Ciudad / OCTUBRE 16 DE 2021 / 1 mes antes

La Cejita, sinónimo de inseguridad y rebusque

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

La Cejita, sinónimo de inseguridad y rebusque

La Cejita y sus alrededores fue uno de los puntos de partida para el desarrollo de Armenia.

En la zona se encuentran negocios de compraventa de autos, ferreterías y tiendas.

El sector de La Cejita es una de las conexiones viales más importante que tiene Armenia, ya que es el paso obligatorio para ir de sur a norte y viceversa. Así mismo, es la arteria, que de occidente, puede llevar a oriente por una ruta rápida.

Se conoce como La Cejita el sector comprendido entre las carreras 18 y 19 y las calles 23 y 30, incluidos los puentes vehiculares de la calle 26. Alrededor de los puentes se encuentran distintos negocios  informales y formales que van desde la venta de autos, ferreterías y materiales para la construcción, revuelterías, salones de belleza, repuestos para electrodomésticos, unos cuantos restaurantes, más tiendas y abarrotes, así como un reconocido mercado de las pulgas.

En los últimos años se ha convertido en epicentro de la venta ambulante, muchas personas necesitadas optaron por el rebusque para así obtener algún sustento.

La gran preocupación de los que viven y trabajan en el perímetro es el consumo de sustancias sicoactivas, así como el hurto. El sitio predilecto son los bajos de los puentes, especialmente en horas de la noche cuando hay poca presencia de público y deficiente iluminación.

En el sector se han robado varias tapas de alcantarilla, un problema que ya conocen las autoridades.

Entre todos se cuidan

Según los habitantes del sector, el foco de inseguridad y consumo de sustancias sicoactivas está debajo de los puentes. Sin embargo, en los alrededores los vecinos se han unido para hacer frentes de seguridad. 

“Aquí todos somos muy unidos, no permitimos que personas dedicadas al hurto vengan y afecten la zona. Por lo general, los que se atreven a venir a hacer sus acciones no son de por aquí, entre todos nos colaboramos, si tenemos que actuar por nuestra cuenta lo hacemos”, manifestó a este medio Jaime Cárdenas, quien lleva 20 años con su negocio de cerrajería.

Reconoció que el lugar está ha cobrado un especial auge comercial, es visitado frecuentemente por propios y extraños para adquirir los productos y pedir los servicios disponibles: “Sin duda que ayuda a impulsar el mercado de las pulgas”. 

Así mismo, resaltó que durante el día hay tranquilidad, pero que en horas de la noche la situación es distinta cuando todo está cerrado: “Hacemos respetar la zona donde trabajamos, conocimos que muchos delincuentes vienen de El Popular, pero el lugar donde ellos mantienen más seguido es por el puente”.

Franklin Rodríguez, es un vendedor de herramientas, quien reiteró que acá se encuentran muchos artículos, menos repuestos para automóviles: “Aquí hay mucho ladrón y habitante de calle”. 

Incluso describió cómo es la manera de operar de algunos delincuentes: “He sabido que, por ejemplo, algunos ladrones ven a su víctima vestida de cierta forma, una camiseta bonita o unos tenis finos, ellos llegan y cobran cierto dinero para hacer ello. Al salir al acecho le piden las pertenencias a los afectados o que les den dinero, pareciera como una especie de extorsión”.

También leer: Villa Liliana, un barrio joven que crece rápido

Artículos de segunda

La Cejita es el lugar donde se encuentran artículos de segunda mano, algunos en buenas condiciones, otros requieren un poco de trabajo de recuperación.

Se consigue desde electrodomésticos, juguetes, revistas, música, vestuario para grandes y pequeños, repuestos, entre otros artículos.

Uno de los lugareños que expuso su punto de vista, pero no entregó su nombre a este medio escrito, resaltó que muchos han optado por este tipo de acciones para el rebusque y así atender sus necesidades.

“Yo vendo ropa, algunos llegan y nos regalan sus prendas viejas o nos las dejan a precio rebajado. Aquí muchas personas que no cuentan con mucha plata vienen y adquieren los productos. Como hoy tenemos buena venta, otras jornadas podemos pasar en blanco”, indicó el vendedor.

Con la llegada de personas extranjeras e incluso desplazados de la violencia, el número de este tipo de negocios ambulantes también se elevó. Se encuentran en la palomera del puente de La Cejita, así como en la carrera 19 que lleva de norte a sur de la ciudad. 

De interés: En el barrio Arrayanes piden ayuda para salvar humedal



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net