Ciencia y Tecnologí­a / SEPTIEMBRE 27 DE 2020 / 1 mes antes

A la Onu, con 75 años, la desnudó la COVID-19

Autor : Diego Arias Serna

A la Onu, con 75 años, la desnudó la COVID-19

Las calles de nuestras ciudades se llenan de desplazados, en un país que dista mucho del que pretendió mostrar el presidente de Colombia en la asamblea general de la Onu.

“La pandemia es una crisis en sí misma que tiene lugar en un contexto de altas tensiones geopolíticas y otras amenazas globales de formas impredecibles y peligrosas”: António Guterres.

Rememorando un poco la historia, hay que decir que el 1 de enero de 1942 se usó por primera vez el nombre de Naciones Unidas por el presidente de los EE. UU., Franklin Delano Roosevelt —1882-1945—, cuando representantes de 26 países aprobaron la ‘Declaración de las Naciones Unidas’. Sus respectivos gobiernos se comprometieron a continuar luchando juntos contra las potencias del eje, conformadas por Alemania, Italia y el imperio japonés.  

Luego, el 24 de octubre de 1945, representantes de 50 naciones se reunieron en San Francisco en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional, con el propósito de redactar la carta que sirviera de faro de navegación a la Onu. Previamente, los delegados de la Unión Soviética, China, Reino Unido y los EE. UU., deliberaron en Dumbarton Oaks, EE. UU., entre agosto y octubre de 1944. 

La organización supranacional conmemoró el 24 de septiembre 7 décadas y media intentando construir un mundo mejor. Ese día, al inaugurar el debate de la asamblea general, el secretario general, António Guterres, expresó: “Quienes construyeron las Naciones Unidas hace 75 años vivieron una pandemia, una depresión global, un genocidio y una guerra mundial. Conocían el costo de la discordia y el valor de la unidad”. 

Los actos conmemorativos, durante la semana que terminó, se iniciaron el día 21 y en su conferencia, Guterres señaló: “Pese a los grandes avances logrados por la humanidad durante las décadas que antepusieron a los horrores de la Segunda Guerra Mundial como tratados de paz, la descolonización o las normas de derechos humanos, aún queda mucho trabajo por hacer en materia de igualdad de género, combate a la pobreza y el cambio climático, entre otras desigualdades”. Además, se deben bajar las tensiones entre EE. UU. con Rusia y China. 

Recomendado: 6 meses de pandemia: una mirada a las cifras

 

Otras catástrofes

Ese día Guterres denunció que se avecina una catástrofe climática, la biodiversidad se derrumba, las armas nucleares entrañan una amenaza, el mal uso de las nuevas tecnologías implica un peligro; y como si lo anterior fuese poco, ahora se evidencian las fragilidades de alcance global que ha expuesto la pandemia del coronavirus. “Solo podemos enfrentarlas juntos. Hoy en día tenemos un superávit de desafíos multilaterales y un déficit de soluciones multilaterales”.

También indicó: “Nadie quiere un gobierno mundial, pero debemos trabajar juntos para mejorar la gobernanza mundial. En un mundo interconectado, necesitamos un multilateralismo en red, en el que la familia de las Naciones Unidas, las instituciones financieras internacionales, las organizaciones regionales, los bloques comerciales y otros actores trabajen juntos de manera más estrecha y eficaz”.

Los jóvenes, así mismo, estuvieron presentes en el evento conmemorativo de los 75 años. En su representación y junto con otros tres delegados que expusieron la visión de la juventud con respecto a la conmemoración y ‘más allá’ de ella, Akosua Adubea Agyepong, nacional de Ghana, inició su intervención con una serie de preguntas para los representantes de los Estados miembros. “¿Han sido todos ustedes fieles a la carta de la Onu? ¿Han defendido los derechos humanos y la justicia en todas las circunstancias? (…) ¿Han dado prioridad al espíritu de multilateralismo consagrado en la carta?”.

