Deportes / JUNIO 16 DE 2009 / 12 años antes

Brasil e Italia vencieron, pero no como esperaban

Brasil e Italia vencieron, pero no como esperaban

Avanza la Copa Confederaciones.
Egipto y Estados Unidos, que irrumpieron sin favoritismo en la Copa Confederaciones, amenazaron el orden establecido y pusieron en cuestión la autoridad de los favoritos del grupo B, Brasil e Italia.
Los dos equipos con más gloria en el fútbol mundial fueron puestos en evidencia por dos rivales plagados de entusiasmo y de ansias de crecer.
La presencia en el terreno de juego de brasileños e italianos, plagados de estrellas, estimuló la puesta en escena de los campeones de África y de América del Norte y Centroamérica.

A Brasil le salvó un penalti en el último minuto (4-3). El reciente fichaje del Real Madrid, Kaká, transformó el lanzamiento que supuso el triunfo cuando la cita estaba abocada al empate.
La ingenuidad de Egipto en defensa tuvo mucho que ver en la victoria del elenco auriverde, que contó con hombres de renombre como Dani Alves, Lucio, Juan, Robinho, Luis Fabiano, Pato y Kaká, entre otros.

La mano cometida por Al Muhammadi fue un respiro para Brasil, que en un minuto dejó escapar una renta de dos goles y se encontró en el tramo final con una igualdad a tres y la aparente imposibilidad de sacar adelante el compromiso.
La escuadra de Dunga comparte el liderato con Italia, a la que iluminó la presencia de Giusseppe Rossi, centrocampista del Villarreal.

El conjunto italiano, dirigido por Marcelo Lippi, sorpresivamente era dominado por Estados Unidos, un rival menor que se encontró en inferioridad numérica desde antes del intermedio por la expulsión de Ricardo Clark, por juego peligroso.
Aún así, el bloque de Bob Bradley fue capaz de adelantarse en el marcador gracias a un penalti transformado por Landom Donovan después de una ingenua acción de Giorgio Chiellini sobre Jozy Altidore.

En plena oscuridad Lippi efectuó un golpe de timón y dio entrada a Ricardo Montolivo y Giusseppe Rossi en lugar de Genmaro Gattuso y Mauro Camoranesi. Le salió bien la maniobra. Sobre todo por la contribución del atacante del Villarreal, que en la primera acción en la que intervino rompió la muralla estadounidense.
El tanto metió a Italia en el partido definitivamente y dio la vuelta al duelo con una diana del centrocampista del Roma Daniele De Rossi.
El campeón del mundo, conformado en su mayoría por jugadores de gran veteranía, tendrá compromisos de mayor complicación en las siguientes jornadas. Se enfrenta a Egipto el jueves mientras Brasil se mide a Estados Unidos. Y completa la ronda contra el equipo de Dunga, el domingo.




COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net