Deportes / ABRIL 23 DE 2020 / 1 año antes

En 1999, Jairo Hernández conquistó el Clásico RCN

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

En 1999, Jairo Hernández conquistó el Clásico RCN

Jairo Hernández entregó la camiseta de campeón al museo del deporte a principios de año.

El pedalista calarqueño fue el gran protagonista de uno de los eventos ciclísticos más importantes de Colombia.

El ciclismo es el deporte emblemático de Colombia, más que el fútbol, que es la disciplina rey del mundo, pues se ha encargado de mostrar la cara amable del país y llenarlo de orgullo.

Sus exponentes, además de conquistar las grandes carreteras del planeta y las máximas alturas, han demostrado que el sacrificio, el carácter y la humildad son virtudes importantes para alcanzar el éxito.

Cómo olvidar el día que Lucho Herrera se coronó campeón de la Vuelta a España en 1987, o cuando, con sangre en su rostro, consiguió el triunfo en una fracción del Tour de Francia.

Cómo olvidar cuando Nairo Quintana se impuso en el Giro de Italia y el certamen ibérico, en 2014 y 2016, respectivamente; cuando Rigoberto Urán ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos Londres 2012; o cuando Egan Bernal fue campeón el año pasado del Tour de Francia y puso a vibrar a todo un país.

Tampoco podemos dejar a un lado las actuaciones de Martín Emilio ‘Cochise’ Rodríguez en el ámbito nacional, así como en el exterior en los años 60 y 70; ni de Santiago Botero, campeón mundial de contrarreloj en 2002.

Un sinnúmero de pedalistas se han encargado de demostrar que la tierra del café es una potencia indudable dentro de la disciplina de la biela y el pedal en el planeta.

Las regiones de Boyacá, Antioquia y Cundinamarca históricamente han dominado las competiciones cuando se habla del suelo nacional y, por supuesto, son departamentos exportadores de los deportistas.

Son pocos los entes territoriales llamados ‘rebeldes’ que han tenido su referente y dado el golpe sobre la mesa para ganar certámenes de reconocimiento. El Quindío no se quedó atrás y tiene su embajador.

Se trata de Jairo Hernández Montoya, quien dejó en alto el mapa del territorio cafetero, cuando en 1999, lejos de todos los pronósticos, se adjudicó el título del Clásico RCN, uno de los eventos de la rueda más importantes en la historia del país.

Fue un momento inolvidable y más cuando se requería de una alegría, porque ese año el departamento sufrió los efectos del terremoto del 25 de enero.

Recomendado: Duque descarta el regreso del fútbol colombiano porque “no hay condiciones”
 

 

El inicio de la gloria

Hoy, Hernández Montoya está dedicado al negocio de la fabricación de muebles, sin embargo, como todos los colombianos y gran parte del mundo, está en cuarentena obligatoria por la emergencia de la COVID-19, a la espera de que se normalice lo más pronto posible la situación, aunque sabe que “esto va para largo”.

Mientras tanto, en casa está tranquilo junto con su familia y atendió a LA CRÓNICA para recordar ese gran momento en su vida.

Dijo que no fue a corto plazo esa victoria, fue el fruto de mucho entrenamiento y obtención de experiencia, tras la participación en variados eventos desde las modalidades menores con paso por las juveniles, la sub-23 hasta alcanzar la élite.

“Yo inicié el proceso con la escuela de formación deportiva de Comfenalco Quindío, viví todas esas etapas de formación para llegar a ser un profesional, acumulé muchos kilómetros. Una de mis metas era ganar el Clásico RCN y la Vuelta a Colombia”.

En el momento de la fiesta deportiva de hace 21 años, Hernández Montoya corría por el equipo Orbitel, un elenco antioqueño que estaba diseñado, en un principio, para apoyar a otros colectivos: “Me tocó trabajar desde la primera etapa, pero con el paso de los días fui mejorando mi condición física y me llené de confianza”.

Desde las primeras jornadas estuvo en los lugares de privilegio, pero la etapa de Armenia con el mítico Alto de La Línea fue la clave para lograr el título.

