l

Economí­a / NOVIEMBRE 24 DE 2023 / 6 meses antes

Mejorar la productividad, principal desafío de caficultores

Autor : Daniel Alejandro Restrepo Tabares

Mejorar la productividad, principal desafío de caficultores

NUEVA CRÓNICA QUINDÍO Y La UFM emisora de la Universidad del Quindío se unieron para adelantar un foro sobre la realidad cafetera que atraviesa el Quindío y el país.

Expertos en temas cafeteros analizaron los principales retos y desafíos que tiene la caficultura del departamento del Quindío para seguir siendo sostenible. 
 

Ser competitivos a través de buenas prácticas agrícolas que incluyan renovación de cafetales y una producción amigable con el medio ambiente, además de buscar que los productores aprendan a comercializar el café que siembran, fueron las grandes conclusiones que dejó el foro de café denominado “Realidades cafeteras: trasfondo, confianza y desafíos del sector en el Quindío y el país”, en el que varios expertos analizaron los retos de un sector que en los últimos meses se ha visto afectado por la caída en el precio internacional y diversos factores como el cambio climático, entre otros. 

El primer tema del foro planteó la pregunta sobre cómo calificaría la actualidad del sector caficultor en el Quindío en una escala de 1 a 3, donde 3 es preocupante. Elías Alberto Mejía Henao, presidente del Comité de Cafeteros del Quindío, expresó que la situación en el departamento está bien en cuanto a que los convenios que han desarrollado con los entes administrativos este año se han desarrollado a la perfección. “Hemos hecho muchas intervenciones de vías, convenios con las alcaldías para entregar material vegetal para fomentar la producción de café y eso ha funcionado”.

Sin embargo, reconoció que también la situación de los caficultores es regular porque a pesar de los esfuerzos no ha sido posible recuperar el área de café que, aunque continúa estabilizada con 18.500 hectáreas debido a las siembras nuevas que se realizan y procesos de renovaciones, estos procesos no las aumentan debido a que el equivalente en empresarios que se retiran del negocio es similar. 

Por su parte el secretario de Agricultura del Quindío, Julio César Cortés Pulido, calificó la caficultura del Quindío como positiva debido a la gestión realizada durante este cuatrienio por la administración departamental en favor de las 5.148 familias caficulturas de la región gracias a la articulación con el Comité de Cafeteros del Quindío, la Cooperativa de Caficultores del Quindío, las 12 alcaldías, el Sena, la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío y la Universidad del Quindío.

Recomendado: Empleo sí hay, pero no hay quien trabaje

Cortés Pulido también se sumó a la preocupación que existe por la disminución de hectáreas de café sembradas que pasaron de las 65.000 hectáreas en la época de la bonanza cafetera a 18.500 hectáreas en la actualidad. Además de los temas de la venta del café que está por debajo de los costos de producción, donde advirtió que las instituciones deben trabajar de la mano para apoyar a las familias cafeteras para que no se corra el riesgo de que muchas personas se retiren del negocio al no encontrarlo rentable y que las áreas sembradas no continúen en caída. 

“Debemos dejar de vender café por bolsa, sino como lo hacen muchos cafeteros, porque cuando se vende el café por debajo de los costos de producción hay un alto riesgo. Las instituciones debemos unirnos para buscar fuentes de financiación y ayudarle a los caficultores, haciendo un esfuerzo grande por impulsar el tema comercial para que las 5.148 familias cafeteras tengan rentabilidad en sus negocios”.

El funcionario dio a conocer que en convenios interadministrativos con todas las instituciones se hizo una inversión cercana a los $31.500 millones para beneficiar alrededor de 3.500 familias cafeteras en el Quindío. “Acá se destacan temas muy importantes con el Banco Agrario en un convenio donde más de 3.000 créditos se ubicaron en las familias cafeteras, donde el gobierno departamental dio tres puntos de compensación en la tasa de interés, lo que permitió la renovación y mejoramiento de áreas”, expresó el secretario de Agricultura. 

Dijo que por primera vez en la historia del Quindío en municipios como Buenavista, Pijao y Córdoba se destinaron los recursos del Sistema General de Regalías, SGR, para el fomento de la caficultura. “Nunca antes en el Quindío se habían destinado dineros de regalías para este tema. Además, tenemos un nuevo convenio con el Comité de Cafeteros del Quindío donde hay un capítulo exclusivo para el fomento a la caficultura por una inversión de $5.000 millones para seguir fomentando el tema de la caficultura porque si hay un reglón que ha sido prioritario para el gobernador es la economía cafetera”, expresó Cortés Pulido. 

