Al descubierto / JULIO 03 DE 2015 / 7 años antes

Vida Plena, más que una ONG, un proyecto de dignidad

Vida Plena, más que una ONG, un proyecto de dignidad

José Ariel Montenegro es el representante legal de la asociación Acción Profesional Vida Plena que en la actualidad trabaja por el bienestar y la atención a la población de adultos mayores del Quindío.

José Ariel Montenegro es gerontólogo y líder de la asociación Acción Profesional Vida Plena que trabaja con grupos de adultos mayores en condición de vulnerabilidad en el Quindío y que por estos días se encuentra cumpliendo 14 años de fundación. Con este proceso busca dignificar la vida de personas que, por su avanzada edad, fueron abandonadas a su suerte o que carecen de la atención necesaria.

José, ¿en qué consiste este proyecto titulado Vida Plena?

Este es un proyecto social que nació hace 14 años con el que  atendemos aquí en Armenia aproximadamente a 400 adultos mayores. Es un proyecto social dividido en dos partes: uno, trabajo con adultos mayores habitantes de calle o en condición de indigencia que son aproximadamente 130, por lo menos los que nosotros tenemos censados; a ellos les ofrecemos un almuerzo todos los sábados en el barrio Granada donde tenemos nuestra sede, allí les damos estos alimentos, les permitimos que se bañen o les ofrecemos medicamentos dependiendo de lo que cada uno necesite, también hacemos brigadas de peluquería y de recreación; y dos, tenemos el grupo de adultos mayores Vida Plena con los que hacemos diferentes actividades, ellos son como el grupo base que vive en sus casas, eso sí, en condiciones vulnerables y que encontraron con nosotros un espacio donde son siempre bienvenidos.

 

¿Cuál es la misión que los ocupa a ustedes, como voluntarios en Vida Plena?

Somos una ONG que contribuye al departamento del Quindío en el fomento y desarrollo de proyectos de atención integral a la población más vulnerable como lo son los adultos mayores de bajos recursos económicos. Tenemos una propuesta para mejorar la calidad de vida de las personas a través de un modelo de trabajo interdisciplinario de profesionales capacitados que permiten su fácil integración con la comunidad.

 

¿Y su visión a futuro?

Queremos para el 2018 ser una organización de carácter social, líder en el departamento que, a través de una solidez organizacional y de talento profesional, logre desarrollar proyectos enfocados a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores del Quindío, todo, justificado en acciones promocionales y preventivas en aspectos como la salud en todos sus campos y en todos los ámbitos incluyendo el social, familiar, de salud y productivo.


¿En Vida Plena cuentan con un respaldo profesional, especializado en la atención de este tipo de población?

Por supuesto. En Vida Plena contamos con una enfermera profesional y algunas otras auxiliares que desempeñan un trabajo muy importante de voluntariado para nosotros; tenemos gerontólogos entre los cuales me incluyo y todo un comité de personas, también voluntarias, que nos permiten sacar adelante todos nuestros procesos sociales con los adultos mayores.

 

¿Qué otro tipo de actividades realizan?

Bueno, hacemos valoración, prevención y promoción gerontológica; brigadas de salud, charlas, conferencias, brindamos apoyo psicológico, efectuamos actividades lúdicas y recreativas, jornadas de donación de medicamentos y ropa; capacitamos en actividades productivas donde se crean productos artesanales de costura u otros materiales, ofrecemos alimentos y gestionamos lo que cada abuelo requiera.

 

¿Tienen en mente llegar a otros municipios?

Claro que sí. La meta es, nuestro sueño, tener en dos años, si quiera, un Vida Plena en cada municipio del departamento, donde podamos buscar la manera, lógicamente a través de otras instituciones, de brindarles a estos adultos mayores una observación gerontológica y demás actividades que realizamos con los abuelitos de aquí de Armenia. Queremos ampliar nuestra cobertura.

 

¿Cuentan con el apoyo para lograrlo?

Nunca hemos tenido apoyos oficiales de alcaldía o gobernación, ha sido un trabajo de voluntariado con mucho esfuerzo, hacemos parte de una red llamada Haciendo el Bien conformada por 10 fundaciones que trabajan unidas en pro de los adultos mayores habitantes de calle, esperamos poder contar con el apoyo de los diferentes sectores de la sociedad, para dignificar la vida de los adultos mayores, muchos de ellos abandonados a la calle o dejados a su suerte en hogares de paso. Ellos pueden seguir siendo útiles a la comunidad, muchos albergan sueños y esperanzas y eso los empuja a mantenerse activos, muchos de los que asisten a Vida Plena se esfuerzan por estar bien y ser de ayuda en cada una de sus casas o empresas familiares, muchos encontraron aquí una razón para seguir luchando y eso ya es bastante satisfactorio para nosotros. Falta mucho, pero estamos en el camino.

 

Por David Stevens Vasco Arbeláez



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net