Cine / ENERO 03 DE 2021 / 1 mes antes

21 grandes películas colombianas del siglo XXI segunda parte

Autor : Carlos W. López R.

21 grandes películas colombianas del siglo XXI segunda parte

 Segunda parte del especial sobre cine nacional.  

Continúa este especial de final de año acerca de lo mejor que en las últimas décadas ha permitido disfrutar la industria cinematográfica colombiana. Como siempre, quizás muchas otras películas se quedaron por fuera, lo importante es aportar el enorme talento disfrutando historias entrañables.  

Leer: 21 grandes películas colombianas del siglo XXI primera parte

Los viajes del viento —2009—: Un viaje por la cultura y el folclor del Caribe colombiano, a través de la mirada de un veterano juglar que, cansado de la soledad, decide devolver su acordeón a su viejo maestro. Sin embargo, su travesía se ve alterada por la compañía de un muchacho que lo admira y quiere seguir sus pasos. Dirigida por Ciro Guerra, la cinta es una preciosa fábula caribeña que bien pudo contarse o cantarse en un vallenato.  

 

 

Los colores de la montaña —2011—:  Tres amigos: Manuel, Julián y ‘Poca Luz’ tienen la misión de rescatar su pelota de fútbol de un campo minado. Historia sencilla capaz de conmover a través de la ingenua mirada de los niños. Las consecuencias del conflicto armado colombiano en el campo desde la vida cotidiana.  

 

 

La sirga —2012—: Un retrato crudo y casi desesperanzador acerca de las víctimas que causó la guerra interna que enfrentó el país por más de medio siglo. A veces no es suficiente huir, el miedo siempre está presente y las cicatrices no se borran. Es mucho más profunda de lo que parece. William Vega escribió y dirigió este drama que recibió varios reconocimientos a nivel internacional.  

 

 

Roa —2013—: Basada en la novela El crimen del siglo, la cinta plantea una hipótesis de por qué Juan Roa Sierra decidió asesinar a Jorge Eliécer Gaitán. Una historia desde el punto de vista del villano para entender desde la ficción un hecho que cambió la historia colombiana.

 

 

Los hongos —2014—: Una cinta que puede despertar amores y odios, pero que jamás va a pasar desapercibida. Resulta una inteligente representación antropológica de lo que es la vida en ciertas comunidades urbanas. Entretenida, con gran tratamiento de personajes.  

 

 

El abrazo de la serpiente —2015—: Primera y única película colombiana en ser nominada a un premio Óscar. Pero más allá de los reflectores, es una historia profunda, atrapante. Vale la pena disfrutarla solo por internarse a la selva amazónica o para disfrutar del hermoso tratamiento fotográfico. 

Le puede interesar: Otras 5 películas de amor no tan convencional

 

 

Siempreviva —2015—: En una gota de rocío cabe el universo entero. Esa puede ser una alegoría para definir lo que logró el director caleño Klych López, con esta película: un puñado de actores, un solo escenario y un plano secuencia. 

En 111 minutos de metraje captó una postal de la miseria que vive la clase media colombiana, y la enmarcó en el holocausto del Palacio de Justicia, ocurrido el 6 de noviembre de 1985. Clase magistral de actuación de Andrés Parra y Enrique Carriazo.  

 

 

La tierra y la sombra —2015—:  En 2015 ganó, entre otros premios, la Cámara de Oro en Cannes como Mejor Ópera Prima. Es un viaje íntimo a la nostalgia. Es una historia simple, contemplativa, sin apuros. De diálogos sencillos y profundos silencios. 

 

 

La mujer del animal —2016—: Dirigida por el maestro Víctor Gaviria es un documento audiovisual que denuncia, sin ambages, el maltrato que tienen que enfrentar muchas mujeres en los barrios más pobres de este país. Desgarradora, dura, muy real.  

 

 

Matar a Jesús —2018—: ¿Se atrevería usted a matar al asesino de su propio padre? ¿Tendría las agallas para aplicar la ley del talión? Es el dilema que plantea la directora Laura Mora en esta trama inspirada en su propia experiencia. Una cinta inteligente que pasó casi desapercibida por la cartelera nacional.  

 

 

Monos —2019—: Estéticamente es hermosa, cada fotograma representa un enorme esfuerzo del diseño de producción por aportar la evolución de la historia, la cual retrata la vida de un grupo de jóvenes que tiene la misión de cuidar a una mujer secuestrada y a una vaca lechera, en medio de un páramo. 

Algo tan aparentemente simple se convierte en una aproximación al lado más indómito del espíritu humano. Para verla, pensarla y disfrutarla.  

 


 


Temas Relacionados: Cine colombiano Colombia

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net