Economí­a / MARZO 13 DE 2021 / 3 meses antes

Por exportación de ganado de levante, en Quindío se registra escasez de estos animales

Autor : Alejandro Castillo

Por exportación de ganado de levante, en Quindío se registra escasez de estos animales

Las exportación de ganado en pie —tamaño pequeño— está dejando sin opciones de animales para ceba a los productores del departamento y otras regiones del país.

El gremio del departamento hizo un llamado al gobierno nacional y le solicitó medidas que mitiguen las dificultades.

El Comité de Ganaderos del Quindío dio a conocer que debido a exportación masiva de ganado de levante hacia países de Asia y África, se están reduciendo los inventarios de animales que abastecen  las cebas en muchas zonas del país, lo cual está generando un desabastecimiento y aumento de los precios del mismo.

“Actualmente los ganaderos del interior del país, como lo es el caso del departamento del Quindío, están viendo cómo poco a poco sus fincas tienden a disminuir sus cargas animales producto de la escasez de ganado y los altos precios de compra, condición que en la mayoría de las veces no se puede recuperar en el periodo de ceba, lo que genera pérdidas económicas, ademas de las afectaciones en toda la cadena productiva”, manifestó la entidad gremial.

Agregó que aplaude las acciones que el gobierno nacional y Fedegan han realizado en materia de fortalecimiento de las exportaciones, pero frente a esto requieren la regulación de los pesos mínimos que deben cumplir los ganados para poder ser exportados, los cuales deban ser cercanos a los de finalización de ciclos de ceba, 420 kilos en adelante.

“El gobierno nacional debe poner freno a esta situación y fomentar la retención de vientres, propender por el sostenimiento y crecimiento de los hatos destinados a la cría e incentivar el mejoramiento genético para lograr menores tiempos de cebas y mayor calidad de canales. Estas políticas deben ser acompañadas por un verdadero programa de acceso a recursos, con bolsas permanentes que aseguren su disponibilidad y a bajos costos financieros, ya que se trata de un asunto de seguridad alimentaria nacional”, argumentó.

 

Efectos

Mario Alberto Rojas Ospina, gerente de la planta de beneficio animal de ganado bovino y porcino, Frigocafé manifestó que en el año 2020, como lo ha dado a conocer el Comité de Ganaderos del Quindío, se exportaron 265.000 cabezas de ganado bovino, lo que representa un número muy alto y con un agravante, que se trata de animales muy pequeños, por lo que está disminuyendo la oferta de terneraje para las producciones del país y desde ya se está generando un impacto en la oferta de estos animales para ceba y provocará que en un periodo corto haya desabastecimiento de ganado.

“El país pasó de exportar aproximadamente 96.000 cabezas en el año 2019 a 265.000 en 2020. Esto ha tenido un efecto adicional y es que el ganado hoy en día se ha encarecido, lo que tiene un efecto directo en la canasta familiar, que desde ya se evidencia, porque el carnicero al comprar más caro, tendrá que subir los precios. El ganado pasó de un promedio de $4.800 a $5.000 kilo en pie en 2020, a estar hoy, comprándolo en finca a $5.800, un incremento de $1.000 en tan poco tiempo es histórico”.

Señaló que a pesar de que la población ha crecido en Colombia, el año pasado el país sacrificó la misma cantidad de reses que en 1990: “Eso ya tiene otra afectación para nosotros, pues toda la industria frigorífica o de proceso de sacrificio del país ha tenido que hacer grandes inversiones para cumplir la nueva normatividad. Se supone que uno hace ese esfuerzo financiero como empresa para obtener un retorno vía operación o incremento en el beneficio del ganado, pero en el caso de nosotros, que prestamos un servicio ya que solo sacrificamos ganado para terceros, ha tenido un efecto contrario, porque se ha disminuido el sacrificio”.

Argumentó: “Hasta el año 2012 nosotros sacrificamos 48.000 reses y empezamos a tener una disminución paulatina y en 2020 bajamos a 38.000, lo que representa un decrecimiento de 20 %. La causa de disminución de sacrificio, entre otras, tiene que ver con una deficiente política enfocada a incrementar la productividad de la ganadería colombiana, y en los últimos años, al incremento en las exportaciones de ganado en pie”.

Informó que para ese control han presentado propuestas a nivel gremial, por ejemplo, que haya una paridad. “Todo lo que se exportó en carne en 2020 representa en promedio entre 60 y 70 mil reses, pero se exportaron en pie 265.000 animales, por lo que la propuesta de los gremios de la carne es regular para que se establezca una paridad numérica entre el número de animales que se exporta en pie y su equivalente en cabezas que se exportan como carne”.

De el año pasado se hubiera hecho de esta manera, la producción nacional hubiera tenido a disposición cerca de 200.000 cabezas de ganado para ceba.

Recomendado: Suspensión del uso de fipronil en cultivos, una farsa: Asoproabejas

 

 “La segunda propuesta es que el ganado exportado en pie tenga los mismos impuestos que el que se sacrifica en Colombia, claro está que el degüello no se puede aplicar. En el caso de Quindío tenemos degüello, una estampilla y un impuesto parafiscal que lo recauda el Fondo Nacional del Ganado, administrado por Fedegan. Además tenemos que pagar una inspección que hace el Invima y otros costos impositivos que no tiene el ganado en pie que se comercializa hacia otros países.

Dijo que otra solicitud a nivel gremial es que se exporte el ganado con el mismo peso que se sacrifica en planta. “El promedio de sacrificio en planta en Colombia es de 450 kilos, estamos de acuerdo con la propuesta del Comité de ganaderos que los animales que se negocien en el mercado internacional tengan por lo menos 420 kilos, para evitar que escasee el terneraje, lo que tendría un efecto muy peligroso a mediano y largo plazo para el país”.

Concluyó: “Al exportar el ganado en pie, la industria al rededor del ganado pierde competitividad, porque no hay oferta de sacrificio. Se verían afectadas las empresas frigoríficas, las de pieles, las industrias que usan subproductos como el cebo, que es usado en sectores como el cosmético y de alimentos. No estamos diciendo que no se exporte, sino que haya regulación”.

Posición de Fedegan

Juan Sebastián Puerta Mejía, profesional del equipo local de Fedegan, informó que en días pasados se realizó un conversatorio entre el viceministro de Agricultura, Juan Gonzalo Botero, y el presidente ejecutivo de Fedegan, José Félix Lafaurie, donde se trataron diferentes aspectos, entre ellos la importancia de la regulación del peso mínimo para la exportación de ganado en pie. 

“Desde Fedegan se reconoce la importancia de esta regulación, pero también se influye en la importancia del fomento de la cría”, aseguró.  Puerta Mejía agregó: “Es de resaltar la gestión del ministerio de Agricultura, de comercio exterior y Fedegan en la conquista de nuevos mercados con productos de calidad como lo es la carne y la leche colombiana. Gracias a la recuperación del estatus sanitario como país libre de aftosa con vacunación, hoy se puede acceder a un abanico de países que se traduce en oportunidades para los ganaderos colombianos”.





COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net