Economí­a / JUNIO 02 DE 2021 / 7 meses antes

A pesar de apertura de La Línea, productores de plátano siguen golpeados

Autor : Oliver Gómez Solarte

A pesar de apertura de La Línea, productores de plátano siguen golpeados

De la producción de plátanos y bananos que hay en el departamento, solo el 30 % se consume en el mismo ente seccional. El 70 % restante sale hacia otros departamentos y hacia el exterior.

En el departamento hay 26.673 hectáreas sembradas. En total, 5.175 familias se dedican al cultivo de este fruto.

Los productores de plátano y banano del departamento continúan sufriendo las consecuencias del paro, a pesar de la apertura de La Línea. Así lo dio a conocer Juan Camilo Trabares Alzate, director de emprendimiento rural, adscrito a la secretaría departamental de Agricultura, que subrayó que el 70 % de la producción de este fruto en el Quindío sale para surtir la despensa de Colombia, quedándose el 30 % en el ente seccional.

Ante el cierre de vías, el 100 % permaneció en esta sección del país, lo que la tiene golpeada por la sobreoferta que ha puesto los precios por el piso, lo que es aprovechado por los intermediarios, que quieren pescar en río revuelto e invertir menos del 50 % de lo que regularmente invierten en la compra del producto.

“Se han buscado varias estrategias desde el gobierno departamental, con la implementación de corredores humanitarios, pero la salida de la gran cantidad del producto que tenemos ha sido demasiado compleja”, declaró.

Hay mucho plátano para muy poco consumo interno. Antes de la apertura de La Línea, algunos sacaron sus productos por otras vías, pero sus gastos se multiplicaron, lo que significó otro golpe para su ya maltratada economía.

Los protestantes no solo cerraron la vía hacia Cajamarca, sino que lo hicieron en las que comunican con Risaralda y que conecta con Medellín y la que dirige hacia Cali y conduce hacia el puerto de Buenaventura, lo que redujo el mercado a su mínima expresión.

Trabares Alzate sostuvo que trabaja en la evaluación de las pérdidas, para dar a conocer el monto, pues de las 100.000 toneladas que se calcula llegaron a haber en el departamento, aproximadamente unas 25.000 se han malogrado.

“Se han hecho esfuerzos, como lo que vimos el fin de semana pasado con los mercados campesinos, donde los productores tienen la oportunidad de entregarle su mercancía en la mano a los compradores, sin necesidad de que en esa cadena esté el eslabón de los intermediarios, pero aunque esto significa un respiro, el problema sigue siendo demasiado complejo”, puntualizó.

Las pérdidas han sido enormes

Cuando comenzó el paro nacional, varios productores tenían en su fincas plátanos y bananos listos para sacar, pero ante las circunstancias que se presentaron, gran parte de esa producción se dañó, lo que amenaza con dejar en crisis a las familias dedicadas a las labores del campo relacionadas con estos productos.

Algunos se vieron obligados a vender sus productos a muy bajo precio. Hoy, por ejemplo, los intermediarios quieren comprar el kilogramo de plátano a $300 o $400, lo que es demasiado preocupante para las familias, pues el precio de plátano fluctúa mucho pero regularmente no baja del rango entre $800 y $900.

“Incluso se han dado casos donde los intermediarios ofrecen $200 por kilogramo, lo que tiene muy afectados a quienes derivan su sustento del producto y quienes incluso han buscado la forma de obtener ayuda gubernamental para capotear está difícil situación”, agregó el director de emprendimiento rural.

Una apertura esperada

Con la apertura de La Línea, la situación de algunos productores cambia, porque podrán comercializar su mercancía después de un momento muy complicado.

No obstante, el panorama no es alentador para todos, en especial aquellos que se dedican a surtir el mercado extranjero, pues el puerto de Buenaventura continúa trabajando en una capacidad baja.

Es el caso de la Asociación de Productores Agropecuarios de Filandia y del Quindío, Asprofil, que se dedica a surtir empresas que tienen su mayor campo de acción en el exterior, en este caso en la venta de snacks. 

“Que La Línea esté abierta a nosotros no nos ha ayudado, pues necesitamos es sacar la mercancía hacia el extranjero”, dijo César Augusto López Jiménez, representante legal de la asociación.

El cierre parcial del puerto ha causado traumatismos en el departamento del Quindío, donde se siente el golpe en el bolsillo de los campesinos, que esperan que pronto se dé la apertura que esperan desde que se anunció el inicio del paro el 28 de abril pasado y que los ha dejado bastante lastimados, buscando opciones, incluso alternativas diferentes de trabajo para paliar estas horas bajas.

En el departamento hay 26.673 hectáreas sembradas y un total de 5.175 familias se dedican a la producción de plátano y banano.

Cooperación turca

En días pasados, la Agencia de Cooperación Turca, Tika, les dio una positiva noticia a los productores del municipio de Filandia, pues anunció que les entregaría una suma cercana a los $160 millones de pesos, gracias a un trabajo interinstituciobal con la gobernación del Quindío.

Por el momento, se trabaja en labores de adecuaciones del espacio físico, que es necesario para albergar los implementos y maquinarias que se requieren para el inicio del proceso productivo en la localidad.

“Se presentaron 3 propuestas y la de los quindianos fue la mejor, razón por la cual ocupó el primer lugar, algo muy importante para el departamento, pues esto les da la oportunidad a muchas familias de mejorar su sustento en momentos tan difíciles como este en el que los emprendedores han sufrido las consecuencias de las protestas y cierre de vías en Colombia”.


Temas Relacionados: Economia Productores La Linea

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net