Judicial / ABRIL 30 DE 2021 / 4 meses antes

Cárcel a Alexánder López Agudelo por tentativa de homicidio y actos sexuales contra mujer residente en Salento

Autor : David Salazar

Cárcel a Alexánder López Agudelo por tentativa de homicidio y actos sexuales contra mujer residente en Salento

Alexánder López Agudelo.

La Fiscalía General de la Nación, FGN, formuló la imputación que el sujeto no aceptó.

Alexánder López Agudelo, de 22 años de edad, fue enviado a la cárcel por los delitos de actos sexuales violentos; lesiones personales agravadas, por sevicia y por poner a la víctima en estado de indefensión y violación de habitación ajena.

Este hombre es el principal sospechoso de vejámenes sexuales y heridas cometidos con un objeto cortopunzante que sufrió una ciudadana, de 27 años de edad, en su casa localizada en la vereda San Juan de Carolina en Salento.

Las audiencias

El juez único promiscuo de Salento legalizó la captura en contra de López Agudelo, hecha por la Policía Nacional el pasado martes en Circasia, donde fue trasladado para su atención médica.

Del hecho no hubo apelaciones, aunque la defensa intentó exponer una posible violación a los derechos de López Agudelo, ya que esta persona fue agredida por la ciudadanía tras ser señalada como el responsable de las múltiples heridas y el intento de violación.

El juez del caso no vio impedimento de la legalización de la captura ante esta manifestación, puesto que los argumentos de la Fiscalía fueron que los uniformados actuaron en defensa de esta persona en el momento que era agredido.

Le puede interesar: 19 años de cárcel a un hombre por violar a su propia hija
 

López Agudelo no aceptó los cargos apuntados por el ente investigador penal, pero le fue impedida la venta de cualquier bien durante los próximos 6 meses.

En la audiencia de solicitud de medida de aseguramiento, el fiscal expresó que era necesaria la prisión preventiva, ya que este sujeto era un peligro latente para la sociedad y que podría no comparecer a la justicia porque en su individualización se conoció que no reside en el lugar de los acontecimientos o Salento y por ende violó su arraigo para, según las autoridades, cometer los punibles.

El sujeto será trasladado a una estación de Policía Quindío antes de ir a un centro penitenciario del departamento.

Consejo de seguridad

Ayer se llevó a cabo un consejo de seguridad extraordinario en la vereda San Juan de Carolina de Salento presidido por el gobernador del Quindío, Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, y con delegados de la Policía Nacional, Fiscalía, Ejército y el gobierno de la localidad. 

Esta reunión se concibió porque un supuesto allegado a López Agudelo contactó a la familia de la víctima a través de una llamada  y la amenazó. 

En conversaciones con el gobierno departamental se supo que se solicitarán medidas cautelares de protección a testigos y el supuesto intimidador será indagado por el ente investigador penal por el delito de amenazas. 

En el consejo de seguridad también se decidió aumentar el pie de fuerza en la zona por parte de la Policía Nacional para evitar que este tipo de situaciones se presenten de nuevo.

El ataque

El agresor tenía como objetivo violar y asesinar a la mujer de 27 años residente en predio rural de la vereda San Juan de Carolina. La víctima y 3 testigos oculares del ataque confirman esta versión pues recuerdan que el agresor gritaba que quería asesinar a la mujer con la que forcejeaba, desafiaba a quienes intentaban evitar el hecho, se reía y golpeaba en repetidas ocasiones a la mujer, la mordía, la estrujaba, buscaba desnudarla, la sometía, la tocaba con sus manos  impregnadas de excremento, trataba de asfixiarla introduciéndole en la boca sus dedos untados de materia fecal y le clavaba en diferentes partes del cuerpo un tenedor.

A las 9 a. m. comenzó la brutal agresión. Minutos antes, quien hoy está tras las rejas acusado de tentativa de homicidio y actos sexuales, según fuentes, llegó a la finca, se recostó en el portón principal, llevaba una sombrilla rosada, aprovechó que nadie estuviera pendiente para ingresar al predio, avanzó unos trescientos metros hasta la casa de la finca, saludó a una persona que se encontró en el camino, y una vez en el interior de la vivienda rural se sentó en uno de los muebles de la sala.

El inusual ladrido de los 2 perros de la finca llamó la atención de Angélica, que por la fibromialgia que padece se demoró unos minutos para levantarse de su cama. Con algo de temor preguntó, en voz alta desde el interior del dormitorio, si quien estaba en la casa era su esposo y el verdugo contestó usando las mismas cariñosas palabras que el esposo de la mujer acostumbra pronunciar para comunicarse con ella. Este aterrador detalle es parte de la investigación, los familiares de la mujer atacada piensan que el agresor llevaba varios días merodeando el lugar.

Cuando la mujer salió de la habitación en la que reposaba, vio al hombre que minutos después se abalanzaría sobre ella para intentar asesinarla, masturbándose y esparciendo por su cuerpo sus propias heces fecales. La víctima tomó un palo en sus manos para tratar de defenderse de la agresión que ya para ese momento era evidente pero el victimario, a la fuerza, le arrebató el palo y comenzó casi una hora de un interminable forcejeo en el que el agresor dominó a la fuerza a la mujer y realizó con ella toda suerte de vejámenes.

Los gritos de auxilio por fin fueron identificados por la esposa del agregado. La mujer de 51 años acudió al llamado de Angélica, pero no pudo hacer mayor cosa porque el agresor también la golpeó. 

Lo que alcanzó a hacer la mujer mayor fue gritar hasta que su esposo llegó y durante varios minutos intentó aplacar la ira y los golpes con los que el hombre hoy enviado a prisión tenía reducida en el piso a Angélica. 

Cuando la mujer violentada pudo escapar del torturador, corrió hasta la casa de los agregados y se ocultó debajo de una cama hasta que al sitio arribó la Policía.

La ruta de atención

En una patrulla de la Policía la mujer a la que intentaron matar y violar, fue trasladada hasta el hospital de Circasia para que le prestaran los primeros auxilios. Mientras era atendida, al mismo hospital arribaron con la señora esposa del agregado de la finca quien acusaba un fuerte dolor precordial. Tras las primeras diligencias de los investigadores del CTI, el procedimiento continuó en medicina legal en donde determinaron 30 días de incapacidad para la afectada. 

El profesional de la salud que valoró a Angélica se percató de que la paciente no había sido remitida con manejo de antibióticos y por eso sugirió trasladarla a un centro médico para tal fin. Ya en el hospital del Sur, de Armenia, se realizó una nueva valoración, la trataron con antibióticos y analgésicos, le lavaron las múltiples heridas y ordenaron la remisión a una clínica del norte de Armenia en donde le practicaron nuevos exámenes y permaneció hospitalizada.


Temas Relacionados: Medida de aseguramiento Salento

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net