Economí­a / AGOSTO 10 DE 2022 / 1 mes antes

Reforma tributaria, así la proyecta el gobierno del presidente Gustavo Petro

Autor : Alejandro Castillo

Reforma tributaria, así la proyecta el gobierno del presidente Gustavo Petro

El proyecto de reforma tributaria fue radicado en el Congreso, por el gobierno de Gustavo Petro Urrego, el lunes pasado y de acuerdo con expertos, algunos artículos afectarían a las personas que tienen menores ingresos económicos.

De acuerdo con el documento que el ministerio de Hacienda radicó ante el Congreso, busca avanzar en materia de progresividad, equidad, justicia, simplicidad y eficiencia; hay voces en contra porque se afectará la clase media.

El gobierno del presidente de Colombia, Gustavo Petro Urrego, radicó ante el Congreso de la República el proyecto de ley Reforma tributaria para la igualdad y la justicia social, que tiene como meta el recaudo de $25 billones en 2023 y que, según el ministerio de Hacienda, busca lograr ajustes al sistema tributario, lo que permitirá avanzar en materia de progresividad, equidad, justicia, simplicidad y eficiencia.

“Tiene como objeto avanzar fundamentalmente en 2 dimensiones. Primero, en disminuir las exenciones inequitativas de las que gozan las personas naturales de más altos ingresos y algunas empresas, así como cerrar caminos para la evasión y la elusión tributaria. Segundo, en lograr la consecución suficiente de recursos para financiar el fortalecimiento del sistema de protección social”, dice el texto.

Agrega que se centra en reducir sustancialmente las exenciones que existen en el régimen del impuesto de renta de personas naturales, y que benefician fundamentalmente a los contribuyentes de más altos ingresos. También contempla un tratamiento más equitativo entre los distintos tipos de rentas líquidas, en aras de lograr una mayor simplicidad del sistema, así como el establecimiento de un impuesto al patrimonio de la población más privilegiada. 

Estas medidas, junto con la eliminación de exenciones y descuentos que generan asimetrías injustificadas en sectores productivos, permite la consecución de más fuentes de ingresos para el gasto social, a través de disposiciones que propenden por una asignación más eficiente de los recursos económicos. 

“Lo anterior se alinea con la priorización que se hará de algunos sectores estratégicos de acuerdo con el plan de gobierno, por ejemplo, la educación, la salud, la protección del medio ambiente, la transición energética, el desarrollo productivo, y la economía popular. Además de elevar los ingresos para abordar la pobreza, la reforma busca mitigar externalidades negativas en la salud y el medio ambiente. En esta materia, resaltan la modificación al impuesto al carbono, y el establecimiento de impuestos a los plásticos de un solo uso, bebidas azucaradas y alimentos ultraprocesados”, reza el proyecto de ley. 

El texto detalla: “La reforma incluye una serie de medidas para combatir la evasión y la elusión de impuestos. Hacia el mediano plazo, la gestión de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, en la lucha contra la evasión, contribuirá para obtener gradualmente recursos totales equivalentes a $50 billones —3,4% del PIB nacional— por año.

Los puntos que comienzan a generar polémica

Damián Pérez Arroyave, especialista en gerencia financiera y magíster en gestión pública, dio a conocer que no es sensato realizar una reforma tributaria en la mayor crisis inflacionaria del país que solo causará más inflación, más informalidad y más evasión. 

Los principales puntos sobre los que llamó la atención fueron: impuesto de renta de 35 % inmediato, que afecta a todas las empresas; impuesto a usuarios de zonas francas a libre decreto del gobierno, que afecta a todas las empresas situadas en zonas francas; apuestas deportivas con 20 % de impuesto por ganancia ocasional, que afectados todos los que realizan esta práctica. 

“Impuesto a ganancia ocasional sobre venta de propiedades, que afecta a todo el que tenga una casa, apartamento, que se le valoriza y hoy quiera vender, pero también a futuro constructores y trabajadores del gremio de la construcción. Impuesto a la venta en tiendas pequeñas, peluquerías, similares del 2 % de los ingresos, así el negocio no dé utilidad. Pero si vende más de $20 millones —promedio de venta de una tienda en Medellín es de $24 millones—— debe pagar el 2.8%, para mayor claridad más de $500.000 al mes, lo que podría acabar con las tradicionales tiendas de barrio”, manifestó Pérez Arroyave.

