Historia / ABRIL 25 DE 2021 / 8 meses antes

Me encontré en la vida con… Benjamín Arias Gutiérrez

Autor : Gabriel Echeverry González

Me encontré en la vida con…  Benjamín Arias Gutiérrez

Benjamín Arias Gutiérrez.

Ilustre dirigente cívico, ciudadano sin tacha, nacido en Ibagué el 12 de mayo de 1925 y fallecido en Medellín el 9 de febrero de 2006.

Sus padres Benjamín y Tulia, en dicha unión nacieron cinco hijos: Cecilia, Tulia, Nelly, Jorge y Benjamín. Don benjamín, padre y abuelo, había sido militar en la guerra de los Mil Días y un destacado ganadero del Tolima.

Cursó sus estudios primarios y culminó su bachillerato en el afamado colegio nacional San Simón con apenas 17 años de edad y durante 5 años trabajó en la Contraloría Departamental, el Banco Central Hipotecario y los Ferrocarriles Nacionales. Además vendió seguros y por las noches, con su voz melodiosa, hacía turnos de locución en Ecos del Combeima.

Se enamoró de la bella ibaguereña Laurisse Estefan -tía del afamado médico psiquiatra Roberto Estefan Chehab- de origen libanés, estudiante en la primera promoción de enfermeras de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. Lorís -como se le llama cariñosamente- contrajo nupcias con Benjamín, como bien lo dice su hijo Óscar Humberto: “Pero pudo más el amor que la distancia y fue allá en Bogotá en donde, de maña y modo furtivo se casan en la iglesia de Santa Bárbara ¡créanlo todos! A las 6 de la mañana. Ella, de blanco, uniforme de enfermera, tenía clase a las 8. ¿Quién podría creerlo? El beso en el atrio fue un adiós y él, sale a tomar el bus para Ibagué, ella, el tranvía hacia el hospital de sus prácticas, el San José. Era el 16 de mayo de 1947” (1).  

De esta bella pareja nacieron cinco hijos: Luis Eduardo, médico veterinario zootecnista con estudios en economía agrícola y estadística; Óscar Humberto, médico traumatólogo, ortopedista, especialista en cirugía de la mano en el Instituto Francés de la Mano; Roberto, ingeniero electricista, especialista en sistemas de potencias; Patricia Helena, fisioterapeuta especializada en gerontología y estadísticas; y Claudia Victoria, enfermera, especializada en administración hospitalaria. Loris se gradúo de enfermera en marzo de 1948.

A la ciudad capital

Se instalaron en Bogotá en donde Benjamín estudió en la Escuela Nacional de Comercio, trabajó en las oficinas del tranvía municipal y regresó a la radio nocturna en Radio Continental, los fines de semana narrador deportivo con Mike Forero Nougues y Carlos Arturo Rueda -famosos periodistas deportivos- y en programas de variedad con Otto Greiffestein.

En la tacita de plata

La familia ampliada con los primeros tres hijos -Óscar Humberto, Luis Eduardo y Roberto- viajó a la ciudad de Armenia -la hermosa tacita de plata como la llamó el maestro Germán Arciniegas- en 1953 con el fin de gerenciar la empresa familiar de electrodomésticos Cadis -Central Americana de Distribuciones-, concebida por su cuñado Michel Estefan, y además máquinas de coser con marca propia. Loris fue jefe de enfermeras en el hospital San Juan de Dios y creó la escuela de enfermería. Actualmente vive en Medellín rodeada del afecto de su bella familia.

Más tarde se dedicó al comercio automotor, primero con la marca Ford, después con su propia empresa Conautos y finalmente varios años con Centro Automotor-Renault, empresa creada por Don Camilo Villegas Villegas, de la que fue accionista. (2). En 1960 nació su hija Patricia Helena y en 1964 su hija menor Claudia Victoria.

Club de Leones Monarca

Por más de cuarenta años hizo parte de este valioso grupo cívico en donde alcanzó todos los honores: presidente varias veces del club local, asesor y gobernador del Distrito F-5, presidente del consejo de gobernadores y un constante animador de numerosas actividades altruistas como liderar la gesta que hizo posible la construcción del aeropuerto El Edén; el circo teatro El Bosque; coadyuvar en el establecimiento de una guarnición militar en Armenia, a la postre el Batallón Cisneros que funcionó muchos años en el Barrio San José; la ciudadela del ciego en el barrio El Recreo y traer el Instituto Nacional del Ciego; el primer bachillerato nocturno; los famoso convites cívicos para la construcción de la catedral y muchísimas obras sociales que siguen realizando las nuevas generaciones, con el ejemplo vivo de Leones como Benjamín, en una institución que es cuarta en antigüedad en el país y primera en el Eje Cafetero.

