General / SEPTIEMBRE 02 DE 2013 / 8 años antes

Biopolímeros, un procedimiento "˜estético' mortal

Biopolímeros,  un procedimiento ‘estético’ mortal

El doctor Julio Alberto Zuleta Mora enseña cómo vienen los biopolímeros.

El doctor Julio Alberto Zuleta Mora, cirujano plástico reconstructivo y miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, recomendó a las personas no aplicarse esta sustancia por ningún motivo.
¿Qué son los biopolímeros?
En pocas palabras son caucho, con estos se construyen acrílicos, sillas, canecas, entre otros. Son productos derivados de los hidrocarburos —petróleo— que se utilizan desafortunadamente en salud exclusivamente en estética.


¿Cuál es la cifra de ciudadanos con biopolímeros en el Quindío?
No solo teniendo las cifras de mi consultorio, sino la de los otros médicos que me remiten pacientes, en el Quindío hay cerca de 30 mil pacientes con biopolímeros.


¿Qué causan estos elementos en el cuerpo?
Al ser caucho, el cuerpo no está en condiciones para degradarlo, por lo que reacciona y en forma de defensa para rechazar y expulsar este material, lo envuelve formando un callo llamado granuloma a cuerpo extraño y con este el organismo busca evitar que se produzcan más daños.

Por eso es que se logran volúmenes aparentemente bonitos, pero es porque se aumenta el tamaño del callo, pero con el tiempo comienza a infectarse y produce salida de pus y si se complica produce deformación de la piel y puede llevar hasta la muerte.

La enfermedad que causa se llama alogenosis iatrogénica que tiene varios estadios. Cuando se está en el número 5, que es el más grave, generalmente terminan en amputación, aunque afortunadamente pocas personas llegan a este.


¿Cómo se retiran los biopolímeros del cuerpo?
Generalmente los pacientes que atiendo están en estadios 2 y 3 y se puede hacer un tratamiento con una técnica que se llama multipunción succión. Se hacen múltiples punciones con unas cánulas especiales en titanio en cada uno de los microbiopolímeros y extraerlos.

Es de aclarar que nunca se puede retirar el 100% de este compuesto, pero lo que queda en el cuerpo ya no causa daño y es una técnica que permite salvar el glúteo, dejarlo estético y sobre todo curar la enfermedad.

El láser está contraindicado para los biopolímeros, porque lo que hace es calentar la zona, los diluye y hace que se extiendan hacia otras áreas del cuerpo.


¿Qué puede pasar —no solo por el uso del láser— cuando el material llega a otras partes del cuerpo?

Los biopolímeros vienen en la mayoría de casos recubiertos por una sustancia que se llama carbonato de calcio que es absorbida por el cuerpo.

Una vez desaparece el carbonato de calcio el otro compuesto se solidifica un poco y se trasladan a otras partes porque el cuerpo no es capaz de mantenerlo en un solo sitio. Puede llegar a la parte baja de la columna cervical y comprimir algunos nervios que producen insensibilidad, dificultad para caminar y hasta parálisis temporal en las piernas. En otros casos emigran hacia las piernas y producen nódulos.

Otras situaciones más complejas surgen cuando está en estado líquido, ya que pueden producir coágulos de aceite que llega hasta los pulmones por los vasos sanguíneos y producen un embolismos que resultan mortales para las personas. También pueden actuar a través del sistema de drenaje linfático, —vasos que eliminan las toxinas que el cuerpo produce y ya no necesita— taponándolos y generan inflamaciones en los tobillos, las piernas y en articulaciones.


Esta es una práctica de hace muchos años que ahora se ha incrementado, ¿por qué este incremento?
Hace 25 o 30 años se aplicaban solo en la cara y en muy pocas cantidades, el problema fue cuando comenzaron a salir a la luz pública y se empezaron a usar en volúmenes mayores especialmente en los glúteos.

En los últimos tres años ha sido catastrófico el incremento. En un principio yo atendía un paciente cada mes o cada dos meses y ahora atiendo de cinco a seis personas entre mujeres y hombres semanales y ya se aplican en cualquier parte del cuerpo como la cara, pechos, piernas, e incluso en los órganos genitales masculinos.

El incremento es consecuencia de lo económico que resulta el tratamiento para la ciudadanía, pero después deben gastar grandes cantidades de dinero para extraerlos y en ocasiones el precio más alto es la muerte.


En Colombia no hay una ley que prohíba el uso de biopolímeros, ¿qué trabajo hace la Asociación Colombiana de Cirugía Plástica y los médicos responsables frente a este problema?
Da tristeza que en Colombia estos productos tengan registro Invima, mientras en países de Europa o para no ir muy lejos, Venezuela, están prohibidos y venderlos o usarlos en cirugías es un delito que lleva a la cárcel.

En el momento hay un proyecto de ley a raíz del caso de Jéssica Cediel pero apenas es un inicio. Las personas que se ven afectadas lo único que pueden hacer contra quienes aplican esto, es un proceso legal por lesiones personales.

Por esta razón desde la asociación se están realizando trabajos de concienciación y por lo menos yo como médico de este gremio, adelanto diferentes charlas con distintas entidades en el Quindío, para que las personas aprendan lo dañino que es este material y por ninguna razón se dejen aplicar biopolímeros y para que quienes los tengan acudan a un especialista y se los retiren.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net