Ciudad / SEPTIEMBRE 30 DE 2020 / 3 semanas antes

Asilo El Carmen, al borde del cierre porque le deben transferencias de 2019 y 2020  

Autor : Carlos W. López. R.

Asilo El Carmen, al borde del cierre porque le deben transferencias de 2019 y 2020  

75 años de tradición tiene el asilo El Carmen en el municipio de Calarcá.  

La Asociación Quindiana de Centros de Bienestar de Adultos Mayores, Aquiceba, pide a los municipios agilidad a la hora de la entrega de recursos recaudados por concepto de estampillas.

 

 

38 adultos mayores se quedarán sin hogar si el asilo El Carmen —ubicado en el sector del Alto del Río de Calarcá— cierra sus puertas en el mes de octubre debido a la crisis económica que está atravesando, ya que la alcaldía va a completar 2 años sin transferirle un solo peso del dinero recaudado por concepto de la estampilla del Adulto Mayor. 

Según Liliana Maritza Naranjo Arboleda, directora del asilo, la posibilidad del cierre se ha venido estudiando detenidamente, entre ella, el representante legal y la delegada jurídica, ya que por más que han intentado, la alcaldía de Calarcá ha puesto diferentes barreras para poder firmar el convenio que les permita acceder a los recursos.  

“Han sido muchos los inconvenientes frente a la propuesta que se ha presentado, siempre se hacen mesas de trabajo que no terminan en nada. Este año primero nos condicionaron a que si no teníamos visita de secretaría de Salud departamental entonces no había convenio, después de que logramos la visita, enviamos el acta, nos dijeron que debíamos cumplir con todas las recomendaciones que hizo la secretaría. Y así, se hacen más mesas de trabajo, donde surgen más exigencias, hemos tratado de cumplir al máximo, pero a 3 meses de acabarse el año, celebrar un convenio y ejecutarlo lo vemos como difícil, a pesar de que tenemos toda la voluntad, creemos que la administración no la tiene”, expresó la directora tras una rueda de prensa donde la Asociación Quindiana de Centros de Bienestar de Adultos Mayores, Aquiceba, sentó su voz de protesta ante las frecuentes demoras de los municipios en la transferencia de los recursos.  

“No damos más, estamos a la espera de que nos den respuesta de la alcaldía y si no hay una respuesta, empezaremos en el mes de octubre a mirar las redes de apoyo familiar y para que el mismo municipio sea quien responda directamente por los adultos mayores en condición de vulnerabilidad”, explicó.  

El problema, aclaró la directora, no es nuevo, viene de muchos años atrás, sin importar quién esté en la alcaldía, los retrasos son reiterados. “El año pasado el convenio se firmó en el mes de junio, pero para transferirnos los dineros de 2018. Para este año, el recurso que giró el departamento el 8 de mayo, que fueron $18.000.000, ni siquiera están incluidos en el convenio que tenemos ahora en la propuesta”. 

Un solo mes de retraso para cualquier centro de bienestar que dependa de los recursos públicos para prestar sus servicios, representa endeudarse para poder pagar los alimentos, para pagar servicios públicos o para pagar la nómina. “Esto es una infidencia, pero tanto el representante legal del asilo, como yo —la directora— nos hemos endeudado a manera particular para poderles cumplir a los funcionarios, para cancelar algunas necesidades básicas, pero llegamos al punto en el que ya no podemos y es lo que nos lleva a pensar más en el cierre de la institución”. 

Una institución que lleva 75 años trabajando por la tercera edad del municipio, amenazada por la tramitomanía, por las trabas para entregar un recurso que la alcaldía recauda cada vez que alguien firma un contrato o que recibe directamente por transferencias de la gobernación.  

“En un principio —en abril— para presentar la propuesta nos dijeron que era por $155.000.000, pero en junio nos dijeron que era por $113.000.000, todavía estamos esperando la respuesta a un derecho de petición que le enviamos para que expliquen esta diferencia, ya que este recurso pertenece a la vigencia 2019, es decir, ya fue recaudado y es de destinación específica”.  

La mayoría de adultos mayores del asilo pertenecen a la población vulnerable, no tienen red de apoyo familiar y El Carmen se ha convertido en su casa, algunos, incluso, llevan hasta 20 años, pero en una o 2 semanas no van a tener ni cómo alimentarlos, ya que la gestión con la empresa privada les resulta insuficiente. 

 

“Falta información del asilo”, dice la alcaldía 

Laura Estefanía Arenas Arias, secretaria de Servicios Sociales y Salud de Calarcá, señaló que el municipio tiene la obligación de cumplir con la ley de contratación pública y que con el asilo El Carmen se han presentado algunas dificultades a la hora de la presentación de las propuestas.  

“Ellos apenas subsanaron las dificultades —relacionadas con la presentación de la oferta— este martes 29 de septiembre”.  

Por otro lado, Cristian David Pulecio Gómez, secretario administrativo del municipio, aseguró que se le solicitó una información al asilo que, a la fecha, no ha sido enviada en su totalidad. 

“Debido a esa demora se han generado 3 mesas de trabajo donde quedaron unos compromisos, la última mesa se hizo el día lunes donde ellos se comprometieron a completarla en el transcurso de la semana”. 

 Ver: #Cronicharla: ¿Qué le espera a Calarcá?

Señaló que falta el registro en el Sigep —sin estar registrado no puede la alcaldía tener acceso a la hoja de vida de ellos—, que el presupuesto no se encuentra sustentado realmente en estudios del mercado. “Entonces se les pidió que hicieran los ajustes correspondientes y otros temas que se me escapan. Circunstancias que la misma alcaldía ha pedido que se puntualicen para poder finalizar, no es que por capricho de la alcaldía no se haya querido celebrar el convenio, lo que pasa es que se han pedido varios ajustes”. 

