Cine / DICIEMBRE 16 DE 2022 / 1 mes antes

Pepe Cáceres, la historia detrás del mito

Autor : [email protected]

Pepe Cáceres, la historia detrás del mito

Pepe Cáceres es una producción de Resilience Pictures, en asocio con Wideangle Films, y en alianza con 2.35 Digital, Diptongo Media Group y Blond Indian Films. Distribuida por Cine Colombia

El próximo 19 de enero se estrena en Colombia ‘Pepe Cáceres’, la película protagonizada por Sebastián Eslava, hijo del reconocido torero colombiano fallecido cuando tenía 2 años de edad, quien además comparte el rol de director con el cineasta Camilo Molano Parra

La huella de una infancia difícil no impidió que Pepe Cáceres, la primera figura colombiana de la tauromaquia a nivel internacional, enfrentara el miedo y persiguiera su sueño de niño en Honda, hasta las más prestigiosas plazas taurinas en España. El padre, el hombre y el torero en una misma película protagonizada por Sebastián Eslava, el hijo que nunca lo conoció.

La historia de Pepe Cáceres está rodeada del miedo y la muerte. Su motivación más grande fue la obsesión por ser alguien, por ser visto, quizá producto de que en su infancia su padre y su madre lo abandonaron, dejándole un gran vacío emocional y una adicción al dolor. 
 


Considerada la primera figura colombiana en el mundo de la tauromaquia, Cáceres confundió la búsqueda del amor con la del reconocimiento, en una clara necesidad de ser deseado y experimentó un auténtico sentimiento de satisfacción cuando se enfrentaba a los toros, a quienes consideraba sus mejores y únicos amigos. 

La historia de este noble y romántico personaje, desde su infancia en Honda, al lado de su abuela Clementina, hasta sus grandes triunfos en España y Colombia, es recogida en esta película en la que su propio hijo, Sebastián Eslava, presta su piel y su gusto por el toreo para darle vida y de alguna manera acercarse al hombre al que conoció solo a través de los relatos y los archivos que rescató en su investigación.  

“Hace algunos años emprendí un viaje para estudiar actuación, sin dejar de lado el recuerdo de mi padre al que solo pude imaginar a través de las historias que mi madre me contaba. Mientras estaba lejos y sentía la gran ausencia de ese hombre extraordinario al que nunca conocí, decidí empezar una investigación sobre su vida, tal vez siendo ésta la única forma de llenar el vacío que me dejó, reviviéndolo y encarnando sus pasiones y deseos”, cuenta Sebastián.

Lea también: Páramos: el país de las nieblas

Confiesa el actor y director que mientras más se adentró en los secretos de su padre, más sintió la necesidad de convertirse en él, lo que lo llevó a dejar todo y viajar a Sevilla (España) donde incluso pretendió sin éxito, convertirse en torero, lo que lo llevó a entender que debía crear su propio destino. 

“Surgió entonces la idea de hacer una película de la apasionante vida de mi padre, en la que se cuenta la historia de un hombre condenado a ser un ‘Don Nadie’ debido a las circunstancias de su infancia, pero resuelto a transformarla a cualquier costo. Del abandono y del maltrato, supo saltar a la grandeza desde su condición de torero en la plaza y de ser humano en la lucha diaria”, agrega.  

Su gran aliado en esta aventura para contar la historia de un hombre que tuvo el valor de un gladiador que nunca entregó su espada, mezclado con la feminidad de una bailarina, fue el productor Camilo Molano Parra, quien cuenta que fue todo un desafío el rodaje que se adelantó en Bogotá y en Honda, más exactamente en una finca que tiene un gran significado para la película, pues allí jugaba el niño José Humberto Eslava, que se convertiría años después en Pepe Cáceres. 

“Fueron unas locaciones llenas de mística, de una sensación muy poderosa” expresa Camilo quien confiesa que “las partes de España también las rodamos aquí en Colombia, donde convertimos a Bogotá y sus alrededores en Sevilla”.

Molano, cuenta que detrás de la película hay también un gran trabajo de investigación que incluyó a grandes amigos y compañeros de corridas de Pepe Cáceres y la revisión de mucho material periodístico que estaba en manos de la madre de Sebastián, así como de archivos fílmicos como el encontrado durante la postproducción en la Filmoteca Española y que fue incorporado a la película. 

El resultado es una película honesta y cercana que muestra como “con el mismo arte y valor, mi padre afrontó los toros en los ruedos y los desafíos que lo embistieron en el transcurso de su existencia. En esa medida, a veces tocó la gloria y en ocasiones vio cómo un abismo se abría a sus pies. Eso sí, tanto en la cara como en el sello, puso el pecho sin echar pie atrás”, asegura Sebastián.  

“Nuestra intención es contar una historia muy humana, donde el espectador experimente las sensaciones y emociones que el mismo Pepe experimentó. La pasión del torero por encontrar la unión en la danza llena de peligro y armonía es fascinante, por eso queremos que cuando lo estemos viendo en el ruedo no estemos por fuera sino adentro, como si fuéramos Pepe y nos estuviéramos jugando la vida”.

Finalmente, el actor cuenta que tiene una conexión muy profunda con esta historia, entablada a lo largo de más de 10 años de trabajo. “Ha sido un trabajo intenso en donde no solo he descubierto la vida y secretos de mi padre, también ha sido un proceso de autodescubrimiento para mí, he aprendido a verlo como un hombre que logró cosas espectaculares como torero, pero que a nivel emocional siempre vivió una vida llena de dolor y frustraciones”.  
 


Temas Relacionados: Cine Cine colombiano

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net