Actividad cívica sin descanso

Con su maravillosa vocación de servicio participó en la formidable tarea de construcción del Club Campestre, planeación y ejecución de jardines, zonas deportivas, el campeonato nacional de tenis y desde luego los famosos bailes típicos. Así mismo, fue animador del nacimiento del Club de Tiro, Caza y Pesca, en su presidencia organizó su sede e instalaciones deportivas y en 1966 realizó el campeonato nacional de Fuego Central Carabina. Con algunos ciudadanos consolidaron el colegio Champagnat para niños pobres de la ciudad bajo la regencia de la comunidad de los Hermanos Maristas.

Fomento y Turismo y SMP

Colaboró estrechamente en la presidencia de la Junta de Fomento y Turismo durante varios períodos y su asistencia y entusiasmo en el reinado de belleza en Cartagena, inclusive en 1965 cuando fue elegida princesa, la bella Clarena Gómez Gómez. Por su acendrado fervor cívico en el Quindío, en esa época, no fue ajeno a los programas de la Sociedad de Mejoras Públicas.

Mirador

Así se llamaba la columna que escribió con agradable léxico en el Diario del Quindío y después en el semanario El Quindiano, que dirigía Alberto Duque Ochoa. Alternaba en las páginas editoriales con Alberto Gómez Mejía, Bernardo Pareja, Humberto Jaramillo Ángel y quién esto escribe.

Condecoraciones

En 1980 le fue otorgada la máxima distinción de la ciudad El Cordón de los Fundadores por sus valiosos servicios cívicos y sociales, en los 60 años del Club de Leones Monarca se hizo merecedor de la condecoración Honor al Mérito Leonístico, a lo largo de su brillante existencia recibió menciones y diversos reconocimientos de la ciudad y las instituciones.

En las honras fúnebres de este gran colombiano, Orlay Muñoz Marín, abanderado del civismo y distinguido profesional, señaló: “Para el Club de Leones Armenia Monarca hoy es un día de sentimientos encontrados. Por un lado, nos invade una gran tristeza: Benjamín Arias Gutiérrez ya no está con nosotros, ha partido y nos ha dejado un inmenso vacío. Pero, al mismo tiempo, la firme convicción de que él ya está en la casa del Padre, del León de Judá, disfrutando de la paz eterna que se merecen los que han sido buenos y justos, nos llena de gran satisfacción”. 

En su libro Por los caminos del tiempo, el ilustre jurista e intelectual Helio Martínez Márquez, escribió: “Benjamín Arias fue uno de los pioneros de nuestro progreso y desarrollo, un apóstol del civismo que uso su corazón, su voluntad y su espíritu al servicio de la ciudad con pasión y desinterés, hasta que la humana fragilidad agotó su cuerpo, pero no su espíritu, sobreponiéndose a sus fuerzas. Aquí estuvo en octubre pasado pregonando que Armenia era la tierra de sus amores, de su fe y de sus esperanzas. Todavía resuena en nuestros oídos sus palabras optimistas, su emocionada apología de nuestra ciudad”.

Recuerdo a Benjamín Arias Gutiérrez con su amable sonrisa y su energía desbordante, su dinamismo sin pausa por el servicio social y las causas en beneficio de los sectores más pobres y desvalidos, un ser humano ejemplar que irradiaba felicidad y nobleza, en su vida familiar y en el seno de la sociedad. La luz de un hogar orgulloso de un padre especial inteligente, trabajador y altruista.

Con sus hijos Luis Eduardo, Roberto y Óscar Humberto, el apoyo del gran señor y amigo Orlay Muñoz Marín, hemos recorrido el camino existencial de un gran colombiano, cosido con amor a nuestra tierra, Mincho benefactor y trabajador insigne, a quien hoy le rendimos un homenaje que trascienda hacia el porvenir en la memoria agradecida de los quindianos. 

1)    Arias Estefan, Óscar Humberto. Medellín.12 de marzo de 2005. ¡He vivido ¡. Palabras en el fallecimiento de su señor padre.

2)    Echeverri González, Gabriel. Pinceladas. Ensayo Biográfico, volumen 2. En impresión. Semblanza de Camilo Villegas Villegas.


Temas Relacionados: Historia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net