Ciudad / ENERO 15 DE 2021 / 1 mes antes

Hojas Anchas, un gran paisaje entre la ciudad

Autor : Gustavo Ossa García

Hojas Anchas, un gran paisaje entre la ciudad

La comunidad del sector alentó a propios y extraños a visitar, pero insisten en el respeto y no arrojar basuras en la zona. Foto : John Jolmes Cardona N.

La vereda es un lugar propicio para caminar, pasear en bicicleta y respirar un aire fresco sin alejarse de Armenia.

A escasos 5 minutos  de camino desde el centro de Armenia,  entre una vía angosta, se esconde una vereda de la que poco se habla, pero seguramente muchos en la ciudad conocen como una vía hacía el vecino municipio de Circasia.

Es poco lo que historiadores han logrado recopilar sobre este sitio, caracterizado por conservar algo de verde que ya parece agotarse en el área urbana, convirtiéndose en un exquisito relicto para salir a caminar y tener un contacto con la naturaleza y el deporte.

Para llegar a este sitio se hace tránsito por los barrios Niágara y la urbanización La Gran Bretaña ubicados en el occidente de Armenia, en plena comuna 9; una de las razones por la que vecinos del sector lo describen como el sendero para cambiar la rutina, especialmente en momentos de la actual pandemia donde las recomendaciones de las autoridades apuntan a evitar aglomeraciones. 

Luz Stella Romero, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio Niágara, explicó que este sitio es apreciado no solo por deportistas durante el fin de semana, también por los adultos mayores, quienes salen a caminar y tomar el sol por este sector.

“Tan pronto levantaron algunas de las restricciones, la gente comenzó a salir a caminar a este sector, aprovechando que se respira aire fresco, especialmente los adultos mayores, aprovechando el verde de la zona”, dijo. 

Historia

Jhon Jaramillo Ramírez, miembro de la Academia de Historia del Quindío, señaló que sobre el nombre de la vereda es poco lo que reposa en los archivos, pero señala que seguramente estaba rodeada de palmillas de hojas frondosas lo que llevaría a los primeros pobladores a asignar el nombre a la quebrada del sector.

“También era muy frecuente escuchar en corrillos por el ‘espanto de hojas anchas’, historia con la que asustaban a los niños, pero lo cierto del caso es que nunca se vio  y era poco lo que se comentaba sobre ello, que terminó siendo más bien una fábula”, dijo.

Julián Giraldo, habitante del sector señala que siempre ha vivido en el lugar, sitio que recopila las mejores combinaciones de verde y donde se aprecian varias actividades agrícolas, lo que lleva a los citadinos a llegar a este lugar para refrescarse y apreciar la naturaleza, la cual alberga al pájaro barranquero, especie que tiene asiento en este paraje que se le ha escapado al urbanismo y que ofrece uno de los mejores paisajes de la ‘Ciudad Milagro’

Recomendado: Más de 7.000 árboles requieren intervenciones en Armenia 

“Si bien es cierto que esta zona pertenece a Circasia, es un territorio que está mucho más cerca de Armenia; nos encontramos en una zona con una topografía que permite un clima cálido en el día y fresco en las noches, rodeado de aguas naturales y bastante limpias”, dijo el habitante de la zona.

Agregó que este sitio cuenta con institución educativa y estación de Policía, lo que ha sido clave para conservar la tranquilidad en el lugar y preservar las tradiciones y el respeto en la zona, donde diariamente dan la bienvenida a propios y turistas que aprecian la naturaleza.

“Una de las características es que los pobladores son raizales, gente buena y trabajadora, sin dejar de mencionar que por la riqueza hídrica y pecuaria se puede encontrar leche, plátano, hortalizas  y un lugar apacible para vivir”, dijo.

Este sector se caracteriza por ser un balcón de paisajes y atardeceres, cuentan sus pobladores de la vista que tienen de Peñas Blancas —Calarcá—, Morrogacho —Salento—, la zona norte de Armenia y hasta la vía del Alto de La Línea, lo cual se conjuga con puestas de sol, lo que regala verdaderas postales.

Luz Elena León Valencia, presidenta de la Junta de Acción Comunal, JAC, de la vereda, no escatimó elogios para decir que vive en un paraíso, el cual fue dejado por sus abuelos, legado que ella conserva con la siembra de café orgánico y algunos cultivos frutales, señalando que son más de 600 los habitantes de la vereda que se ha negado a dejar atrás la tradición del campo.

“Yo he pasado aquí toda mi vida. A la gente le gusta mucho venir y observar los animales y las actividades del sector. Aunque se ha reducido notablemente el número de cafetales y plataneras, producto de la destinación de varios predios al turismo, sin embargo, aquí se respira paz y es como vivir en el paraíso”, dijo León Valencia. 

Para hacer deporte 

Mariani Polanía, diariamente hace deporte a bordo de su bicicleta y confiesa que el Quindío goza de buenos espacios para salir a practicar, pero este es uno de los favoritos debido al contacto con la naturaleza y la tranquilidad de la zona; como ella,  cientos de turistas, deportistas y caminantes transitan y aprovechan el poco flujo vehicular. 

Me gusta este punto de Armenia por sus paisajes y lo considero esplendoroso, aquí se goza de buen espacio para el deporte. Yo transito por este lugar desde hace más de 20 años”, dijo.

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net