“El paso de La Línea lo gané, la meta estuvo en Roldanillo, Valle del Cauca. Esa victoria fue la clave de cara a lograr el título del certamen”.

Ver también: Tenis pidió actuar en campo abierto al no ser de contacto directo
 

 

El terremoto, una motivación

Bien es sabido que el sismo del 25 de enero de 1999 dividió en 2 la historia del Quindío. Dejó centenares de muertos y heridos, daños graves en la infraestructura de Armenia y demás municipios del departamento y un futuro incierto para muchos.

Fue sin duda un momento difícil para Jairo, como para los demás habitantes de la zona, pero al tiempo, una motivación extra para conseguir ese título en el Clásico RCN, aunque sabía que no iba a ser fácil.

“Se presentaron muchas dificultades en materia deportiva, ya que gran parte del departamento estaba en crisis y en emergencia. Por supuesto uno tiene que entrenar y buscar alternativas de preparación, en esa época se vivió algo parecido con lo del coronavirus actual, donde se tuvieron que modificar algunas acciones de preparación”.

Al pensar sobre 1999, tomó la victoria en el Clásico RCN como un regalo para la tierra del café. Al cruzar la meta en la última jornada sintió una felicidad que la consideró efímera, porque sabía que este logro lo llevaría a trabajar más para superarse en nuevos retos.

“Una sensación de alegría, pero a la vez fue muy rara, es que se logró un objetivo, pero al tiempo se traza uno nuevo, uno quiere más, suena raro. Sin embargo, no puedo ocultar que fue un momento muy gratificante”.

Jairo fue el número 1 de esta competición, encabezó el podio junto con el boyacense Álvaro Sierra, segundo lugar, y Juan Diego Ramírez, antioqueño, tercero.


Perfil

Nombre: Jairo Hernández Montoya.

Fecha de nacimiento: 13 de agosto de 1972.

Lugar: Calarcá, Quindío.

Trayectoria deportiva: De 1990 a 2007.

 

La actualidad del ciclismo en la región

Jairo Hernández Montoya tuvo su tiempo para hablar de la actualidad del ciclismo en el departamento, que aunque cuenta con talento y materia prima en los jóvenes, no es positivo en la parte administrativa.

“Desde hace años me he referido al estado de la práctica en el Quindío y hay que empezar por hablar que no hay liga, solo unos procesos muy aislados del bicicrós, por ejemplo. Yo lidero un trabajo con un equipo de ruta a falta de entrenador”.

Él ayuda a los pedalistas, les hace seguimiento a su entrenamiento, aunque sabe que hay bastantes necesidades.

“Hacemos lo que podemos, hay amigos que estamos en esa tarea por amor al deporte. Ha faltado la voluntad política para el deporte en general, por ejemplo, en la administración pasada se dejaron de percibir dineros de regalías porque no hubo gestión ante Coldeportes, los presupuestos de todos los años son pocos. Vienen los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales en el Eje Cafetero, se habla muy bonito de construcciones, de infraestructura, pero al observar los procesos de las ligas no se vislumbra un mejor panorama”. 
 

Ver también: Jairo Hernández, gloria del ciclismo quindiano         

Algunos logros

1996

Segundo en la Vuelta a Cundinamarca.

1997

Ganó una etapa del Clásico RCN.

1998

Ganó una etapa de la Vuelta a Colombia.

1999

Campeón del Clásico RCN.

Ganó 3 etapas del Clásico RCN.

Tercero en el Campeonato Nacional de Ciclismo Contrarreloj.

2000

Tercero en la Vuelta a Argentina.

Ganó una etapa del Clásico RCN.

2001

Tercero en la Vuelta a Colombia.

Ganador del Panamericano de Ciclismo de Ruta.

2003

Tercero en el Clásico RCN.

Segundo en la Vuelta a Norte de Santander.

2004

Ganador de la Vuelta a la Paz.

Segundo en la Vuelta a Colombia.

Tercero en el Campeonato Nacional de Ciclismo Contrarreloj.

2005

Tercero en el Clásico RCN.

2006

Ganador de la Vuelta a Tolima.

 

 

 


Temas Relacionados: Deportes Noticias Quindío

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net