Ciudad / JULIO 03 DE 2009 / 12 años antes

Con acción popular ciudadano pide baños en iglesias católicas

Con acción popular ciudadano pide baños en iglesias católicas

Luis Enrique Herrera Peñuela.

Juzgado Primero Civil del Circuito de Armenia admitió la acción popular que busca según el demandante el bienestar de los feligreses cuando asisten a los oficios religiosos.
Mediante una acción popular Luis Enrique Herrera Peñuela, un pensionado de 66 años de edad, exigió a la diócesis de Armenia poner baños en los 75 templos católicos existentes en el Quindío.
En la acción admitida por el juzgado Primero Civil del Circuito de Armenia el demandante argumentó: “…La diócesis de Armenia que comprende la organización de la iglesia cristiano católica en todo el departamento y que sigue los lineamientos de la iglesia de Roma… la componen aproximadamente 75 parroquias, cuyos templos de oración carecen de baterías sanitarias y lavamanos para el uso por parte de quienes profesan esa fe y siguen esa doctrina religiosa…”.

En otro de los apartes del documento precisó: “…Esa gran mayoría de cristianos católicos que acuden a los templos de oración a participar en las celebraciones eucarísticas y en los demás actos propios de la religiosidad católica, no tienen acceso a instalaciones sanitarias adecuadas que les permita satisfacer sus necesidades fisiológicas… Muchos feligreses son niños, adultos mayores, enfermos y discapacitados que estando en oración a veces en largas ceremonias y celebraciones sienten la necesidad que es normal en los seres humanos y al no encontrar un sitio adecuado para satisfacerlas dentro del templo o anexo a él sufren alteraciones en su organismo como continencias urinarias, trastornos de esfínteres, desmayos, entre otras…”.

De igual modo señaló que mientras lo antes dicho ocurre en los centros de culto u oración de otras congregaciones diferentes a la católica “el gobierno les exige que adecuen instalaciones sanitarias con lavamanos para que puedan abrir sus puertas al público”.
Asimismo afirmó que en la mayoría de los templos católicos no cuentan con las rampas de acceso para discapacitados, así como tampoco las instalaciones sanitarias para ellos.
“Lo anterior contraviene lo dispuesto en el artículo 1 de la ley 12 de 1987, concordante con la ley 361 de 1997 reglamentada por el decreto 1538 de 2005 que establece que los edificios públicos y privados, incluyendo iglesias deberán diseñarse y construirse de manera tal que permitan el ingreso y tránsito de personas cuya capacidad motora de orientación esté disminuida por la edad, la incapacidad o la enfermedad”.

Precisó que con la omisión de la diócesis en construir o adecuar las estructuras existentes “estaría infringiendo las derechos colectivos indicados en el artículo 4 de la ley 472 de 1998 relacionados con el goce del espacio público y la utilización y defensa de los bienes de uso público, así como la salubridad pública y el literal que ordena la realización de construcciones, edificaciones y desarrollos urbanos que respeten las disposiciones jurídicas de manera ordenada y dando prevalencia al beneficio de la calidad de vida de los habitantes”.

¿Qué lo motivo?

Luis Enrique Herrera Peñuela, quien afirma ser ‘católico apostólico y romano’ y haber recibido todos los sacramentos indicó que su interés nació “luego de ver como una señora de avanzada edad que estaba delante de mí se orinó mientras oficiaban la misa y pensé que si hubiera un baño en la iglesia la dama habría acudido al servicio para suplir su necesidad”. Argumentó que luego del hecho se dio a la tarea de visitar todos los templos tanto católicos como evangélicos, lo que le permitió identificar que en los católicos no contaban ni con sanitarios ni con accesos para discapacitados, mientras que en las evangélicas halló que desde las más grandes hasta las que funcionan en un garaje contaban con el servicio, así como con accesos adecuados para los discapacitados.

“En la Constitución se establece que todas las personas somos iguales ante la ley y que recibiremos la misma protección y trato de las autoridades gozando de los mismos derechos libertades y oportunidades sin ninguna discriminación, entonces por qué los católicos que asistimos fielmente a misa no podemos contar con este servicio para suplir nuestras necesidades, así como lo pueden hacer las personas que asisten a otros cultos”.
Agregó que su intención es mejorar las condiciones de los feligreses así como de la iglesia misma.

“Nos sometemos a lo que diga la ley”

El diácono Juan Pablo Cabrera Gómez, director de comunicaciones de la diócesis de Armenia indicó que “al parecer una persona que deducimos no es católica entabló una demanda por la ausencia en algunas parroquias de ramplas y baños”.
Agregó que lo que tienen que decir es que como iglesia se someten a lo que la ley establezca mediante el juzgado primero. “De todas maneras es el inicio de un proceso muy largo, a nosotros nos comunicaron sobre la instauración de la acción pero hay que esperar el fallo”.

En lo relacionado con la necesidad de los baños dijo que “tendrían que mirar si es práctico, además que lo estético no contraste con los elementos arquitectónicos y con todo lo que es un templo porque éste no es una bodega. Un templo es donde se va a dar gracias a Dios y a orar”.
Destacó que la posibilidad la deben evaluar con los peritos en arte sacro si es viable, estético y práctico. “Pero nosotros vamos a esperar el fallo, que no es algo que se conocerá mañana y es un proceso de meses o años”.
Reiteró que el que interpuso la demanda no es católico “y desconoce absolutamente todo el peritaje que hay al interior de una diócesis y una iglesia por la misma terminología. Que quede bien claro que al parecer no es un católico”.

Argumentó que “siempre detrás de este tipo de cosas hay un interés económico. En la mayoría de parroquias están estas rampas y lo de los baños no se había planteado. Sin embargo en todas las sacristías hay servicios sanitarios y cuando la gente lo pide prestado no se le niega, entonces no es decir que los templos no cuentan con las sanitarios, porque la sacristía hace parte del templo, además éstos no los podemos colocar debajo de un confesionario o un santo”.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net