Región / JULIO 24 DE 2009 / 11 años antes

Denunciaron ineficiencia del circuito cerrado de televisión de Armenia

Denunciaron ineficiencia del circuito cerrado de televisión de Armenia

Hasta el cableado está mal instalado, incluso aparece amarrado con cinta adhesiva, lo que consideró el ingeniero Giraldo Carmona como algo ilógico.

De acuerdo con el profesional, el sistema implementado en la ciudad es totalmente inadecuado y no compensa su valor.
Con fotografías que demuestran las falencias del sistema cerrado de televisión, instalado en la capital quindiana a finales de 2007, el ingeniero César Augusto Giraldo Carmona, experto en transmisión de datos inalámbricos y con 25 años de experiencia trabajando en el campo de las telecomunicaciones, concedió una rueda de prensa en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Armenia, con el fin de denunciar estas anomalías.
Según el ingeniero, los equipos se encuentran mal instalados e incluso algunos son inadecuados, por lo que afirmó que no compensan la inversión de casi dos mil millones de pesos, que hizo la administración pasada, para dotar de cámaras de seguridad a la ciudad.

“En términos generales la información que pueden proveer estos artefactos y que se supone es utilizada por la Policía Quindío para realizar su trabajo, no sirve para nada, y hace muy bien la institución policial en no recibir ese embuchado”, comentó ante los medios de comunicación presentes el expositor.
Advirtió que estos equipos aún tienen garantía, según el contrato firmado por la administración en el momento de la adquisición de los mismos, pero que hasta el momento no se ha hecho nada para exigir la puesta en marcha de estas pólizas. “Es tanta la negligencia en la contratación que se realizó, que el contrato podría ser pagado hasta cuatro meses después de puesto en marcha el sistema, esto con fines de verificación de equipos y de utilidad de los mismos, pero al contrario de lo que cualquier ciudadano pensaría, los contratistas recibieron el dinero 24 horas después de que el circuito cerrado de televisión empezara a funcionar”, agregó.

Igualmente expuso que parte de los dos mil millones pagados, incluían el mantenimiento de los equipos cada tres meses por dos años, pero hasta el momento no se han hecho tales revisiones.
Afirmó que las cámaras están funcionando muy por debajo de los estándares exigidos para grabación en tiempo real, pues deberían estar enviando imágenes a una velocidad de 30 cuadros por segundo, pero lo están haciendo a sólo siete, razón por la que la señal que recibe la policía es pésima y no en tiempo real.

Asimismo, explicó que las antenas que emiten las imágenes hacia la torre receptora, son antenas sectoriales, las cuales esparcen las ondas dificultando su recepción. “Cualquiera que conozca del tema, sabría que se deben utilizar antenas direccionales, que canalizan la señal directamente a la máquina receptora, es por esto que investigué sobre la formación del interventor de este ‘proyecto y me enteré de que era un ingeniero civil, que no tiene ninguna formación en electrónica, ni telecomunicaciones, por lo que no era una persona apta para llevar a cabo de la manera correcta este proyecto y por lo que fue fácilmente manipulable por el licitador”.

Expresó que las torres receptoras no están protegidas como deberían contra las descargas eléctricas, y que según información que obtuvo hace poco, las UPS, máquinas que sirven para dotar de energía a los equipos cada vez que falta el flujo de electricidad, no cuentan con banco de baterías suficiente para mantener los equipos en funcionamiento.
“El cableado está mal instalado y es ilógico que incluso haya sido amarrado con cinta adhesiva, en general por lo que se puede ver, este sistema costó más del doble de lo que realmente vale”, indicó.
Aseguró que existen irregularidades también en la licitación, pues se exigió que el licitante contara con sumas de hasta 60 mil salarios mínimos legales vigentes, para poder ser acreedor a la adjudicación del contrato, exigencia que deja por fuera a cualquier licitante nacional.

Por último, reclamó que ni siquiera se hizo uso de la banda espectral estipulada por las leyes colombianas, para la implementación de sistemas de seguridad, y que haciendo caso omiso a las consideraciones internacionales, se utilizó una banda libre, a la que cualquier persona del común puede tener acceso.

“Me motiva a denunciar este caso, el conocimiento que poseo sobre sistemas como éste, y el gran aprecio que tengo por esta región, además el hecho de que este sistema fue comprado con recursos del Estado, recursos que salen de los bolsillos de los colombianos que pagamos cumplidamente nuestros impuestos”.

Informó que en los últimos días, expuso estas anomalías en consejo de gobierno de la ciudad, invitado por el secretario de gobierno, Julio Ernesto Ospina y asimismo el director regional del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, conoce de primera mano el tema.




COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net