Fauna / JULIO 06 DE 2021 / 3 semanas antes

Un camaleón que sí habita en el Quindío

Autor : Alejandro Castillo

Un camaleón que sí habita en el Quindío

Aunque es llamado camaleón andino, no es de la familia de los camaleones y la única similitud con estos es la capacidad de cambiar el color de la piel.

A propósito de la incautación de una especie africana la semana pasada, LA CRÓNICA hace referencia al Anolis heterodermus.

Los camaleones son uno de los animales con características extraordinarias, principalmente su habilidad para cambiar de color, pero también su lengua protráctil, que puede llegar a medir más que su propio cuerpo y está equipada con un poderoso músculo que la impulsa a gran velocidad para atrapar sus presas —principalmente insectos—. Otra de sus adaptaciones son sus ojos, que se mueven de manera independiente, lo que le permite tener una cobertura visual más amplia que la de cualquier otra especie de la fauna.

Su hábitat natural está principalmente en África, aunque también se encuentra en algunas zonas de Europa y Asia, por lo que hallar un ejemplar de estos en el Quindío no sería normal y se trataría de un caso de tráfico ilegal de fauna silvestre, como el hecho reportado la semana pasada por las autoridades del departamento, las cuales hallaron un camaleón africano que era transportado en una encomienda, el cual fue incautado y dejado a disposición del bioparque Ukumarí en Pereira.

Aun así, en territorio quindiano es posible ver, según su nombre común, al camaleón andino, aunque realmente no es de la familia de los primeros en mención —Chamaeleonidae.

Este pequeño reptil, que por poco es una especie endémica de Colombia, pues de acuerdo con los reportes solo habita en los andes del territorio nacional y en Carchi, Ecuador, es de la familia Dactyloidae y gracias a su distribución en zonas altas, en el departamento puede encontrarse en los municipios cordilleranos.

De acuerdo con los reportes realizados por los amantes de la naturaleza en la página web colombia.inaturalist.org, uno de los avistamientos de esta especie, cuyo nombre científico es Anolis heterodermus fue dado a conocer por Manuel Julián Obando en el municipio de Salento.  

Este animal se ha adaptado tan bien a las zonas con bajas temperaturas, que incluso es llamado camaleón de páramo, pues habita en estos ecosistemas, como lo reportó Felipe Villegas, del Instituto Humboldt, quien registró un ejemplar en el páramo de Ocetá, en el municipio de Monguí, Boyacá.

Ver también: Boa constrictor encontró en La Tebaida un ‘Edén Tropical’

 

“La piel de este lagarto es bastante peculiar, ya que cambia de color cuando siente alguna amenaza gracias a que tiene células llamadas cromatóforos que tienen esta capacidad. Como se mimetiza entre la vegetación para despistar a sus depredadores, las comunidades lo llaman camaleón”, describió Villegas.

Las escamas agrandadas y granulares, registradas por el fotógrafo del Instituto Humboldt, es otra de las características de la piel de este lagarto.

Puede medir hasta 14 centímetros y los machos pueden ser de colores vivos como rojizos o amarillos, además de contar con una cresta más desarrollada que las hembras.

Está adaptado a la vida diurna y arbórea. Su cola prensil y sus escamas subdigitales en forma de lamela facilitan los hábitos escaladores para situarse en ramas y esperar pasivamente sus presas —insectos—. Cuando se acerca un depredador se oculta detrás de una rama aplanando el cuerpo o se suelta en caída libre.

Se asemeja a los camaleones en el cambio de color de la piel, pero no tiene lengua protráctil, ni la cualidad de mover los ojos de manera impediente.



Temas Relacionados: Camaleón Quindio Fauna

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net