Al descubierto / JUNIO 16 DE 2015 / 7 años antes

Los secretos del mago Alvertty

Los secretos del mago Alvertty

El mago e ilusionista quindiano Alvertty habló con LA CRÓNICA sobre algunos de los secretos de la magia, pero además ofreció un adelanto de lo que planea será el primer festival nacional de Magia del Eje Cafetero, con el cual pretende rescatar un arte que se ha ido perdiendo con el paso de los años.

Alvertty, ¿la magia existe?

Claro que sí y sobre todo en ustedes, que son el público. Existe desde el momento que nacemos y adoptamos capacidades de hacer cambios. La magia está en ustedes y no en el mago, el mago es simplemente un instrumento para llegar a esa magia, ustedes son los que ven la aparición, la desaparición y el asombro. 

 

¿Qué es la magia?

La magia es la reina de las artes y las cartas son las reinas de la magia. La magia es una transformación entre lo que sueñas y lo que realmente sucede, es una forma de torcer las leyes físicas y naturales. En pocas palabras los magos queremos tomar lo imposible y volverlo posible ante los ojos de quien mira, para que esa persona se pregunte: “¿Cómo lo hizo?”.

 

¿Hay diferencia entre magia y trucos?

Sí, claro, el truco es cuando tú, como público, detectas el proceso de determinado acto, la forma como se ejecuta... Pero la magia, la magia es indetectable, la magia debe sacar expresiones de asombro y sorpresa entre quienes presencian el acto.

 

¿Qué se necesita para ser mago?

Solamente se necesita, digamos, el conocimiento de muchos secretos, porque la magia tiene infinidad de secretos y esa es su esencia, si se descubre el secreto se estropea el asombro y la ilusión. En el secreto está la técnica y la técnica es la base de la magia, el espectador no puede ver la técnica, porque se revelaría el secreto.

 

¿Así que un mago es como una especie de malabarista?

Los malabaristas hacen maravillas, cosas asombrosas, trucos a simple vista que aun así sorprenden por su técnica, por ejemplo, uno puede decir que un futbolista tiene una técnica asombrosa a la hora de controlar el balón y uno ve esa habilidad y se sorprende... Pero el mago no puede mostrar su técnica o, mejor dicho, no puede dejar que descubran su técnica, porque ahí está el secreto y si se descubre el secreto se pierde la magia.

 

Háblenos sobre esa idea del traer al Eje Cafetero el primer festival nacional de Magia. 

Yo nací en Armenia, vivo en Armenia y hace muchos años tengo ese sueño de hacer el primer festival nacional de Magia del Eje Cafetero, invitar a los grandes magos de Colombia y mostrar al público la belleza de los grandes espectáculos de magia que se pueden ver en el país. Estamos tratando de hacer acercamientos con la empresa pública y privada para sacar adelante esta magna actividad, pero es una idea que se encuentra en desarrollo. Es por esto que quiero aprovechar esta oportunidad para convocar a esos empresarios que buscan desarrollar el potencial artístico y de formación de público en el Quindío para que me contacten por medio del teléfono 312 283 33 45 y juntos, traer la ilusión y el asombro a nuestra bella ciudad.

 

¿Tiene algún mago favorito?

Aún me sorprende el gran mago e ilusionista Harry Houdini, que en su época, sin tanta tecnología e inventos, fue pionero en asombrar al público con grandes actos de magia, es más, gracias a él, el mundo occidental pudo conocer en aquel entonces la magia como un acto de gran formato y gran despliegue. David Copperfield también merece mi gran admiración, un gran mago que hizo desaparecer la estatua de la Libertad en un gran acto que alcanzó una fama de escala mundial.

 

¿Qué opinión le merece un ilusionista como Criss Angel? 

De los magos de la televisión, Criss Angel es de los más grandes, por su creatividad, por sus efectos novedosos y porque hace mucha magia con su cuerpo, un hombre muy fuerte que hace cosas asombrosas con la ayuda de la tecnología. Es un mago de las cámaras.

 

¿Un mago puede ser un buen villano?

Muchas de las técnicas de la cartomagia o magia con cartas, salieron de varios jugadores de póker, que con habilidad engañaban a sus contrincantes con toda clase de trucos para siempre ganar. Un mago debe dar ese salto del truco tramposo a la ilusión, es una forma de sorprender por el misterio que evoca la técnica con la que se desaparece, por ejemplo, una carta de la mano.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net