A su turno, Julio César Ruiz Leal, técnico operativo de la Secretaría de Desarrollo Económico de Armenia, indicó que la realidad cafetera es buena gracias a los trabajos de extensionismo rural y de apoyo oportuno que se le brinda al sector rural del municipio. 

“Nuestro deber ser es el productor. Armenia se ha considerado un halonador en cuanto a convenios y recursos que se destinan para las 370 familias cafeteras que hay en la capital quindiana y trabajar de la mano del Comité de Cafeteros nos da la garantía que el recurso llegue a los productores. Acabamos de terminar el convenio del 2023 donde la inversión se acercó a los $370 millones beneficiando unas 80 familias para ayudar a disminuir los costos de producción para que la caficultura no continúe perdiendo importancia”, expresó Ruiz Leal. 

Ricardo Munard, coordinador del programa de Cafés Especialidades de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, entregó un parte de tranquilidad sobre la realidad cafetera del departamento. “En un análisis que hicimos a principios de año con el clúster cafés especiales de cómo está el panorama cafetero con respecto a la disminución de áreas sembradas, la tranquilidad es que estamos por debajo de la media de pérdida de hectáreas que se está dando en el país; es decir que mientras la media en Colombia es del 6 % el Quindío estuvo en el 3 %”.

Dijo que esta cifra se ha mantenido en los últimos tres años, lo que quiere decir que, aunque se pierda área sembrada de café, el Quindío es uno de los departamentos de Colombia que menos reducción tiene y que esto se debe al trabajo que ha realizado la institucionalidad cafetera a través de los convenios desarrollados entre el Comité de Cafeteros del Quindío y los entes territoriales. 

Munard insistió en que la labor que deben realizar las entidades para mejorar los indicadores de la caficultura tienen que ver con enseñarle al caficultor que la caficultura cambió y que no es la misma de hace 20 años. “El productor que no entienda estos cambios no va a poder subsistir y por eso es que se está dando la pérdida de áreas, debe entender que ya no puede estar compitiendo con cafés y estar esperando que su precio se lo regule la Bolsa de Nueva York. Debemos enseñarle al cultivador a ser rentable su negocio saliendo a vender su café”. 

El coordinador del programa de Cafés Especiales de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío dijo que aunque hay muchos casos de productores trabajando a pérdida, también existen productores, en su mayoría jóvenes, que están generando buenas rentabilidades vendiendo a buenos precios. 

Ver también: 80 % de comerciantes tienen implementada la facturación electrónica 

Relaciones Gobierno nacional-cafeteros

Al ser interrogado por las relaciones entre la Federación Nacional de Cafeteros y el Gobierno nacional, Elías Alberto Mejía Henao, presidente del Comité Departamental de Cafeteros, expresó que se tiene una gran confianza en el actual gerente de la FNC, Germán Alberto Bahamón Jaramillo, por su trayectoria profesional que incluye gerencia de empresas importantes en el mundo. 

Reconoció que las relaciones con el gobierno empezaron distantes, pero no por causa de la Federación Nacional de Cafeteros. “Nosotros seguimos una instrucción que nos dio el gerente saliente sobre que el gremio no puede pelear con el gobierno. El gremio es gobiernista sea cual fuere el gobierno de turno porque nosotros necesitamos trabajar en común y manejamos recursos de la fiscalidad del Estado, así sean dineros del Fondo Nacional del Café con las exportaciones y por los ingresos de las tiendas Juan Valdés y de la fábrica de café”. 

Dijo que la relación se puede distensionar mediante un proceso pedagógico mutuo en el cual el presidente Gustavo Petro acepte que desde la institucionalidad de la FNC de 96 años le contemos la historia de la institución y que el gobierno manifieste qué es lo que quiere de la caficultura nacional. 

Quindío segundo consumidor de café en el país

El coordinador del programa de Cafés Especiales de la Cámara de Comercio entregó cifras muy positivas en cuanto al consumo de la bebida y sus diferentes especialidades en el departamento. 

Dijo que, si se mejora el consumo de café de calidad en el Quindío, la industria y el sector productivo van a mejorar. “Si consumimos mucho el café que consumimos acá tenemos menor oferta exportable y se tendrán mayores precios al público. Hemos trabajado el tema del consumo y podemos decir que el departamento es el segundo mayor consumidor de café después de Bogotá respecto a la densidad poblacional y al número de tazas que se venden”, expresó Munard. 

