Historia / DICIEMBRE 13 DE 2020 / 1 año antes

Chiribiquete y la Piedra del Indio, lugares arqueológicos de Colombia y el Quindío para la mención del arte rupestre

Autor : Roberto Restrepo Ramírez

Chiribiquete y la Piedra del Indio,  lugares arqueológicos de Colombia y el Quindío para la mención del arte rupestre

Las pinturas rupestres de Chiribiquete.

Noticias sensacionalistas, que se vienen difundiendo desde noviembre de 2020, nos traen al recuerdo dos hechos para la historia arqueológica de Colombia y el Quindío, por cuenta del denominado arte rupestre. Estos dos términos se relacionan con las pictografías y petroglifos, ubicados en diferentes lugares del país y de nuestro departamento y que corresponden a las manifestaciones de pintura y grabados sobre piedra que nos dejaron los pueblos prehispánicos. No podemos afirmar que sean evidencias de arte de aquellos habitantes ni tampoco determinar la fecha exacta para ubicarlas eAAn las épocas más remotas o más recientes. Lo cierto es que allí han permanecido desde hace siglos, mostrando los hechos del pasado, alrededor de aquellos grafismos simbólicos, que permiten reconstruir su vida cotidiana y ceremonial a través de esas representaciones.

Los nombres Chiribiquete y la Piedra del Indio son referentes para recordar dos sucesos arqueológicos. En las formaciones rocosas de la selva amazónica, desde los años 80, el arqueólogo Carlos Castaño tiene el mejor conocimiento de lo que encierra la serranía de Chiribiquete. En una revista nacional, esta frase que aparece en el marco de la entrevista concedida a ese medio, resume la importancia de los yacimientos arqueológicos que allí se resguardan. “Simple y llanamente, esto es lo más grande en pintura rupestre en toda la arqueología mundial”, asegura el investigador, que reconoce el valor universal de este sitio, “tapizado de murales gráficos y rituales en más de 75.000 dibujos donde se representan escenas ceremoniales, míticas, épicas e, incluso, algunas de carácter cotidiano de pueblos cazadores recolectores que dieron un especial énfasis a la figura emblemática del jaguar, que está dispuesto en todos los contextos temáticos,espaciales y temporales de los murales encontrados hasta el momento”1.

En lo que al Quindío respecta, en el mes de noviembre de 2020 se cumplieron 10 años de la desaparición de la más grande evidencia de grabado prehispánico sobre piedra hallada en el departamento. Fue en una inspección realizada en el borde del río Espejo, en límites entre La Tebaida y Montenegro, a principios del año 2010, cuando se constató que el petroglifo llamado Piedra del Indio había sido cubierto por una gruesa capa de sedimento y arena, por cuenta de una creciente de esta corriente fluvial. De la evidencia arqueológica se recuerdan los diseños antropomorfos en la superficie superior de la piedra y del rasgo zoomorfo, una salamandra, en su parte posterior. El cubrimiento de la gran piedra por la avalancha de un brazo del río Espejo fue reportada ante la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, y al Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICANH. Del petroglifo más admirado del Quindío se conocía información desde principios del siglo XX, cuando Luis Arango Cardona y sus hermanos dan cuenta de su existencia y lo fotografían. También se supo que, “de acuerdo con versiones de los lugareños, se intentó extraer de su sitio original por algunos extranjeros maravillados con la impronta labrada en su parte superior”2.

La integridad y preservación de las manifestaciones del arte rupestre en Colombia han estado siempre en riesgo. Desde noviembre de 2020, noticias tergiversadas sobre las exploraciones arqueológicas realizadas en los últimos años en Chiribiquete y otros sitios rocosos aledaños, entre ellos La Lindosa, han despertado la curiosidad por conocer estas pinturas antiguas. Cientos de turistas esperan hacer parte de paquetes para conocer lo que se ha llamado la “Capilla Sixtina de la Amazonia”. 

