l

Ciencia / DICIEMBRE 03 DE 2023 / 5 meses antes

COP 28: ¿otra reunión más? (primera parte)

Autor : Diego Arias Serna

COP 28: ¿otra reunión más? (primera parte)

El Papa Francisco es consciente de que las principales víctimas de los devastadores efectos del cambio climático, son los adultos mayores y los niños de zonas marginadas.

“Los niveles de gases de efecto invernadero son récord. Las temperaturas globales son récord. El aumento del nivel del mar es récord”: Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial.

La vigesimoctava sesión de la Conferencia de las Partes, la COP 28, se realiza en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), país asiático que desde el 30 de noviembre al 12 de diciembre de este año alberga a unos 52.000 participantes, incluyendo 140 jefes de estado y de gobierno, además de unos 4.000 periodistas y 90.132 observadores. Por su infraestructura, el evento se lleva a cabo en Dubai Expo City. 

El encuentro está siendo presidido por un magnate del petróleo, el Sultán Al Jaber, quien es jefe de la petrolera estatal emiratí, lo cual genera suspicacias. Ese ambiente desfavorable, Jaber lo minimiza con afirmaciones como: “hago un llamamiento a todas las industrias a modernizarse e ir hacia las 0 emisiones”. Asimismo, expresó en la inauguración: “emplazo a todos a empezar la COP pensando de forma diferente”. 

Además, aseguró en la plenaria de apertura que el objetivo de esta cumbre es realizar “avances sin precedentes”, en unas negociaciones que deben implicar compromisos por parte de todos los sectores, sin dejar ningún aspecto, tampoco los combustibles fósiles. En esta cumbre no participa el presidente Joe Biden, y lo reemplazará la vicepresidente Kamala Harris.  Ausencia que está siendo criticada porque EE.UU. es el país que más contamina, junto con la China. 

Jaber está muy optimista y en la inauguración manifestó: “Sabemos como vosotros la gravedad de este momento, sentimos también la urgencia de este trabajo y que el mundo se encuentra en una encrucijada”. Ha señalado que el Global Stocktacke - primer balance global sobre la acción climática desde el Acuerdo de París que se conocerá durante la cumbre - mostrará que no vamos en la senda correcta, lo cual “nos lleva a tomar nuevas decisiones, a encontrar un nuevo camino ahora”. 

Lo cierto es que van muchas cumbres y el desastre climático va en ascenso. Por eso son muchos los actores que se hacen sentir frente a lo que le pasa al planeta. Por ejemplo, el Papa Francisco recientemente publicó el libro: “Laudate Deum” (Alaba a Dios), y no es que pida rezar. Precisamente alerta acerca del desastre ambiental y critica las cumbres climáticas que no han dado un saldo favorable. 

En este artículo dominical se mencionarán apartes de dicho texto. También, desde el Amazonas, Txai Suruí una activista de 26 años que lucha por la tierra, el medio ambiente y los derechos de los pueblos indígenas, denuncia que en la COP 28 están presentes representantes de compañías petroleas, supuestamente, para incidir en las decisiones. 

Ver también: Colombia acude a la COP28 con el fin de detener la expansión de los combustibles fósiles

2023 ha batido récords amenazantes

Este documento de dos entregas dominicales presentará aspectos de la cumbre y asuntos relacionados con el cambio climático, “jugando a dos bandas”: con la COP 28, y afirmaciones del Papa Francisco. La página web de la ONU presenta el panorama sobre el cambio climático y esto señala: “Esta cumbre de Dubái intentará dar soluciones concretas a una problemática decisiva actual. Un informe de la Organización Meteorológica Mundial alerta que los niveles de dióxido de carbono son un 50% más altos que en la era preindustrial”. 

También indica: “la conferencia actual viene precedida del último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), un órgano dependiente de la ONU, que señala que el 2023 ha batido récords acompañado de condiciones meteorológicas extremas que han dejado un rastro de devastación y desesperación. Este informe alerta que 2023 será el año más cálido jamás registrado con, aproximadamente, 1,40 oC por encima de la media preindustrial, el periodo comprendido entre 1850 y 1900”.

 “Estos son más que simples estadísticas. No podemos volver al clima del siglo XX, pero debemos actuar ahora para limitar los riesgos de un clima cada vez más inhóspito en este siglo y en los próximos”, advirtió el secretario general de la OMM, Petteri Taalas. “Los niveles de gases de efecto invernadero son récord. Las temperaturas globales son récord. El aumento del nivel del mar es récord. El hielo marino de la Antártida está en su nivel más bajo. Es una cacofonía ensordecedora de discos rayados”, concluyó Taalas”. 

El informe también aclara que los niveles de dióxido de carbono son un 50% más altos que en la era preindustrial. Además, el nivel del mar aumentó el doble entre 2013 y 2022 que entre 1993 y 2002, según la OMM. Pasando al libro Laudate Deum, hay que decir que fue editado el 4 de octubre 2023, día de la fiesta de Francisco de Asís, patrono de la ecología. A modo de preámbulo, entre otras cosas expresa - aludiendo a la Conferencia de los Obispos Católicos de EE. UU. - “el cambio climático es uno de los principales desafíos a los que se enfrentan la sociedad y la comunidad mundial”. 

La crisis climática global

Luego reseña el Papa: “Y para expresar de modo contundente que ya no se trata de una cuestión secundaria o ideológica sino de un drama que nos daña a todos, los obispos africanos afirmaron que el cambio climático pone de manifiesto “un impactante ejemplo de pecado estructural”, que fue expuesto en octubre 2019 en la Asamblea Especial del Sínodo para la Región Panamazónica. 

Además, manifiesta: “la reflexión y la información que podemos recoger de estos últimos ocho años, nos permite precisar y completar lo que podíamos afirmar tiempo atrás. Por esta razón, y porque la situación se vuelve más imperiosa todavía, he querido compartir con ustedes estas páginas”. La primera parte se inicia con el subtítulo: la crisis climática global.

Allí expresa: “por más que se pretenda negar, o relativizar, los signos del cambio climático están ahí, cada vez más patentes. Nadie puede ignora que en los últimos años hemos sido testigos de fenómenos extremos, periodos frecuentes de calor inusual, sequías y otros quejidos de la tierra que son algunas expresiones palpables de una enfermedad silenciosa que nos afecta a todos. Es verdad que no cabe atribuir de modo habitual cada catástrofe concreta al cambio climático”.

Enfatiza igualmente: “sin embargo, si es verificable que determinados cambios en el clima provocados por la humanidad aumentan notablemente la probabilidad de fenómenos extremos cada vez más frecuentes e intensos. Por eso sabemos que cada vez que aumente la temperatura en 0,5 (oC), aumentarán también la intensidad y la frecuencia de grandes lluvias y aluviones en algunas zonas, sequías severas en otras, calores extremos en ciertas regiones y regiones grandes nevadas en otras, (IPCC). Si hasta ahora podíamos tener olas de calor algunas veces al año, ¿qué pasaría con un aumento de la temperatura global de 1,5 oC?”. El Papa Francisco, por motivos de salud no estará en esta COP 28. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net