Señaló que en los últimos observatorios se ha encontrado que cada vez más son los jóvenes los que toman café y bebidas especializadas que ofrece la industria que se ha venido desarrollando en el Quindío. “Desde la Cámara de Comercio hacemos muchas actividades en beneficio de las tiendas de café, estamos convencidos que estos negocios son uno de los pilares importantes para aumentar el consumo”, expresó Ricardo Munard. 

Además, precisó que el 100 % de las tiendas de café especializado del Quindío tiene en su oferta café quindiano pagando buenos precios al productor. “Fomentar el consumo puede tener un impacto muy positivo en el sector primario, el productor que le vende a una tienda de café está teniendo una rentabilidad por encima de otro productor convencional”, indicó el funcionario de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío. 

También entregó cifras de la industria cafetera en el departamento en los últimos años, mencionando que hace cinco años solo existían cerca de cuatro plantas de transformación en el departamento y que gracias al trabajo del clúster de café y demás entidades han logrado que existan alrededor de 40 plantas de transformación en el Quindío. 

“En 2014 se producían alrededor de 157.000 libras de café tostado en el departamento y hoy estamos por encima de las 530.000 libras mensuales. Eso quiere decir que se tuestan alrededor de tres millones de kilos y producimos alrededor de 18 millones”, expresó Munard. 

Resaltó que estas cifras son respaldadas además por la generación de alrededor de 1.000 empleos que son provistos por las 250 tiendas de café del Quindío, más 300 empleos directos e indirectos que producen las plantas de transformación que existen en los 12 municipios quindianos.

Inversión territorial para caficultores 

El técnico operativo de la secretaría de Desarrollo Económico de Armenia informó que la inversión de la administración municipal les ha permitido a las familias caficultoras de la ciudad adelantar procesos de producción en alrededor de una hectárea de café sembrada en sus fincas logrando que mejore el resto de lo sembrado. 

“Esas inversiones se vienen haciendo en este último cuatrienio y son alrededor de $1.200 millones, pero la alcaldía de Armenia hace más de 10 años viene con este apoyo en asocio con la Cámara de Comercio para impulsar el consumo local a través de diversas estrategias”, manifestó el funcionario. 

 A su turno el secretario de Agricultura del Quindío dijo que el gobierno departamental ha hecho esfuerzos en los últimos cuatro años junto a la institucionalidad cafetera, utilizando recursos de regalías para el fomento a la agricultura. “Gracias a estos convenios hay campesinos recibiendo $15.000.000 para la renovación de una hectárea de café. También se presentaron proyectos de café del Quindío al Ministerio de Agricultura en una labor conjunta con el comité y la Asociación de Mujeres Cafeteras a través de las tiendas de café”, puntualizó Cortés Pulido. 

Mencionó además que alrededor de $4.500 millones se gestionaron a través del Banco Agrario en el que el sector cafetero consumió alrededor de $3.100 millones en créditos que van desde $1.000.000 a $15.000.000 para que los caficultores no caigan en gota a gota ni a créditos comerciales. 

Seguridad en fincas

Al ser cuestionado por la seguridad en las fincas dedicadas al cultivo del café en el departamento, Elías Alberto Mejía Henao, presidente del Comité de Cafeteros del Quindío, señaló que la inseguridad en el Quindío no es tan alta como en otras regiones del país. Sin embargo, el tema será debatido en el próximo Congreso Cafetero que realizará en Bogotá la próxima semana junto a delegados del Gobierno Nacional. 

Desmintió rumores que han surgido en el Quindío referentes a que el trabajo de los recolectores se esté pagando con suministro de sustancias estupefacientes. “Se presentan robos en fincas, pero han estado disminuidos en comparación con lo que se había presentado en los últimos años donde todas las semanas se hablaba de robos a las fincas”, señaló Mejía Henao. 

Lea: Hospedaje informal se aloja con fuerza en el Quindío

Precios del café

Mejía Henao expresó su preocupación porque para el 2024 se advierte que el Brasil tendrá una buena producción de café en alrededor de 400.000 hectáreas, lo que va a hacer que el precio del café se vaya a pique por lo que habrá que pedir auxilio al Gobierno nacional, explicándole que en el 2012 se presentó una reducción en la producción de café y si no es por la ayuda del entonces presidente Juan Manuel Santos posterior al paro cafetero, el sector no se hubiera podido recuperar. 

El presidente del Comité de Cafeteros dijo que para solventar las dificultades que enfrenta el sector por los bajos precios del café se puedan trabajar temas como el tueste y ofrecer el café como producto final, tal cual lo viene impulsando la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío. 

“El Sena desde el 2005 cuando empezamos a trabajar con el Centro de Análisis y Catación de la finca El Agrado se viene haciendo el trabajo de tostión, pero es un proceso lento porque a veces se tuesta el café y no se encuentra a quién venderlo, es decir, encontrar nichos del mercado para esos valores agregados no es fácil”, indicó Mejía Henao. 

