Ciudad / JUNIO 12 DE 2021 / 1 mes antes

El ‘vacío’ que rodea al museo Maqui, ubicado en la estación 

Autor : Gustavo Ossa García

El ‘vacío’ que rodea al museo  Maqui, ubicado en la estación 

Los socavones abiertos y la pandemia derivada de la Covid-19 han ocasionado una reducción de visitas al lugar.  Foto : John Holmes Cardona N.

Pide a la administración municipal adelantar soluciones para conservar este bien patrimonio, salpicado por el proceso de valorización.

El Museo de Arte de Armenia y el Quindío, Maqui, se encuentra en una de las bodegas de la antigua estación del tren y es un espacio que hoy lucha por mantenerse. 

María Cristina Mejía, directora del Maqui, señaló que este lugar de la ciudad, con un amplio sentido cultural e histórico, se está dejando en el olvido. Pidió mayor atención de las administraciones y sacar adelante el proyecto detonante que allí se tenía impulsado, del que hoy solo queda un enorme hueco que se llena de maleza y olvido.

Para Mejía, este lugar se rehúsa a desaparecer, a pesar de la baja llegada de turistas y visitantes, entre ellos los niños, quienes llegan a la biblioteca municipal que se encuentra en la bodega del frente, pero optan por no cruzar ante el peligro que representa el hueco. Antes de la pandemia llegaban al lugar unos 20 o 30 visitantes por día. Hoy llegan entre 6 y 7. 

“Hemos dicho a la directora de Corpocultura que se contemple la solicitud de la instalación de un puente mientras se continúa con la obra que se tiene prevista, pues aquí se han reducido las visitas y ante el deterioro y las situaciones que se han presentado, la gente no llega ni a la biblioteca municipal, tampoco al museo, a pesar de tener más de 300 obras que se exponen de manera itinerante”, dijo la gestora.

LA CRÓNICA visitó el sitio y evidenció la espesa maleza en los alrededores. Una lona verde rodea el hueco en la estación. Hoy el lugar luce abandonado y según cuenta la misma directora del museo, allí pernoctan habitantes de calle.  

A escasos metros se encuentra una gran cantidad de sobrantes de construcción que en años anteriores, personal del municipio había llevado ‘temporalmente’. Hoy se encuentran cubiertos por la maleza.

También, en la bodega contigua se encuentran los patios de tránsito, lugar que superó la capacidad y que ahora solo tiene restos de vehículos entre el óxido y la basura, condición que también está afectando el entorno, según los gestores culturales. 

Alternativas

Entre las propuestas que expone la gestora cultural, aparece la construcción de un puente en guadua o pedir ayuda al Ejército Nacional para que preste uno de sus puentes móviles para facilitar el desplazamiento por el complejo de la estación. Esto permitiría reconciliar a los visitantes de la ciudad con este espacio, quienes no han vuelto a visitar ante el temor que representa el cruzar por uno de los sitios con mayor historia de la región.

“Hay bodegas y espacios que pueden ser aprovechados por los colectivos artísticos de la ciudad. El arte tiene un significado y poder reparador enorme, Necesitamos decisiones que puedan dejar en comodato estos lugares para tener centros dedicados a las artes plásticas, el teatro y yo estoy segura de que las organizaciones del ramo estarían de acuerdo con asumir comodatos y sesiones de lugares que hoy están en el olvido, pero podrían ser recuperados con intervenciones artísticas”, dijo María Cristina Mejía. 

Sobre La Estación

La antigua estación del ferrocarril en Armenia es un espacio que cuenta con cerca de 25.000 metros cuadrados. Está compuesto por enormes bodegas y parqueaderos, en un sitio que fue estratégico para la salida y llegada de mercancía y productos agrícolas. 

Explica Mejía, directora del Maqui, que fue comprado por el municipio de Armenia como cuerpo cierto, quiere decir en su totalidad. Armenia tuvo facilidad de adquirirlo ante la deuda que tenía Ferrocarriles Nacionales de Colombia con el municipio. 

Los trabajos detenidos 

En noviembre de 2015, los trabajos que se ejecutaban fueron suspendidos porque el contratista y el municipio de Armenia no cumplieron la resolución 3277 de 2014 del ministerio de Cultura, por medio de la cual se aprobó el Plan Especial de Manejo y Protección, Pemp, de la estación, declarada monumento nacional. Las intervenciones en el edificio sur para la biblioteca municipal, cuya financiación se hizo con $1.500 millones, ni los socavones abiertos en la mitad de la estación para los parqueaderos subterráneos cumplieron con el plan.

 

Recomendado: Piden aumentar presupuesto para la cultura en Armenia




COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net