patinar en la cabeza hasta 2 años, tratando de establecer qué es lo que quiero contar.  Si veo que hay una idea que puede convertirse en cuento la apunto, luego la dejo dormir unos 6 meses. Si cuando la retomo veo que todavía me funciona, la convierto en cuento, si no la desecho. Al ver que sirve la empiezo a escribir y me voy echando el cuento. Inicialmente siempre tengo el inicio y el final, la mitad siempre me queda faltando. Después hago una especie de escaleta en la que pongo en claro las secuencias de la historia y con esa guía empiezo a escribir. Hay que tener en cuenta que cuando uno escribe pasa como en la vida real, que las cosas van cambiando en el camino. 

¿Cómo surgen los temas que aborda en sus textos? 

Las fuentes de los temas son variadas. Por ejemplo, el cine me ha dado muchos insumos para escribir cuentos. También hay amigos que me cuentan historias y les pido me las compartan o surgen de elementos de la vida personal. Habitación 504 fue un cuento que escribí en 2007, un año después de haber estado hospitalizado en Armenia y fue como un homenaje a eso que había vivido. Del 28 de diciembre de 2006 al 6 de enero estuve allí y pasé el 31 de diciembre en el centro médico. Mi compañero de cuarto era un señor de edad que me ayudaba mucho porque no podía moverme de la cama. Él me contaba lo que pasaba en las demás habitaciones y se llamaba Don Miguel y lo menciono en ese cuento. Soy una persona muy gregaria y en Armenia las festividades de Año Nuevo siempre han sido muy alegres y estar encerrado un 31 de diciembre en un hospital me pareció que era un asunto del que había que escribir. En Corazón de araña negra, que es mi primer libro de cuentos, hay unos 3 relatos relacionados con lo que he vivido. 

Vea tambien: Filandia tiene en Esteban Mejía a un héroe del ciclismo

¿En qué se inspiró para escribir su novela El día de los dos goles? 

En experiencias que de niño tuve en Armenia y se la dediqué al barrio Los Álamos, que fue donde crecí y los personajes que describo ahí son los que eran mis amigos de la zona, que por supuesto los ficcioné y los convertí en novela. Decía la escritora Almudena Grandes que si uno cuenta la vida propia no pasa nada, uno se levanta, se baña, se viste, desayuna, se pone a trabajar, ve televisión, entonces a eso hay que ponerle ficción y lo que pasó ahí fue eso. 

¿Qué proyecto tiene próximo a presentar? 

El jueves me enviaron la carátula de mi nueva novela que podría publicarse más o menos en octubre. Se llama La noche de los forasteros y tuvo la fortuna de quedar finalista en el Premio Nacional de Literatura de la Universidad de Antioquia el año pasado y una editorial independiente de Canadá se interesó en ella y estamos trabajando en el diseño. Además, tengo otro libro de cuentos que venía trabajando desde hace un tiempo y lo estoy retomando y verá la luz el otro año o en 2022. He estado publicando algunas cositas para el diario El Tiempo, durante la pandemia salió un cuento que se llama Servicio a domicilio, pero en producción literaria la novela es la más cercana.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net