Al descubierto / OCTUBRE 29 DE 2020 / 1 mes antes

Wilson Andrés Muñoz, campesino de Pijao con beca para estudiar en Costa Rica

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Wilson Andrés Muñoz, campesino de Pijao con beca para estudiar en Costa Rica

Wilson Andrés Muñoz Romero estudiará becado en Costa Rica. Foto : Archivo cortesía

Sueña con retornar a su tierra a compartir todo lo que aprenda. 

Desde muy pequeño, Wilson Andrés Muñoz Romero se ha dedicado a las labores del campo en la finca que administran sus padres en la vereda Los Juanes de Pijao. De lunes a viernes los ayuda en todo el proceso de siembra, abono y mantenimiento de los terrenos en los que producen plátano, café y banano. 

Esa labor la ha hecho de manera empírica, viendo a sus mayores ejecutar esos procesos agrícolas, pero ni él ni ellos han tenido conocimientos técnicos ni científicos de la siembra, del manejo de la tierra, de los productos que son adecuados para el clima frío y de cómo hacer que germinen de la mejor manera. Casi que por inercia han producido para abastecer a la ciudad. 

Este joven, de tan solo 17 años de edad, aprovecha los sábados y domingos para terminar su grado 11 en la institución educativa La Mariela, donde ve clases con 5 estudiantes más. En algún momento el rector de esa institución, viendo su interés en las labores del campo, se enteró de una beca que la Universidad Earth de Costa Rica estaba ofreciendo para cursar la carrera de ciencias agrícolas, entonces lo animó y lo asesoró para postularse. 

Muñoz Romero, que al comienzo de su paso por la escuela se mostraba desinteresado en el estudio, ahora se le veía muy entusiasmado con la idea. Tras superar con éxito unas pruebas virtuales, el pasado 21 de octubre el mencionado centro de estudios lo notificó de la gran noticia: 

“¡Felicitaciones! Me complace informarle que ha sido admitido en la Universidad Earth, donde se preparará para ser un futuro líder para el desarrollo rural sostenible en su país. Ha sido seleccionado entre un gran grupo de candidatos altamente calificados, pero usted se ha destacado por su preparación académica, su determinación, su compromiso con su comunidad, su potencial para convertirse en un líder de cambio y su compromiso con el futuro del planeta que compartimos”, dice un apartado de la carta que le entregaron. 

Toda una gesta para un chico humilde nacido y criado en una apartada vereda del departamento.  

¿Cómo recibió la noticia de haber resultado ganador de la beca? 

En la familia tuvimos una mezcla de emociones encontradas: estuvimos contentos, tristes, asombrados y sorprendidos. 

¿Qué compone la beca que se ganó? 

Debido a que no contaba con los recursos  necesarios para pagar una parte de la beca, conté con la fortuna de que me otorgaran una completa que comprende seguro médico, la matrícula de estudio, la estadía y la alimentación. La carrera dura 4 años, eso es una bendición porque voy a estar con todos los gastos pagos durante ese tiempo. 

¿Cuándo tiene previsto viajar? 

Los primeros días de enero. 

¿Siempre ha sentido gusto por las labores del campo? 

Sí, desde muy pequeño me encariñé con las labores del campo y ahora quiero estudiar ciencias agrícolas porque sé lo duro que es para el campesino sacar sus productos y todo lo que tiene que luchar para eso. 

¿Qué tuvo que hacer para ganarse esa beca? 

Primero tuve que mandar mi información personal y mis notas de los 3 últimos años para que evaluarán si era apto para participar como candidato a ser becado. Luego siguió una autoevaluación para que la universidad supiera cuáles eran mis condiciones sociales y monetarias. Después me hicieron un examen virtual. 

¿Cuántas personas se postularon? 

Según me dijeron en la oficina de admisiones, eran 1.500 y seleccionaron 43. Era un cuestionario bastante largo que se dividía en 3 áreas principales: comprensión lectora, matemáticas y ortografía.

¿Qué sueños tiene para su vida una vez logre terminar esa carrera? 

Quiero traer todos esos conocimientos a mi municipio y al departamento para compartirlos con todas esas personas que los necesiten y que no tengan forma de acceder a ellos. 

¿Cómo se siente para enfrentar el hecho de que va a tener que vivir solo y lejos de su familia, de su entorno? 

Tengo algo de miedo, como todo ser humano que empieza algo nuevo, pero estoy afrontándolo de la mejor manera para poder asimilar la situación, ya que es de gran beneficio para mí y para mi familia. 

Vea también: Miguel Fernando Caro, un poeta que escribe y enseña con una ‘loca’ pasión

¿Cómo cree que le ha ido en lo que ha estudiado hasta ahora? 

Antes no me interesaba mucho estudiar, pero a medida que fui creciendo me fui dando cuenta de la importancia del conocimiento y me fue empezando a agradar y me empecé a esforzar un poco más. 

¿En qué materia le va mejor y en cuál no tanto? 

Creo que me va mejor en las matemáticas, tengo buena lógica y reflexión para entenderlas y en la que se me dificulta el aprendizaje es en lengua extranjera. 

¿Algún mensaje o recomendación que le quiera dar a los jóvenes? 

Primero que todo quiero agradecer a todas las personas que me apoyaron en todo el proceso de admisión como lo fue el rector de la institución La Mariela, a mis maestros, a Leonardo Alonso, que fue quien me ayudó mucho y es un quindiano radicado en México que se comunicó conmigo para ayudarme a cumplir este sueño y a todas esas personas que me apoyaron económica y moralmente para poder hacer todos los papeleos entre Colombia y Costa Rica. 

A los jóvenes les digo que se esfuercen, que piensen muy bien qué es lo que quieren hacer y que miren quién los puede ayudar a futuro en la consecución de ese objetivo, que todo con paciencia y ayuda de los que saben se puede lograr. 
 


Temas Relacionados: Pijao

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net