1 “El descubridor de la Capilla Sixtina de América”. En: Revista Bocas. Por: Darío Vargas Linares. Edición No. 93, febrero de 2020.

2 “Arte rupestre del Quindío Petroglifo Piedra del Indio”. En: Periódico La Tarde del Quindío. Año 1999.

Recomendado: La Trilogía del teatro necesario, para recordar la historia

Las informaciones emitidas sobre la supuesta antigüedad de las pictografías, que se anuncian como pertenecientes a la Edad del Hielo, con más de 10 siglos de haber sido plasmados los dibujos, no corresponden a la realidad. Ello solo produce un efecto mediático, que muchos medios escritos y virtuales del país y el exterior han replicado irresponsablemente.

Mientras tanto, en el Quindío, otros petroglifos que se encuentran cerca de la desaparecida Piedra del Indio y que corresponden a las márgenes del mismo río Espejo, están expuestos al daño que puedan ocasionar personas en la superficie donde están los grabados. Hacia esos parajes se programan recorridos turísticos, que no tienen en cuenta la capacidad de carga y de impacto para estos lugares de bosque y fragilidad ambiental. A uno de los petroglifos del sector de La Herradura, llamado la Piedra de la Familia, se le construyó escalera y baranda de guadua para acceder a él y por eso crece la posibilidad de ser rallado o destruido. El petroglifo llamado la Piedra del Cacique, que tiene en su superficie diseños en forma de espiral, situado en la ribera derecha del río Quindío, sector de El Caimo, fue dinamitado en la década de 1940. Petroglifos descubiertos en los últimos 20 años están en riesgo de ser vandalizados por los inescrupulosos. Entre ellos están la Piedra de la Salamandra en una finca de Montenegro. La Piedra de San José, cerca de la Piedra del Indio. Y los reportados en la vereda La Montaña de Quimbaya y el sector rural de Hojas Anchas de Armenia.

Las historias milenarias que encierran las pinturas y grabados sobre piedra son de importancia extrema para Colombia y el mundo entero. Otros factores exponen a estos yacimientos arqueológicos en condición de vulnerabilidad. Son los incendios provocados en la selva circundante a Chiribiquete y La Lindosa, con el fin de ampliar la frontera agrícola, los que pondrán al descubierto las pinturas antiguas y facilitarán expeditos accesos a los saqueadores. Esas gráficas son testimonios únicos de la vida cotidiana y ceremonial de sus artífices, y también hay en ellas rasgos de agricultura, animales de cacería y otros aspectos mitológicos.

En el Quindío el turismo desbordado podría incrementar la visita a los petroglifos, algo que no se puede aceptar pues ellos son sitios arqueológicos que deben ser investigados en el futuro y se les debe proteger. Además,un factor negativo incide en los petroglifos que se encuentran en jurisdicción de La Tebaida. Absurdamente, este municipio quedó por fuera de la zona del Paisaje Cultural Cafetero y un acuerdo del concejo municipal, el 007 del 28 de febrero de 1995, “por medio del cual se dictan normas para la protección del Patrimonio Arqueológico en el municipio de La Tebaida”, nunca se aplicó.

Ver también: Una pesquisa sobre plazas, casas y moradores del Quindío en sus primeras décadas
 

Solo se espera la pronunciación oficial del ente rector de la arqueología colombiana, el ICANH, frente a la información tergiversada sobre la edad de las pinturas rupestres de Chiribiquete y La Lindosa, y que ha confundido a los colombianos. También se espera sea una realidad la protección de los petroglifos del Quindío. La aclaración de este organismo oficial sobre el efecto mediático de las noticias sobre el arte rupestre amazónico y su empoderamiento, junto con el de las alcaldías, sobre los petroglifos del Quindío, que no deben entrar en la órbita del turismo masivo,son acciones de urgencia para la salvaguardia del Patrimonio Arqueológico.


Temas Relacionados: Historia Colombia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net