Economí­a / MARZO 23 DE 2019 / 2 meses antes

Empatía, creatividad y bilingüismo: retos del empleo en cuarta revolución industrial

Empatía, creatividad y  bilingüismo: retos del empleo en cuarta revolución industrial

El Foro de Empleo: Ética y Calidad se llevó a cabo en la universidad del Quindío.

El emprendedor Juan David Aristizábal habló sobre el futuro del sector laboral en el que crecerá el turismo y el agua juega un papel fundamental.

Juan David Aristizábal, emprendedor colombiano y presidente del foro económico mundial de Davos 2019, indicó que el empleo del futuro estará ligado a la cuarta revolución industrial, lo cual vendrá ligado con el incremento del turismo y para lo que será importante poseer habilidades como la empatía, la creatividad y el bilingüismo. 

“Las ciudades se están haciendo una pregunta y es cómo se preparan para la cuarta revolución industrial y cómo hacer que las cosas pasen. Esto tiene que ver con la tecnología de todos los procesos de transformación industrial, social y de turismo en nuestras sociedades, pero ¿Qué tan preparados estamos y qué tenemos que hacer?”.

Recomendado: Mujeres en Armenia: mayor nivel de educación, menos oportunidades laborales

En el marco del Foro de Empleo: Ética y Calidad, que se desarrolló este viernes en la universidad del Quindío, Aristizábal precisó que se está resolviendo un problema de desempleo en la región, pero, ¿cómo estamos preparándonos? 

“Las habilidades que mencioné serán claves —para aprovechar la cuarta revolución industrial y la cantidad de turistas que van a estar llegando— y si en alguna no estamos bien, ahí tenemos una tarea que hacer”. 

El emprendedor explicó que los turistas van a aparecer porque cada vez las personas tienen más tiempo para viajar. “Por eso, cuando estamos hablando de empatía y liderazgo, tenemos que resolver otro problema y es el agua. Si no logramos tener un buen acceso al líquido, no nos va a servir de nada estar superbien preparados”. 

Planteó que el empleo del futuro necesitará de unas habilidades que a veces ni siquiera son tecnológicas o técnicas, que son muy importantes, pero que tienen que ver más en cómo actúan los  seres humanos y cómo estará educada la sociedad  para aprovechar esa nueva brecha laboral.

Le puede interesar: Quindío realizará diagnóstico para aprovechar la economía naranja
 

Formación para la oferta laboral

Sebastián Zapata, gerente general de Elepha, indicó que hay que generar un número mayor de puestos de trabajo, pero que el mercado laboral sea apto para esas vacantes que se están generando. 

“Tenemos que trabajar de la mano para formar profesionales y gente técnica que pueda ser absorbida por las necesidades y demanda de empleo que tenemos en este momento en la región”. 

Frente al diagnóstico que han realizado del desempleo en el departamento, señaló que más que un porcentaje de desocupados en Armenia del 16%, es el tema de cómo está impactando esta situación a nivel personal.

“El Quindío tiene en este momento 42 mil personas buscando trabajo y no logran encontrarlo. Además, la calidad de empleo que estamos generando no es el adecuado, tenemos una de las mayores tasas de informalidad, subempleo —trabajo de baja calidad y no tiempo suficiente— y trabajo infantil más alta del promedio nacional”. 

Advirtió que para solucionar la situación se deben realizar políticas públicas bien estructuradas con planes que estén verdaderamente enfocados a los clúster de economía naranja, turismo, agroindustria, ebanistería, logística, donde trabajemos de una forma articulada y que la academia produzca profesionales aptos para asumir los cargos y responsabilidades que las empresas están demandando. 

“Tras el foro, el camino será trabajar con la academia donde se desarrollarán trabajos a través de los estudiantes de séptimo semestre en las diferentes facultades para seguir profundizando”.

Le puede interesar: “El Sena debe repensarse sobre el rol que juega en torno a la economía naranja”
 

Brecha de género

Sthephany Oliveira, miembro de la universidad Alexander von Humboldt y experta en temas de género, reflexionó sobre la equidad de hombres y mujeres en el ámbito laboral del Quindío. 

“La situación en el departamento es muy complicada. De acuerdo con las encuestas se puede evidenciar que las mujeres ocupan el 31% del trabajo formal, lo que se traduce en la desigualdad de acceso al empleo”. 

Advirtió que el género femenino, según las encuestas, trabaja cerca de ocho horas más que los hombres, esto debido a la doble jornada de su empleo y las labores en su casa —tanto en el trabajo formal como informal—, punto que genera desigualdad social y económica.

“Además están los temas de acoso en el trabajo, lo que se traduce en la precarización de la equidad de género. Todos estos puntos mencionados nos llevan a reflexionar sobre el desequilibrio laboral que hay entre hombres y mujeres”.

Redacción
LA CRÓNICA



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net