Economí­a / MAYO 11 DE 2020 / 2 meses antes

Cerca de la mitad de los ocupados de Armenia difícilmente podrán reactivarse

Autor : Karol Moreno García

Cerca de la mitad de los ocupados de Armenia difícilmente podrán reactivarse

Se estima que en Armenia son 8.188 los trabajadores por cuenta propia formales y 54.861 informales.

En la ‘Ciudad Milagro’ el 42.5 % de las personas trabajan por cuenta propia y son informales. Lo que está dejando de recibir esta población equivale a cerca de $30.655 millones.

Ya han corrido casi 3 meses de la llegada del primer caso de coronavirus a Colombia y con ello diferentes medidas, como los cerca de 2 meses de confinamiento que han detenido por completo al país, dejando como consecuencia una economía en aprietos.

Solo en Armenia, desde antes de la pandemia, ya se enfrentaban momentos difíciles, con índices de desempleo y de informalidad laboral muy por encima del promedio nacional y hoy ese panorama se intensifica.
Desde la Sociedad de Economistas del Quindío indicaron a LA CRÓNICA que “se vuelve preocupante dimensionar desde el análisis económico los niveles de necesidad que genera esta situación y cómo en estos momentos el modelo de desarrollo a partir del cual se ha pensado la ciudad perjudica la actual coyuntura”.

Indicaron que para el mercado laboral de Armenia, el trabajador por cuenta propia informal es central para el análisis de las políticas de reactivación económica. “El cuenta propia refiere a las personas naturales que
prestan sus servicios por su propia cuenta y riesgo, es decir, asume la responsabilidad de su trabajo ante terceros así como costos, ingresos, ganancias o pérdidas de su labor. El informal tiene muchas definiciones, pero dada la configuración del mercado laboral de Armenia, la definición que utilizamos para nuestros análisis es la de aquel ocupado que no paga salud ni pensión”.

Basados en la Gran Encuesta Integrada de Hogares, los economistas quindianos expusieron que ahora, durante la cuarentena, “el modelo económico local toma su cara más cruel, al deteriorar y destruir el sustento de una economía cuyabra con una base informal que representa el 56 % de todos los ocupados y el del 49 % de los que trabajan por cuenta propia. Así las cosas, en el cruce de las cifras, nos encontramos con que los informales acumulan el 42.5 % de toda la masa de ocupados de Armenia”.

Recomendado: 75 compañías manufactureras ya cuentan con permiso para operar en Armenia

Advirtieron que las pérdidas económicas asociadas a esta realidad son enormes. “Mensualmente, los cuyabros estarían perdiendo ingresos laborales de alrededor de $81.159 millones mensuales por efectos de la cuarentena. De estos, $44.150 millones serían del sector informal y $38.000 millones del formal. Los informales acumularían pérdidas en su ingreso de $30.655 millones al mes, el 37.31 % de todos los ingresos mensuales de los ocupados de la ciudad”.


¿Y la reactivación de los cuenta propia?

Margarita María Ramírez Tafur, secretaria de Desarrollo Económico de Armenia, habló con LA CRÓNICA y reconoció que la economía de Armenia es muy débil y que en este momento se evidencian los impactos negativos, por lo que, según informó, deben hacer un trabajo muy articulado con toda la institucionalidad para que haya cabida a un redireccionamiento económico.

“Vemos una población específicamente informal y de cuenta propia, que se caracteriza en alrededor del 50 % de la población económicamente activa, en donde para mí hoy son los desempleados, además de los desocupados
laborales que ya tenía Armenia”.

A partir de esto, desde la secretaría de Desarrollo Económico han estado estructurando unas estrategias que decidieron llevar al consejo consultivo, “porque si bien tenemos que generar muchos esfuerzos para que nuestras micro, pequeñas y medianas empresas puedan al menos sostenerse, en lo posible también tenemos que resguardar la población que genera ingresos por su cuenta propia, que está en un 48 % y es muy alto”.

En el consejo municipal de desarrollo económico evalúan todas estas condiciones. “La reunión inició desde hace algunos días para establecer, no solo cómo atender a esta porción de la población ante la necesidad que vive en este momento, sino que una vez pasado el aislamiento preventivo y la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno Nacional, seguramente no podrán volver a salir a trabajar como lo están haciendo paulatinamente los empleados formales, se tendrán que reubicar”.

En la apuesta, la cartera de desarrollo económico analiza cómo migrar a los cuenta propia hacia otro mercado laboral, pero para eso se deben conocer diferentes aspectos como su nivel educativo. “Si en consecuencia tenemos que plantear una estrategia de formación para atender nuevas demandas laborales, lo haremos”.

“Así mismo, hemos adelantado gestión con el Dane para que nos dé la mapificación en la que se encuentra esa población para así nosotros llegar a ella y que podamos conocer sus condiciones de escolaridad, vulnerabilidad y calidad de vida para ver cómo podemos atenderla en un mediano plazo”.

Ramírez Tafur dijo que el propósito a corto plazo es elaborar un documento que será presentado a la presidencia de la República, en el que se exponga la situación de Armenia, que es muy distinta a la de otras ciudades intermedias en materia de la situación fiscal del municipio.

Le puede interesar: Reactivación de peluquerías y barberías: contacto físico, un obstáculo

“El alcalde ya autorizó un fondo con Bancóldex para una línea especial de crédito para la capital quindiana, que contará con alrededor de $500 millones y adicional, Bancóldex aportaría $10.000 millones. Además se contempla un fondo solidario. La problemática del municipio es la falta de recursos económicos”, acotó la funcionaria.
 

La estructura de la ocupación laboral en Armenia

Sobre los datos de la gran encuesta del Dane de 2019, se estima que en Armenia son 8.188 los trabajadores por cuenta propia formales, quienes han tenido pérdidas estimadas de ingresos del 70 % —en la normalidad con salarios promedio de $1.917.846—, y otros 54.861 trabajan bajo esta modalidad, pero de manera informal, con pérdidas estimadas de ingreso del 95 % —con salarios promedio de $588.177—.

Luego están los empleados particulares, que en el mercado formal son 38.430 con ingresos promedio de $1.175.080 y pérdidas estimadas del 50 % en medio de la crisis, mientras que los informales de este grupo recogen a 8.656 personas, con ingresos promedios de $909.254 y pérdidas estimadas en el 85 %.

Los empleados del gobierno son 7.579 formales y 131 informales; los empleados domésticos son 562 formales —con pérdidas en sus ingresos estimadas del 50 %— y los informales son 2.206 —pérdidas estimadas del 85 %—; los patrones o empleadores son 1.768 formales —pérdidas del 70 %— y 3.459 informales —pérdidas de 85 %—; por último, están los jornaleros, que son 28 formales en Armenia y 468 informales —sus pérdidas no superan el 50 %—.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net