Al descubierto / AGOSTO 13 DE 2021 / 5 meses antes

Un quimbayuno que marchó por sus sueños

Autor : María Alejandra Vergara Gómez

Un quimbayuno que marchó por sus sueños

Jhon Jairo busca fortalecer la marcha atlética en Quimbaya.

Actualmente Quimbaya cuenta con 120 niños que se forman como atletas.

Jhon Jairo García es un deportista quindiano que incursionó en la marcha atlética en 1995, cuando apenas tenía 14 años, y, desde entonces no se ha detenido.

Actualmente es técnico administrativo de Educación Deporte del municipio de Quimbaya, la misma tierra que lo vio nacer, crecer y cosechar éxitos gracias a su disciplina y tenacidad.

Recientemente este administrador de negocios, fue exaltado por el concejo municipal con la imposición de la medalla Poporo Quimbaya.

¿Cuándo dio sus primeros pasos en el deporte?

Desde pequeño me gustaba mucho salir a trotar y a caminar, pero fue en una clase de educación física en la institución de mercadotecnia María Inmaculada, donde el profesor de educación física del colegio, Vicente Eliécer Medina, —que estaba muy orientado por el atletismo—, vio mi desempeño y creyó que yo servía para la marcha atlética, me motivó a hacerlo y empecé a practicar.

Vea también: 
En el frente de batalla contra la Covid-19

En mis inicios hice también salto alto, porque siempre he sido de buena estatura, pero solo fui a un campeonato nacional en salto alto, así que decidí que mi vocación era solo la marcha.

¿Cómo hacía para entrenar en aquella época, siendo solo un adolescente?

Todo era cuestión de disciplina y de amor por lo que hacía, yo entrenaba acá en Quimbaya, en la cancha municipal, que era la cancha de tierra y empezaba a las 2 p. m. pero como salía de estudiar a las 12:45 p. m. tenía que correr a la casa que estaba en el centro, almorzar, cambiarme y regresar.

El profesor estaba pendiente de que sí realizáramos las actividades y luego me pasó al entrenador departamental, Jorge Enrique Beltrán, quien venía al municipio 3 veces a la semana.

Luego, cuando me fui especializando, me tocaba ir a entrenar en la pista atlética en el estadio Centenario, también 3 veces por semana.

¿Qué importancia tuvieron sus padres en su desarrollo como deportista?

Ellos siempre tuvieron un papel fundamental porque cuando uno es pequeño no tiene apoyo estatal y ellos son los que lo respaldan a uno para seguir con el deporte. En mi caso, mi papá tenía una funeraria y cuando terminaba allá se iba a vender unas empanadas que mi mamá le hacía y con eso me ayudaban para los pasajes cuando tenía que ir a entrenar a Armenia.

¿Cuándo empezó a posicionarse como un representante de la marcha atlética?

A final de 1995 ya era campeón nacional de los juegos intercolegiados y ahí empezó todo mi proceso por todas las categorías —menores, juveniles y mayores— donde normalmente quedaba entre los 3 primeros lugares.

En el año 1999 empecé a estudiar Lenguas Modernas en la universidad y continúo mi proceso de entrenamiento, así que voy a mi primer campeonato suramericano en Bogotá, que fue mi primera competencia internacional y obtuve medalla de bronce; luego voy al suramercicano de marcha en Bolivia y también gané medalla de bronce.

Ya empecé a ver el deporte como algo profesional, porque me incluyeron en el programa ‘Deportista apoyado’ de la gobernación del Quindío y también me dan una monitoría para que replique mi conocimiento en Quimbaya.

Recomendado: El quindiano que entrena un equipo de la Juve

Luego representé a la universidad en el suramericano de Brasil y hago la marca para el campeonato del mundo, que se llevó a cabo en Santiago de Chile, donde ocupé el puesto 19 entre 45 países participantes.

En el 2000 voy a los juegos nacionales, con solo 19 años, y obtengo medalla de oro en los 20 kilómetros, siendo juvenil les gano a los mayores; ese año solo fueron 2 medallas de oro para el Quindío, la mía y otra para Clara Juliana Guerrero en la disciplina de bolos.

En el 2005 participé en los juegos bolivarianos, quedé de quinto, competí contra el campeón panamericano, contra el campeón olímpico y contra el campeón del mundo, todos estaban ahí.

¿Por qué dejó de practicar marcha atlética?

Después de mi recorrido deportivo, en el año 2005 tuve una lesión en mi pie izquierdo y empezaron a cambiar mis apoyos, estaba en proceso de recuperación e Indeportes decidió quitarme el respaldo y me dieron la espalda, entonces opto por retirarme.

Más adelante me ofrecieron un trabajo para entrenar, pero el tiempo no me permitía entrenar para ser competitivo, dejo a un lado el deporte y empiezo en otros espacios relacionados con la actividad física.

¿Qué le ha dejado la marcha?

Le debo mucho, gracias a la marcha pude ser profesional, gracias a las medallas a nivel nacional me becaron y pude hacer la carrera en la universidad; además, conocí muchos lugares en Colombia y fuera del país, y me permitió enamorarme cada vez más del deporte.

No estudié algo de deporte, pero hoy desde la parte administrativa puedo decir que mi vida profesional se la debo a la marcha atlética. Trabajé por 5 años en Indeportes y un año en Coldeportes.

¿Qué les diría a los niños que sueñan con ser deportistas?

Si les gusta, si les nace el deporte, si se sienten bien practicándolo, con disciplina y responsabilidad pueden llegar a obtener muchos logros y con eso se pueden abrir muchos caminos. Con el deporte pueden conseguir una beca no solo en el país, sino que cuando uno sale, en muchos países ofrecen becas a deportistas colombianos y por eso muchos migran.

¿Sigue trabajando para abrir espacios a la marcha atlética?

Es lo que he tratado de hacer, que siempre haya monitor de atletismo en Quimbaya y hemos estado buscando espacio para la marcha atlética.

Incluso hemos programado varios eventos de exhibición de marcha atlética en la plaza principal, para sensibilizar a los niños y a la comunidad en general, porque ya no se practica mucho, cuando yo estaba había muchos marchistas en Quimbaya y era reconocido a nivel nacional, uno salía a entrenar en la carretera y la gente le pitaba a uno. Y como la marcha tiene un movimiento particular de cadera, les dicen cosas a los niños, la gente se burla, entonces hacemos campaña de sensibilización mostrando que es una modalidad deportiva.


Temas Relacionados: Atletismo Quindio Medalla

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net