General / ABRIL 01 DE 2013 / 9 años antes

Inclusión educativa, empeño de la U. Gran Colombia

Inclusión educativa, empeño de la U. Gran Colombia

fotos archivo particular La inclusión es un proceso participativo que se construye mediante la libertad y elección de las personas a quienes va dirigido el apoyo, dijo la asesora del MEN.

La inclusión educativa ha sido una preocupación desde que Jaime Bejarano Alzate asumió la rectoría de la universidad La Gran Colombia seccional Armenia, Ugca.
Y en ese marco de empeño institucional acogieron la convocatoria hecha por el Ministerio de Educación Nacional, MEN, con el fin de apoyar la conformación de alianzas estratégicas para el fortalecimiento de la educación superior en sus niveles técnico profesional y tecnológico.

Ese centro de educación superior informó que el MEN admitió la propuesta de la Alianza Educoandes, que busca precisamente satisfacer evidentes requerimientos en este campo. De ser avalada la iniciativa, permitiría su sostenibilidad a lo largo de cinco años.

“Para tal efecto era necesario hacer un análisis del contexto educativo, productivo, investigativo y social e identificar las necesidades educativas para encontrar la pertinencia de las ofertas académicas”.

Próximamente representantes de la Ugca, del lnstituto Técnico de Educación Profesional, Intep, de Roldanillo, el alcalde de Buenavista y el alcalde de Anserma Nuevo, sustentarán el proyecto ante funcionarios del MEN, con el propósito de realizar los ajustes que sean necesarios. Los resultados de esta fase de la convocatoria se conocerán a mediados del mes de abril del año en curso.


Inclusión educativa
Fulvia Cedeño Ángel, psicopedagoga y asesora del MEN, explicó que ese despacho como ente rector de la educación ha liderado la formulación de la política pública en y para la diversidad, ha ofrecido los lineamientos y generado condiciones básicas en los territorios para el desarrollo de instituciones educativas protagónicas en la evolución social del ser humano.

Igualmente proyectadas en lo cotidiano y que respondan a las necesidades del momento social, político y cultural, y a las demandas y particularidades de las poblaciones vulnerables, mediante la flexibilización de programas, proyectos, currículos y el desarrollo de modelos.

Dijo que la inclusión se resalta como una actitud que engloba el escuchar, dialogar, participar, cooperar, preguntar, confiar, aceptar y acoger las necesidades de la diversidad. Concretamente tiene que ver con las personas, en este caso, las personas con discapacidad, pero se refiere a las personas en toda su diversidad. “El incluir implica el dejar participar y decidir a otros que no han sido tomados en cuenta”. Según ella, la inclusión tiene un referente práctico que se observa en la cotidianidad de las acciones.


Pautas de intervención
Enfatizó la asesora del MEN: “Necesitamos tener presente que se vive un proceso muy complejo en nuestro sistema educativo, que implica cambios radicales en el ámbito de lo conceptual, de lo metodológico y de lo organizacional, para establecer otras pautas de intervención en las instituciones educativas de los diferentes niveles, que fundamentalmente se dirigen a la creación de condiciones de trabajo que favorezcan la inclusión de personas con necesidades educativas especiales a la educación”.

Estimó que la dificultad de este proceso, entre otros aspectos, se caracteriza por lograr un consenso, principalmente entre quienes están involucrados más directamente, sobre los conceptos básicos que han de permitir la comprensión de lo que representa, para la comunidad educativa y para la sociedad en general, la atención a las necesidades educativas especiales en el contexto de una institución incluyente y con base en el principio de una educación para la diversidad.

Reveló que en los últimos años en Colombia, en México y otros países, se ha generado una literatura importante al respecto, así como investigación y programas de desarrollo educativo, lo que se traduce en aportes, que como en todo campo del conocimiento, están sujetos a una permanente discusión y revisión, traduciéndose en nuevos enfoques y acciones.

“La persona es lo más importante. La persona es parte de la comunidad. La inclusión asume que todos somos únicos en capacidad y valía, que toda persona puede aprender. Todos tenemos algo que aportar. Es la responsabilidad y la oportunidad de ofrecerle a cada persona la ocasión de aportar algo, de pertenecer”.

Agregó: “La inclusión es un proceso inacabado y continuo. Se procesa internamente en la persona y se transmite con sus actos y acciones. Es una práctica que parte de las personas concretas y sus necesidades, construye con ellas. Es un proceso participativo”.

Por Fernando Elías Acosta González


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net