Agregó: “Como si el punto anterior fuera poco, un supermercado normal que vende $100 millones o más al mes debe pagar un impuesto del 11.6 %, más de $11 millones. Esto va a subir directamente todos los precios de los productos afectando al estrato más bajo. Pero este impuesto no aplicará a las grandes cadenas, ya que las cobija otro régimen”. 

Resaltó que los mecánicos tendrán que pagar el 1.8 % mínimo, consultores 5.9 % mínimo -incluye, por ejemplo, sicólogos-, expendio de comidas 3.4%, educación 4.1% y la salud igual. “Se crea un nuevo impuesto a la gasolina y al ACPM, que afecta a la clase media. El impuesto sobre productos plásticos simplemente será un mayor costo al consumidor. Impuesto a las bebidas azucaradas, que afecta principalmente a la clase baja”. 

Por último, reseñó el impuesto adicional del 10 % a los alimentos ultraprocesados. “No es clara su definición porque en las partidas arancelarias incluyó de todo: harinas procesadas, carnes procesadas, conservas, papas fritas, patacones, cualquier pasabocas empacado, galletas, barquillos, obleas, ponqués, tortas, el pastel de arequipe y el merengón, los confites y hasta las fresas con chocolate, los helados, los postres, las salsas y ya ni sopa se puede tomar porque también van con un 10 % más de impuestos, que con el 19 % del IVA, yo lo llamo el IVA del 29 % que le pondrán a los más pobres del país”. 

“Hay que revisar la reforma de manera minuciosa”

Diana Patricia López Echeverri, directora ejecutiva de Fenalco Quindío, manifestó que la reforma tributaria presentada por el gobierno del presidente Gustavo Petro Urrego, hay que revisarla minuciosamente en sus 69 artículos.

“Podríamos decir que recae muy fuerte sobre los empresarios, por los temas de dividendos, ganancias ocasionales y otra serie de tributos, pero también sobre los trabajadores asalariados. Hay que revisar el proyecto de ley y no podemos desestimular el ahorro y la capacidad de inversión de los colombianos, porque esto afectaría el consumo y la economía en general de los sectores productivos”, apuntó.

La directiva gremial en el departamento aseguró que le parece muy sensato que se implementen aspectos como la eliminación de los envíos postales inferiores a los USD$200, que no pagan impuestos —incluido IVA— ni aranceles, pero consideramos que la eliminación del día sin IVA debe ser revisada por el Congreso, el gobierno y por Fenalco, mirando las bondades para que solo se beneficie la producción nacional”.

Subrayó que es preocupante otro punto como es el de los impuestos a las bebidas azucaradas y a los alimentos ultraprocesados, pues estos productos son los que más venden en las tiendas de barrio y esos impuestos se van a traducir en un impuesto directo al tendero. “A su vez se va a incrementar el costo de estos productos para los consumidores, que en su mayoría son de niveles bajos de ingresos”.

El impuesto a las bebidas azucaradas es un avance

Contrario a lo que analistas y en este caso el Fenalco consideran sobre el impuesto a las bebidas azucaradas, desde Redpapaz, Carolina Piñeros Ospina, directora ejecutiva de esta entidad, afirmó que es un avance.

“Redpapaz ha venido apoyando el impuesto a las bebidas endulzadas ultraprocesadas desde el año 2016 y esperamos que en esta oportunidad, que el gobierno nacional está buscando poner esta sobretasa, no solo a las bebidas, sino a los comestibles, se logre”.

Recordó que esta es una medida que desestimula el consumo de estos productos nocivos para la salud. “En el caso de las bebidas, hay evidencia de que con una sobretasa del 24 % se disminuiría el consumo en por lo menos un 32 %, de manera particular en las personas más pobres y niños y adolescentes. Por esta razón es una medida que vale la pena apoyar, pues Colombia ya tiene evidencia de un buen funcionamiento del impuesto saludable al tabaco”.

 


Temas Relacionados: #Economía #Reforma tributaria

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net