Dijo que la otra solución en la que se debe pensar es tener una alta productividad para contrarrestar la baja en los precios, la cual se logra mediante la renovación de los cafetales, la fertilización y las prácticas agronómicas que se requiere para producir un café de excelente calidad y abundante. 

“Calidad y abundancia nos darían por supuesto una recompensa, equilibrando la baja en los precios”, sostuvo el presidente del comité. 

El foro de café también abordó la problemática del sector rural en cuanto al mal estado de las vías. El secretario de Agricultura del Quindío, Julio César Cortés Pulido advirtió que pese a los trabajos de la administración municipal e instituciones como el Comité de Cafeteros, el Ejército Nacional y otras entidades, el clima les ha jugado una mala pasada a los trabajos. 

Además, frente al tema del clima el funcionario departamental mencionó que junto con el Comité de Cafeteros del Quindío se hizo un convenio por $380 millones en temas de reforestación y control de erosión en zonas como la vereda Travesías del municipio de Calarcá, impulsando temas como las labranzas mínimas.

Siembra de robustas

Elías Alberto Mejía Henao, presidente del Comité de Cafeteros del Quindío, señaló que hay preocupación de varios cafeteros del país con la siembra de variedad de robustas que ha propuesto el Gobierno nacional para la sustitución de cultivos ilícitos. “La gremialidad sigue apostándole a la calidad, aunque se asustan por la siembra de robustas porque se puede perder la prima de calidad en el exterior si se dan cuenta que estamos cultivando esta variedad”, expresó el líder gremial. 

Dijo que hay otros cafeteros que mencionan que la industria nacional se proveía de las pasillas y que con la renovación de los cafetales y el cambio de cafetales por variedades resistentes hizo que las pasillas menguaran y que la industria debe importar un café de menor calidad para ofrecerle al país. 

Concluyó frente a este tema que Colombia tiene que seguir apuntándole a ser el mayor productor de café arábigo suave más importante del mundo y cómo tratarlo con el Gobierno nacional porque podría traer riesgos como la baja mano de obra que demandaría este tipo de cultivo.

Retos del Clúster de Café

Ricardo Munard, coordinador de Cafés Especiales de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, dijo que el trabajo que en los últimos años ha realizado el Clúster de Café ha generado una dinámica importante en la nueva caficultura que se está promoviendo en el departamento. “Pasamos de tener 2 o 3 baristas y catadores de café a tener 25 personas que prueban el café y conocer el perfil de taza, además hemos permitido que los productores participen en ferias nacionales e internacionales, el café del Quindío se está reconociendo en otras regiones del país y del mundo”, explicó Munard. 

Dijo que también ha aumentado la producción de café natural en el Quindío y que producir café lavado dejó de ser la punta de la cadena en el proceso. “Hace cerca de cinco años producir el café sin tanta agua dejó de ser moda y hoy en día salen contenedores de café natural del departamento para otros países”, señaló el funcionario. 

Desafíos del cambio climático

Por último, uno de los temas importantes que abordó el foro de café realizado por NUEVA CRÓNICA QUINDÍO y la emisora La UFM fue los desafíos que enfrenta el sector frente al cambio climático. Elías Alberto Mejía Henao, presidente del Comité de Cafeteros del Quindío, dijo que en la pasada cumbre de café y cambio climático que realizó la Federación Nacional de Cafeteros, se concluyó que falta profundizar más en sus efectos. 

“El asunto tiene que ver con la producción de gases efecto invernadero, la alimentación, la incidencia del hombre para producir alimentos con la readaptación de los insectos a los nuevos climas. En esta cumbre nos informaron que se descubrió que había insectos nativos que se están alimentando del café lo cual es gravísimo”, mencionó Mejía Henao. 

Indicó que en cuanto a los insectos Cenicafé realizó un experimento en varias zonas cafeteras del país a varios metros de altitud sobre el nivel del mar estudiando alrededor de 30 árboles a través de observadores que durante 8 horas encontraron que en este lapso de tiempo se acercaron a los árboles 23.735 insectos, 506 especies, 105 géneros y 84 familias entre abejas, avispas y hormigas. 

El foro sobre realidades del café concluyó con un panorama positivo en el que todos los panelistas concluyeron la importancia de trabajar en mejorar la productividad para tener un producto de alta calidad y fomentar la comercialización entre los productores y el consumo local de la bebida para la regulación de precios.


Temas Relacionados: Caficultores Quindio Economia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net