Cultura / NOVIEMBRE 10 DE 2017 / 1 mes antes

Niños desplazados aprenden música en Batuta

Niños desplazados aprenden música en Batuta

Antonio Restrepo Marín, coordinador del programa.

Los menores que hacen parte de la fundación fueron escogidos a través de visitas que se hicieron en los colegios o en los sectores donde los niños no cuentan con los recursos para desplazarse.


Desde 2004 los niños de población desplazada tienen un lugar especial en la fundación Batuta, allí les enseñan a interpretar algunos instrumentos musicales y canto.

Antonio José Restrepo Marín, coordinador, asegura que a través de ese espacio “se busca contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de los niños y jóvenes de Colombia mediante la formación musical de excelencia, centrada en la práctica colectiva desde una perspectiva de inclusión social, de derecho y diversidad cultural”.

Hace 22 años la fundación Batuta llegó a Armenia y hoy tiene para trabajar un cupo de 144 niños, entre los que el 70% debe ser de población desplazada.

Vea también: Banda Sinfónica Juvenil de Armenia, una quinceañera con mucho ritmo

 

¿Cómo llegan a Batuta?

De acuerdo con Restrepo, los niños llegan a los salones de clase gracias al trabajo que ellos realizan y que consiste en ir hasta donde están los menores. “Nosotros vamos a los colegios o a los sitios donde encontramos mayor vulnerabilidad como los barrios Génesis, Las Colinas, Cañas Gordas y Simón Bolívar, teniendo en cuenta que haya población desplazada y acogemos a los niños y adolescentes que quieran hacer parte de Batuta y que tengan entre 7 y 17 años”.

Una vez en la fundación los pequeños hacen un proceso de iniciación musical y luego pasan a otro llamado instrumental sinfónico, que a pesar de que hace tres años no funciona, se espera retomarlo en 2018 con una formación sinfónica de violín, violonchelo, contra bajo, viola y algunos instrumentos de viento.

Los niños reciben clases de flauta dulce, soprano alto y tenor, percusión, aprenden a cantar y lo principal es que salen con formación de coro para que tengan una buena iniciación musical.

Vea también: Suenan clarinetes y otros instrumentos en el Quindío

 

Cobertura

El proyecto inició en Armenia en 1995 y hoy se tienen 166 centros musicales que están en todo el país.

Un total de 97 municipios cuentan con la educación alternativa que se ha entrega a través de los centros musicales integrados por 43 mil estudiantes.

En el país se tienen 17 orquestas sinfónicas e innumerables ensambles, de los que el Quindío posee 6 ensambles basados en la música colombiana.


Nathalie Hurtado
LA CRÓNICA



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net