Destacó la importancia del multilateralismo como “algo que sus ciudadanos reconocen” y recalcó las complejidades y retos que afrontamos con la pandemia del coronavirus. Además, afirmó que el mundo se ha enfrentado durante siglos “a una pandemia silenciosa de violencia sexual y de género” que afecta al 35 % de las mujeres y niñas del planeta e influye en la desigualdad de género. “Abordar las cuestiones relacionadas con la igualdad de género, comienza por hablar del liderazgo y la representación de la mujer”, señaló la joven de Ghana.

Por otra parte, Liu Zhenmin, secretario general adjunto de la Onu, titular del departamento de asuntos económicos y sociales, en reunión del 22 de julio manifestó: “La pandemia de la COVID-19 ha resaltado cuánta falta hacen el liderazgo, la visión a largo plazo y la colaboración entre todos los gobiernos y otros actores”. Agregó: “Estas crisis afectan desproporcionadamente a los más pobres y vulnerables, siendo las mujeres y los niños quienes llevan la peor parte”, y recalcó: “Igual que una vacuna, urgen soluciones innovadoras en el terreno económico”.

 ‘En Colombia la paz es otra víctima de la pandemia de la COVID-19’. Este era el titular de un informe de la Onu del 16 de julio. Cada día el país despierta con la noticia del asesinato de una persona indígena o afrodescendiente, con una nueva amenaza a defensores de derechos humanos y líderes sociales, y con la violación de niñas y mujeres, denunció una lideresa social al consejo de seguridad de la Onu.

El representante del secretario general en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, presentó recientemente su informe trimestral sobre la situación en el país y destacó que la pandemia se ha convertido en una oportunidad para la violencia contra quienes dejaron las armas en el contexto del acuerdo de paz, y contra quienes defienden los derechos humanos y los derechos de las comunidades devastadas por el conflicto, siendo la amenaza más grave para la construcción de paz en el país. 

Para António Guterres, “las provisiones para capear esta crisis deben diseñarse con la meta de transformar el modelo de desarrollo vigente y reconstruir una economía más igualitaria que impulse el crecimiento y el bienestar de toda su población”. Sin embargo, en el país la desigualdad ha sido aberrante y aumenta con la pandemia; la corrupción es un cáncer, peor que la COVID-19. Y para transformar la economía, las políticas oficiales siguen favoreciendo al que más tiene y no hacen nada ante tanta evasión de impuestos.

Ver también: Daños colaterales de la COVID-19

 

​Iván Duque: discurso polémico en la Onu

A pesar de la visión que tiene la Onu de Colombia, al presidente Iván Duque en su intervención en la reminiscencia de los 75 años de la Onu, no le tembló su voz para afirmar: “La paz real es la decisión social de edificar prosperidad a partir de la verdad, de la solidaridad, del apego a la legalidad y del rechazo contundente a cualquier forma de violencia”. Acaso no es violencia el número de exguerrilleros asesinados, más de 200, así se diga que son asesinados por grupos armados ilegales. ¿No es obligación constitucional de quienes gobiernan defender la vida de todos los colombianos?

¿Será que desconoce el número de defensores de derechos humanos, líderes sociales, aborígenes, de las negritudes, etc. asesinados, para que se presente ante la Onu, como gestor de la paz en Colombia? ¿No ejerce violencia cuando, prácticamente desacata una decisión del poder judicial, defendiendo a quien lo catapultó en la Casa de Nariño, y quien es de dudosa ortografía? 

Señaló también Duque en su intervención: “Colombia es el hogar de la mitad de los páramos del mundo, y hoy los invito a que nos acompañen en la creación de una estrategia global para la defensa de los páramos, con la que garanticemos la supervivencia de estos ecosistemas y la sostenibilidad de las comunidades que los habitan”. Si así fuese, ¿por qué las poblaciones de esas zonas de páramo tienen que hacer movimientos cívicos para ejercer presión y tratar de impedir la exploración y explotación minera? Está mal tener 2 discursos: uno de cara al exterior y otro en el país que dice gobernar.  


Temas Relacionados: ONU Covid-19 Pandemia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net