Explicó que, una vez entregue la información completa, el trámite tardará un solo día hábil para consolidar el material y proceder a la suscripción de los convenios.  

El funcionario también aseguró que, a la fecha, no tiene conocimiento de una reducción en el presupuesto de la estampilla correspondiente a la vigencia 2019, entre otras razones, dijo, porque en el mes de abril no hacía parte de la actual administración. 

 

Las “dificultades” 

Ante los argumentos de la alcaldía, la directora del asilo refutó: “En el mes de abril pasamos la propuesta con todos los ítems para el funcionamiento y atención, pero hace tan solo un mes nos dijeron que los tapabocas no pueden ir ‘porque son de un costo muy elevado’ —$8.000— y nosotros lo que estamos haciendo es cumpliendo con la norma, sin embargo, lo cambiamos y en la mesa de trabajo del lunes nos reclaman por el tema de la seguridad alimentaria —semillas, guaduas y demás—, es decir, esperaron desde abril hasta septiembre para poder hacer este tipo de solicitudes”, reflexionó. 

 

Calarcá en deuda, Filandia cumplido 

Daniela Quintero Tejada, directora de Adulto Mayor y Discapacidad de la secretaría de Familia de Quindío, aseguró que en procura de que esta situación se solucione, el gobierno departamental ha enviado circulares, oficios y sostenido mesas de trabajo para que los municipios puedan hacer la ejecución de los recursos que la administración seccional les traslada. 

“Sabemos que este no ha sido un año fácil por todos los trámites que hay pendientes. A la fecha hay muchos municipios que ni siquiera han podido armonizar presupuestalmente el plan de desarrollo, pero sí entendemos que es una ejecución prioritaria, en bienestar de los adultos mayores vulnerables y aún más en este momento de la COVID-19”. 

Según la funcionaria, solo el municipio de Calarcá no ha transferido los dineros que la gobernación le trasladó el 8 de mayo, los demás sí están al día.  

En cuanto a la modalidad de Centro Vida, señaló que solo Filandia está al día con el giro, no obstante, esta situación se podría justificar porque debido a la pandemia del coronavirus el funcionamiento de estos últimos centros tuvo que ser suspendido por varios meses.  

 

Trámites para el segundo giro departamental 

Quintero Tejada aclaró que la prioridad del gobierno actual es darle celeridad a las transferencias, la primera de las cuales ya se efectuó y la siguiente se llevará a cabo en las próximas semanas. “Estamos en el trámite para poder girar el superávit, ya que ese recurso no había sido adicionado al presupuesto, por eso en este segundo giro vamos con el recaudo correspondiente al periodo mayo-agosto y ese excedente”.  

Si bien el giro se había proyectado para la semana pasada, aún no se ha podido hacer, pero sí se ha avanzado. “Ya tenemos habilitado el banco, tenemos CDP y ahora pasa a la certificación de Hacienda para la distribución del recurso y finalmente a la secretaría Jurídica, depende de varias dependencias. Estimamos que, ojalá en el transcurso de esta semana, lo podamos estar haciendo, pero no me comprometo porque, repito, depende de varias dependencias”, dijo la directora. 

 Lea también: De la reconstrucción al desgobierno

 

Solidaridad gremial 

Con los demás Centros de Bienestar del Adulto Mayor, CBA, se encuentran al día en cuanto a las transferencias, pero estos son conocedores de cómo la institucionalidad los abandona. En la rueda de prensa de este martes, todos los integrantes de Aquiceba expresaron su solidaridad con El Carmen y pidieron celeridad de parte de las administraciones.  

 

“Es una situación injusta y humillante” 

Julieta Jiménez Cardona, directora de la fundación Anita Gutiérrez de Echeverry, rechazó la displicencia con que la alcaldía de Armenia asume su responsabilidad para atender a los adultos mayores vulnerables. “Aquí solo tenemos 10 adultos mayores subsidiados por la alcaldía, antes teníamos 24, pero nos hemos ido retirando porque en la alcaldía piensan que los abuelos pueden comer cuando se les da la gana, pero a ellos hay que alimentarlos —desayuno, almuerzo, comida, media mañana, algo—, hay que asistirlos, comprarles medicina. Sin embargo, se ve es un desprecio con las personas mayores”. 

 

Administración nueva genera congestión

 Carolina Vélez Correal, representante legal del hogar geriátrico San Vicente de Paúl de Armenia, manifestó que el cambio de administración del municipio ayudó para que las transferencias se demoraran.  

“En total atendemos 23 adultos mayores, de los cuales 12 son subsidiados. Este año ha sido muy difícil el tema de las transferencias de la alcaldía a los CBA. Pienso que cada que hay nueva administración se complica el giro de los recursos a las instituciones, para nosotros como directores es muy complejo poder darles el sostenimiento a los adultos mayores sin los dineros, pedimos al alcalde sentido de solidaridad con nuestros adultos mayores”.  
 

Se requiere eficiencia y eficacia  

Arcesio Ocampo Mejía, director del hogar del anciano El Carmen de Armenia, expresó su preocupación porque los dineros no solo no llegan a tiempo, sino que son insuficientes para la correcta atención de los adultos mayores. 

 “Pedimos a los gobiernos municipal y departamental que revisen cómo ha venido trabajando. Se deben seguir cumpliendo unos requisitos, pero trabajando bajo los principios de eficiencia y eficacia para que los recursos estén y se legalicen prontamente para que la atención sea digna”. 

Recomendado: 7 meses para identificar cuántos habitantes de calle hay en Armenia

Escuche aquí a la secretaria de Salud de Calarcá

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net