Ciencia y Tecnologí­a / AGOSTO 16 DE 2020 / 1 año antes

Otra colombiana también investigará Marte

Autor : Diego Arias Serna

Otra colombiana también investigará Marte

“Un mundo desigual no es sostenible. Deberíamos atinar, por el bien de la humanidad, a que por lo menos garanticemos educación y salud digna a todas las personas”: César Ocampo.

Mientras millones de personas en el mundo están atemorizadas por la COVID-19, otras miles en el campo de la salud arriesgan sus vidas ayudando a salvar a los infectados; cientos de científicos indagan cómo se inició la pandemia, de qué manera se controla; los países poderosos y la industria farmacéutica compiten, en vez de colaborar y trabajar en equipo para obtener la vacuna, y otros grupos de investigadores están haciendo avanzar la ciencia indagando secretos de Marte.   

La distancia Tierra-Marte varía entre unos 102 y 59 millones de kilómetros, dependiendo si se mide en el afelio o en el perihelio. Por lo tanto, el tiempo que se tarde en llegar al planeta rojo, depende de la posición de la Tierra en el momento del lanzamiento. Puede ser entre 39 días como mínimo y 289 días como máximo, si se sale en una sonda a una velocidad de 58.000 kilómetros por hora, como sucedió en enero de 2006, con la nave lanzada en la misión New Horizons de la Nasa. ¿Por qué el interés de visitar a Marte?

Por supuesto que no es porque se vayan a encontrar vestigios de la COVID-19. El planeta rojo ha llamado la atención, entre otras cosas, porque los científicos interesados en la vida extraterrestre, creen tener pruebas de que hace más de 3.000 millones de años, Marte tenía condiciones similares a las de la Tierra cuando surgieron los microbios, es decir, ese planeta era más caliente y estaba cubierto de ríos y lagos. 

Por eso se han enviado varias misiones. A finales de julio salió el Rover Perseverance de la Nasa. Además de las tareas que va a cumplir, para Colombia es importante porque la científica Diana Trujillo está vinculada a este proyecto. Es una caleña que como muchos colombianos migraron a EE. UU. buscando el ‘sueño americano’, con una diferencia: ella sí tenía claro qué iba a buscar en ese país. 

Recomendado: Colombiana en la Nasa :“No me dejé encasillar porque nunca vi la casilla”

Limpiando casas se pagó la universidad

Creció con un ingrediente importante que se debe tener en el proceso educativo: pasión por lo que se quiere ser en la vida. Y ella lo tuvo por los viajes espaciales y la exploración del más allá de la Tierra. Después de graduarse en el Colegio Internacional Los Cañaverales —en 2000— sin hablar inglés orientó su brújula rumbo al norte del continente y señalando un punto: la Nasa. Como no era hija de ‘papi y mami’, su sueño no fue fácil. Pasó de limpiar casas a trabajar en proyectos espaciales. Para lograrlo, se pagó la universidad. 

Inicialmente trabajó en la empresa Orbital Science Corporation y en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa, colaborando en misiones como Constellation, para futuros vuelos espaciales humanos a la Luna, y los servicios de transporte orbital comercial, iniciativa privada para reabastecer la Estación Espacial Internacional. Después de esas experiencias, entró a formar parte de programas de la Nasa para enviar robots a Marte.  

  En 2008 se vinculó con el Laboratorio de Propulsión a Chorro —Jet Propulsion Laboratory— anexo a la Nasa, desde donde contribuyó en varias misiones espaciales. Ha sido líder del sistema de muestreo de superficie en la misión Curiosity, siendo responsable de garantizar la manipulación del brazo y hacer el muestreo, más otras actividades de ese rover, que llegó a la superficie de Marte en agosto de 2012. 

El rover Perseverance, que despejó de la base de Cabo Cañaveral, Florida —después de un viaje de 7 meses— se dedicará a recoger microbios, tejidos del suelo y otras muestras para analizar si hay o ha habido vida en ese planeta. La exploración en Marte está bajo la responsabilidad del brazo robótico del vehículo. Todas las actividades de este sistema, así como los instrumentos, están lideradas por Trujillo.

La exploración de Perseverance será un hito científico

Si la misión no tiene problemas, el 18 de febrero de 2021 Perseverance será el quinto rover en haber salido de la Tierra desde 1997, siendo todos ellos propiedad de EE. UU. Sin embargo, China ya empezó la competencia lanzando el primero a Marte recientemente. Se espera que esté llegando en mayo del próximo año, completando así tres rover que simultáneamente estarán en labores de exploración.

Así mismo, Perseverance recogerá una treintena de muestras de rocas en tubos, que una futura misión conjunta de EE. UU. y Europa recuperará y traerá a la Tierra no antes de 2031. Su análisis arrojará evidencias de una vida pasada allí, si es que la hubo, pero no se confirmará antes de la próxima década, según afirmó Thomas Zurbuchen, jefe científico de la Nasa. De confirmarse esa posibilidad de vida extraterrestre, será un hito científico, pero hay que aclarar que será vida muy primitiva, nada que ver con seres inteligentes. 

Por la importancia de la exploración, la científica caleña se declara feliz por la oportunidad de formar parte de un grupo de investigación que puede cambiar la historia de la exploración espacial. 

Será una recompensa para ella, que con esfuerzo y perseverancia, ha logrado ‘salir’ de la Tierra y le robará secretos a Marte. 

Además, Trujillo se convierte en ejemplo para las nuevas generaciones, porque no solo fue su belleza la que le está permitiendo tener logros científicos, sino porque en el colegio brilló por su responsabilidad, dedicación al estudio, inteligencia, y sencillez, elementos con los que la describe uno de sus profesores. Es decir, en la Nasa está reflejando su formación académica tanto en la educación básica como la universitaria.   

Ver también: Armando Espinosa, el geólogo que pone a ‘temblar’ a más de uno con sus afirmaciones

Colombia puede ser un semillero para la Nasa

Diana Trujillo aumenta los nombres que representan al país en la exploración espacial. Con ella hay un buen número de hombres y mujeres que han encontrado un espacio científico tanto en la Nasa como en otros centros de exploración del espacio europeo y asiático, y ahora último, la Agencia Espacial de los Emiratos Árabes Unidos. Como la lista es larga, pido disculpas por quienes no se mencionan, pues citaré dos más.

Adriana Ocampo es una barranquillera que comenzó su formación en las ciencias del espacio cuando estuvo como voluntaria en el Laboratorio de Propulsión a Chorro, siendo aún estudiante de secundaria. Ha trabajado en varios proyectos de la Nasa, tales como Juno, misión a Júpiter, y La New Horizons, misión a Plutón. Es la científica principal responsable de la colaboración de la Nasa con la Agencia Espacial Europea Venus Express y la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón Venus Climate Orbiter. 

Un quindiano, César Ocampo, ha participado en varios proyectos de la Nasa, como la misión LCross, que se encargó de la búsqueda de agua en la Luna. En octubre de 2009 impactó en el cráter Cabeus del Polo Sur. Es el autor del software Copernicus, que permite diseñar las trayectorias dentro del Sistema Solar. Además, la Universidad Nacional de Colombia está comprometida en un programa que prepara a estudiantes para la exploración espacial, en particular la investigación en Marte. 

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net