Ciencia y Tecnologí­a / OCTUBRE 17 DE 2021 / 1 mes antes

¿A mayor salario más desempleo?, ¡mentira!

Autor : Diego Arias Serna

¿A mayor salario más desempleo?, ¡mentira!

Contrario a lo que sucedía en otras épocas, a quienes buscan empleo actualmente, nada les garantiza que contar con altos niveles de formación, les permitirá acceder a mayores ingresos salariales.

David Card pudo demostrar que aumentar el salario mínimo no conduce necesariamente a un menor número de puestos de trabajo, como lo pregonan a ultranza los defensores del neoliberalismo. 

David Card, Joshua Angrist y Guido Imbens ganaron el Premio Nobel de Economía 2021 por sus análisis del mercado laboral. La mitad del premio fue para Card, por “su contribución a la economía del trabajo”, mientras que la otra la comparten Angrist e Imbens por “sus contribuciones metodológicas al análisis de las relaciones causales”. 

La Real Academia Sueca de las Ciencias, Rasc, dijo que los 3 habían “reformado completamente el trabajo empírico en las ciencias económicas”. El premio, que se reparten los 3, es de 10 millones de coronas suecas, el equivalente aproximadamente a $1,1 millones de dólares. 

La Rasc, también expresó que ellos reciben el reconocimiento “por sus contribuciones empíricas en la economía del trabajo”. Card demostró en los años 90 la utilidad de los experimentos naturales, mientras Angrist e Imbens mostraron la metodología posible para ello. Cuando se anunciaron los nombres de los ganadores del galardón, el lunes pasado, se indicó que los 3 economistas utilizaron experimentos naturales para “responder a importantes preguntas de la sociedad”, por ejemplo, cómo entender la conexión entre las políticas económicas y otros eventos.

Quienes recibieron el Nobel, han proporcionado con sus trabajos e investigaciones “nuevos conocimientos sobre el mercado laboral y han demostrado qué conclusiones sobre causa y efecto pueden extraerse de los experimentos naturales”, explicó, asimismo, la Rasc en nota de prensa. “Su enfoque se ha extendido a otros campos, revolucionado la investigación empírica”, agregó. 

Hay que recordar que en las últimas décadas se han planteado otros aspectos, como la inmigración y la educación, que pueden influir en el salario y el empleo. Los laureados estudiaron estas influencias. 

En eso consistieron los experimentos naturales que buscaban indagar cómo afecta la inmigración a los salarios y el empleo, o qué importancia tiene realmente una educación más larga para los futuros ingresos que percibirá una persona. Preguntas como estas, que son de las ciencias sociales, además, difíciles de responder y tienen que ver con la causa-efecto, fueron formuladas e investigadas por los 3 Nobel. Card, Angrist e Imbens, demostraron que es posible responder a este tipo de cuestiones mediante experimentos naturales.

Los inmigrantes no afectan el salario

David Card es un canadiense que se doctoró por la Universidad de Princeton, EE.UU. y actualmente es profesor de economía en la Universidad de California en Berkeley. Ha dedicado su carrerea investigativa a analizar, a través de experimentos naturales, los efectos en el mercado laboral de los salarios mínimos, la inmigración y la educación. Sus estudios, que inició a principios de 1990, desafiaron el sentido común, dando lugar a nuevos análisis. Por ejemplo, Card demostró, entre otras cosas, que aumentar el salario mínimo no conduce necesariamente a un menor número de puestos de trabajo.

Igualmente, su indagación puso de relieve la alta importancia de los recursos de las escuelas para el futuro éxito de los estudiantes en el mercado laboral, según lo destacó la academia sueca. Santiago Carbó Valverde escribió para el periódico El País de España, el 11 de octubre, el artículo que tituló: La causa y el efecto. Para aportar más claridad sobre los motivos que llevó a la Rasc a otorgar el Nobel de Economía este año, veamos lo que expresó:

“Los estudios siempre han mostrado la relación negativa entre salario mínimo y empleo. Sin embargo, Card retó la visión convencional que apuntaba a una dirección solamente: los salarios mínimos tienen efectos negativos sobre el empleo. Según el recién Nobel, la relación contraria también podía ocurrir: cuando aumenta el desempleo, las empresas pueden estar en condiciones de fijar menores salarios, con lo que aumenta la presión social a favor de aumentar el sueldo mínimo”.

Agregó: “Su estudio experimental empleando datos de Nueva Jersey mostró la ausencia de efectos de la subida del salario mínimo sobre el nivel de empleo. Por otro lado, Card también demostró en otra investigación experimental aplicada a la ciudad de Miami, que la inmigración -que en su estudio provenía de los cubanos que huían del régimen de Castro- no afectaba negativamente a los niveles de ingresos de los trabajadores menos cualificados, desafiando la visión tradicional que la llegada de inmigrantes afecta negativamente a sus salarios”.

Mayor estudio no implica salario alto

Por otra parte, a mediados de la década de 1990, Guido Imbens, que está en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Cambridge y Joshua Angrist, vinculado con la Universidad de Stanford, también en EE.UU., demostraron cómo se pueden extraer conclusiones precisas sobre la causa y el efecto a partir de experimentos naturales. Interpretar esos datos obtenidos en el laboratorio es tarea difícil, por ese logro de los 2 científicos, lo hicieron merecedores al Nobel 2021, compartido con David Card.

Por su parte, los otros 2 premiados, Joshua Angrist y Guido Imbens han contribuido notablemente desde el ámbito metodológico a entender las “causas y efecto” en economía. Sus estudios ayudan a responder bajo qué condiciones un experimento natural puede utilizarse para mostrar los efectos de las decisiones de los individuos. Ellos, por ejemplo, retan la visión tradicional de que, a mayor nivel educativo, mejor salario en el futuro. En muchos casos, ellos demostraron con rigor que no en todos los casos es así y otros factores -ambición personal, capacidad de adaptarse al mercado laboral- pueden influir tanto o más.

En definitiva, “los estudios de Card sobre cuestiones fundamentales para la sociedad y las aportaciones metodológicas de Angrist e Imbens han demostrado que los experimentos naturales son una rica fuente de conocimiento”, ha defendido Peter Fredriksson, presidente del Comité del Premio de Ciencias Económicas -como con rigor se llama el Nobel de Economía-. “Sus investigaciones han mejorado sustancialmente nuestra capacidad para responder a cuestiones causales clave, lo que ha supuesto un gran beneficio para la sociedad”, subrayó Fredriksson, según la nota de prensa de la institución sueca.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net