Ciudad / OCTUBRE 12 DE 2021 / 1 mes antes

Villa Liliana, un barrio joven que crece rápido

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

Villa Liliana, un barrio joven que crece rápido

Villa Liliana es uno de los más jóvenes barrios de la comuna 5, pero que ha crecido urbanísticamente en los últimos años.

La comunidad solicitó a las autoridades la recuperación del parque infantil y la cancha de fútbol, así como la reapertura del puesto de salud Nueva Libertad.

Villa Liliana es uno de los barrios más jóvenes que tiene la comuna 5 de Armenia, pero al tiempo se ha convertido en uno de los que crece más rápidamente en materia habitacional.

Se ha destacado por el espíritu colaborador de sus habitantes, Cuenta con una zona comercial consolidada: tiendas, panaderías, salas de belleza, un templo de los Testigos de Jehová y el centro de salud Nueva Libertad, aunque este último está cerrado.

Por el barrio pasan varias rutas de buses urbanos que se trasladan a distintos puntos de la ciudad: una que lleva hasta el Sena Agropecuario, otra cruza rumbo al Granada y El Modelo, la tradicional que transporta hacia el centro y que pasa por el Inem José Celestino Mutis y Proviteq, más la que conduce hacia Tres Esquinas y Bosques de Pinares, en el sur de la ciudad.

Villa Liliana limita con el barrio Montevideo, además está cerca de otros tradicionales de la comuna 5 como La Unión, 7 de Agosto y El Recreo.

Recuperación de espacios recreativos

La presidente de la junta de acción comunal María Lorena Cortés Torres calificó el barrio como muy bueno, donde se vive en amabilidad, pero que tiene muchas carencias.

Una de ellas es la falta de espacios para el deporte y la recreación, especialmente para niños y adolescentes: “Hemos escuchado constantemente que esta población es el presente y futuro, que para ello hay que brindarles espacios para el sano desarrollo y esparcimiento, pues acá requerimos de ellos”.

El parque infantil tiene los juegos en pésimas condiciones: “Es necesario ofrecer este tipo de alternativas en un barrio, que, en general, es bueno, para el esparcimiento. Antes de la pandemia tuvimos un recorrido con concejales y funcionarios de la administración para que nos ayudaran a la recuperación, pero estamos a la espera, por ahora esto quedó solo en promesas”.

Los mismos vecinos se han encargado de aportar para que el parque sea podado y así no presente un panorama de completo olvido.

Lo mismo pasa con la improvisada cancha de fútbol. Le falta recuperación y sus porterías están obsoletas: “El escenario que requiere el barrio es otro, si queremos que los jóvenes no caigan en fenómenos como el consumo de drogas se deben tener espacios adecuados para la práctica del deporte”.

Incluso desde otros barrios de la comuna 5 se han integrado para que las canchas de la zona sean atendidas y, a veces, se poda el lote donde está la de Villa Liliana: “No es un espacio cómodo para la recreación, pero creemos que un poco de intervención podría cambiar para bien y ser utilizado por los jóvenes”.

De interés: En el barrio Arrayanes piden ayuda para salvar humedal

Conciencia ciudadana

La cordialidad y las ganas de participar y aportar para el beneficio del barrio son las cualidades más llamativas de la mayoría de los habitantes de Villa Liliana.

Sin embargo, algunos vecinos afectaban la tranquilidad de los demás, un hecho que no era bien visto: “Vivió por un tiempo una familia que se sobrepasó con la bulla. No estamos en contra de que lleve a cabo una celebración, pero cuando van varios días con lo mismo, además diciendo improperios, desde luego va a generar incomodidad”, resaltó a este medio escrito Cortés Torres.

Zaire Sarabia es habitante del barrio que, cansada de la indisciplina y poca cultura, recogió hasta firmas para llamar la atención de los malos vecinos: “Incluso las autoridades en varias oportunidades tuvieron que atender esta falta, pero volvían a subirle el volumen al equipo una vez se iban los uniformados”.

Pero la insistencia e incomodidad de la gente obligó a que estos vecinos se fueran: “La tranquilidad se ha recuperado, esperamos que sigamos en esa tónica, que haya celebraciones, pero sin afectar a los demás”.

Además, otra de las peticiones que les han hecho a los habitantes es sacar la basura los días que pasa el carro recolector: “El vehículo pasa martes, jueves y sábado, le pedimos a las personas que tengan un poco de conciencia y sacar los residuos para esa fecha y así evitamos que el barrio tenga un mal aspecto”.

Se necesita el puesto de salud

Cuando llegó la alerta de pandemia en marzo de 2020, el puesto de salud Nueva Libertad dejó de atender y hasta el momento no ha abierto sus puertas para los usuarios de la comuna 5.

Una de las peticiones de la población a la administración municipal es que les habiliten de nuevo el servicio: “A nosotros a veces nos toca bajar hasta Red Salud a ser atendidos, es lamentable cuando tenemos esta estructura sin utilizar”.

Del puesto, antes de su clausura, se beneficiaban los habitantes de Villa Liliana, Montevideo, La Unión e incluso de La Patria y de la comuna 3 como Kioscos y La Adiela.

También leer: En Los Álamos preocupa la inseguridad



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net