l

Ciencia / ABRIL 28 DE 2024 / 1 mes antes

Toxoplasmosis: la enfermedad de gatos que investigan científicos

Autor : Jorge Andrés López Vásquez

Toxoplasmosis: la enfermedad de gatos que investigan científicos

En los humanos, al igual que sucede con los gatos, no es fácil identificar el contagio, ya que los síntomas son similares a los de la gripa.

La toxoplasmosis es una enfermedad ocasionada por el protozoo Toxoplasma gondii,​ un parásito que vive dentro de las células. Se puede transmitir de diversas maneras, incluyendo la ingestión de carne y pescado crudos, fruta o verdura mal lavada, o de leche sin pasteurizar. Además, si usted tiene contacto con gatos debe prestarle especial atención, ya que, si sus mascotas tienen acceso al exterior, pueden contagiarse más fácilmente. El asunto es así: los gatos salen y juegan a cazar pájaros, roedores y similares, por lo que pueden terminar contaminándose por vía oral, si el animal cazado está infectado, aunque no se lo coman. También puede pasar si usted entra en contacto con excrementos infectados.

Lea: Se abren nuevas rutas para el tratamiento del Alzheimer y el Huntington

Pero no se alarme, la toxoplasmosis no supone ningún riesgo para sus gatos, a menos que padezcan problemas inmunitarios. Además, la infección activa se produce solo la primera vez que un animal es parasitado, ya que el organismo genera anticuerpos que lo vuelven inmune a futuras infecciones. Un felino que padece toxoplasmosis se convierte en huésped de un parásito durante dos o tres semanas. Esta enfermedad puede causar infecciones leves y asintomáticas, pero también algunas potencialmente mortales, especialmente para los fetos, por lo que hay que tener especial cuidado con las personas embarazadas. La hidrocefalia congénita por toxoplasmosis, por ejemplo, puede causar discapacidad mental o incluso la muerte en los recién nacidos. También puede ser grave cuando afecta a pacientes con VIH sin tratamiento antirretroviral.

En los humanos, al igual que sucede con los gatos, no es fácil identificar el contagio, ya que los síntomas son similares a los de la gripa: malestar general, fatiga, fiebre, escalofríos, sudoración excesiva, dolor de cabeza, dolores musculares, tos e inflamación de los ganglios. Los casos asintomáticos existen, pero no son tan habituales como en los gatos. Si la enfermedad es muy severa puede afectar el funcionamiento de varios órganos, como los pulmones, los ojos o el cerebro, y ocasionar problemas respiratorios, de visión o neurológicos, y aumentar el riesgo de sufrir trastornos mentales como la esquizofrenia.

El Quindío: un departamento que hace investigación de toxoplasmosis

El Quindío ha realizado grandes aportes a la investigación científica de esta y otras enfermedades parasitarias. El grupo de investigación Gepamol (Grupo de Estudio en Parasitología y Micología Molecular de la Universidad del Quindío), liderado por el doctor Jorge Enrique Gómez Marín, director del Centro de Investigaciones Biomédicas de la UQ, ha dedicado buena parte de sus esfuerzos a indagar sobre esta enfermedad. Una investigación liderada por el doctor Gómez, en colaboración con los estudiantes Sebastián Serna, María Antonia Restrepo, Joselyn Alexandra Arredondo, Juan David Fandiño y Luis Felipe Mosquera, será publicada en una edición de la revista International Journal of Medical Students.

En el 2021 comenzaron sus primeras intervenciones. Estudiantes del programa de Medicina desarrollaron jornadas de prevención con mujeres en estado de gestación. Estas jornadas sirvieron para recopilar datos importantes que dieron luces en todo el proceso científico. Para 2023, cinco estudiantes de este grupo de investigación presentaron ponencia en la Conferencia Mundial de Estudiantes de Medicina (WCMSR) de la revista International Journal of Medical Students. Estos avezados estudiantes presentaron un elaborado trabajo titulado ‘Metaanálisis del desempeño diagnóstico del western blot para el diagnóstico temprano de la toxoplasmosis congénita’. Con esta ganaron el premio a la presentación de investigación que más le gustó al público. Los estudiantes y el doctor Gómez revisaron y analizaron todos los trabajos y artículos que han hecho de casos de niños con toxoplasmosis congénita y usaron un método llamado Western Blot, el cual permite comparar los anticuerpos de la madre y del menor para entregar a los pediatras una identificación correcta y temprana de la enfermedad y aportar de esta manera a evitar ceguera o hidrocefalia, después de haber encontrado que en los menores de edad es muy difícil el diagnóstico de la toxoplasmosis congénita, lo que causa un atraso en el tratamiento.

Le puede interesar: El café ayudaría a prevenir intoxicación por metales pesados y cáncer

Los avances de la ciencia a favor de la comunidad

En el 2024, el Quindío no ha presentado afectaciones por hidrocefalia congénita por toxoplasmosis, a pesar de que el promedio anual era de cuatro. Esto no ha sido una casualidad. Las investigaciones y el trabajo de campo de Gepamol ha sido fundamental para conseguirlo. Sus esfuerzos han abarcado, desde la identificación y caracterización de los parásitos presentes en la región hasta la implementación de estrategias de prevención y control, incluyendo campañas de concienciación en las comunidades sobre prácticas de higiene adecuadas y la promoción del acceso a servicios de salud preventiva, además de informar a la comunidad, a través de charlas y talleres, sobre la identificación y la prevención de esta afección.  

El doctor Gómez, quién cuenta con una maestría en medicina tropical, un doctorado en parasitología y un posdoctorado en espectroscopia molecular, explica que “la clave para combatir las enfermedades parasitarias radica en la prevención. Es fundamental educar a la población sobre las medidas que pueden tomar para evitar la transmisión de estos parásitos y buscar atención médica temprana en caso de síntomas”.

Gepamol trabaja en asocio con grupos de investigación de las universidades de Lyon, en Francia; y Chicago, en Estados Unidos, con quienes generaron el primer artículo de este tipo a nivel mundial, el cual será divulgado en la Public Library of Science (PLOS), una editorial sin fines de lucro que publica revistas de acceso abierto sobre ciencia, tecnología y medicina. El trabajo de este grupo de investigación es un ejemplo de que, con un poco de ayuda, desde el Quindío se pueden realizar grandes contribuciones a la ciencia.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net