l

Judicial / JULIO 09 DE 2024 / 5 días antes

Dolor y consternación, la impactante historia detrás del asesinato del ‘Médico del pueblo’

Autor : Diego Fernando Tellez

Dolor y consternación, la impactante historia detrás del asesinato del ‘Médico del pueblo’

El homicidio se presentó en el consultorio ubicado a pocos metros del CAM, en la carrera 17 entre calles 14 y 15. / Efraín Jaramillo Bedoya, de 65 años de edad.

El crimen se habría perpetrado desde el pasado sábado 6 de julio, pero el mismo solo fue descubierto ayer lunes en horas de la mañana.

Total rechazo, mucha tristeza y dolor ha generado el homicidio de quien era considerado el ‘Médico del pueblo’, Efraín Jaramillo Bedoya, que dedicó su vida a servir a los demás a través de su profesión.

Y es que además así se sentía y se autodenominaba, pues nunca quiso lucrarse de la medicina y sus conocimientos siempre los puso a disposición de quien los necesitaba, con dinero o sin dinero atendía a todo tipo de personas y recibía lo que estaba al alcance del paciente o simplemente se conformaba con unas gracias o un Dios le pague.

Señalan sus familiares que era un hombre muy servicial, familiar, creyente y que por ello todos los días asistía a misa, que siempre estaba pendiente de sus seres queridos y dispuesto a ayudar a quien lo necesitaba.

“Esa fue la vida que quiso vivir, pues siendo joven viajó a México donde estudió medicina y tras regresar a Colombia se dedicó a ejercer su profesión, pero de esta manera más particular y especial”, expresaron.

Hace unos 20 años o quizá más que había montado su consultorio allí en la carrera 17 número 14-33, al frente del antiguo Parse, en pleno centro de la ciudad de Armenia, algo que facilitaba que al lugar llegaran muchas personas en busca de sus servicios, no solo de la capital quindiana, sino de muchas otras localidades donde era recomendado por sus buenos conocimientos para tratar todo tipo de enfermedades y afecciones.

Aunque vivía solo, nunca se alejaba de sus parientes, pues con bastante frecuencia ellos lo visitaban o él iba donde ellos.

Fue un verdadero golpe, algo inimaginable, así lo relataron cuando las autoridades los contactaron para informarles de su trágico final, pues expresaron que algo así nunca se espera y menos cuando se trata de una persona que se dedicaba a ayudar a los demás.

Tenía 65 años de edad y hacía parte de una familia oriunda del municipio de Salento compuesta por siete hermanos, entre ellos el reconocido y apreciado empresario Juan Jaramillo Bedoya, propietario del reconocido restaurante ‘Donde JuanB’ ubicado en Cocora.

La semana pasada fue la última vez que supieron realmente de él, luego de que una sobrina fuera a visitarlo, pero igual nunca pasaban muchos días sin que se viera con alguno de sus parientes.

Los hechos

El caso fue reportado a las autoridades ayer lunes 8 de julio pasadas las 8 a. m. luego de que algunas personas ingresaran al lugar y se encontraran con la macabra escena.

El cadáver de don Efraín estaba allí tirado atado de pies y manos con bastantes signos de violencia, al parecer, ocasionados todos con un objeto contundente, tenía muchos golpes, especialmente en su cabeza.

En el lugar todo estaba revolcado y una pequeña caja fuerte que tenía estaba abierta a un lado del cuerpo.

De inmediato al sitio acudieron agentes de la Policía Nacional en el Quindío, adscritos al respectivo cuadrante, que tras confirmar lo acontecido procedieron a acordonar el lugar y la zona para alejar a los curiosos y proteger las posibles evidencias.

La noticia del brutal crimen prontamente se propagó en el centro de la capital quindiana y hasta allí comenzaron a arribar una gran cantidad de conocidos y de personas que señalaban haber sido sus pacientes por años, quienes solo tenían palabras de gratitud para la víctima.

Todos se preguntaban quién podía tener un corazón tan malo para haberle hecho algo así a alguien que no se metía con nadie.

Posteriormente, al inmueble acudieron unidades del laboratorio móvil de criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía General de la Nación, que se encargaron de la recolección de todo el material probatorio posible y de la inspección del cadáver.

Leer: Asesinaron al reconocido médico Efraín Jaramillo

Sin embargo, no todo paró allí, pues tras las primeras indagaciones las autoridades se pudieron percatar que los asesinos no conformes con lo que se habían robado del lugar también una vez le generaron todo el daño físico al adulto se dirigieron hasta su casa en la carrera 19A con calle 9 en el barrio La Cabaña y de ahí también se llevaron todas las pertenencias de labor que pudieron.

Todo parece indicar que los delincuentes habrían torturado al profesional de la salud para que por un lado les permitiera abrir la caja fuerte, pero además para que les entregara información de su residencia.

No se descarta que estos antisociales hubiesen contactado con anterioridad a Jaramillo Bedoya para conocer detalles de su vida y de sus rutinas, pues seguramente sabían que mantenía solo, pero además que permitía que personas ingresaran a su consultorio sin mucho problema.

De acuerdo con las primeras indagaciones, se presume que el crimen fue perpetrado desde el pasado sábado 6 de julio, que fue la última vez que algunos ciudadanos vieron al ciudadano con vida, además se pudo conocer que los presuntos homicidas, que corresponderían a un hombre y una mujer, quedaron registrados en videos de cámaras de seguridad de la zona, material que ya se encuentra en manos de las autoridades y que es pieza clave para las identificaciones, con lo que se espera que muy pronto sean capturados.

Reporte de la Policía

Al respecto, el teniente coronel Gustavo Adolfo Chaparro Guerrero, comandante encargado de la Policía en el departamento, señaló que se está a la espera de las investigaciones que han sido asumidas por el CTI para conocer más detalles del caso.

Dijo que se busca que muy pronto se tenga información precisa sobre los motivos del crimen y así mismo más detalles sobre los responsables para que de esta manera sean capturados y respondan por sus acciones.

“Por ahora lo que podemos decir, de acuerdo con las primeras indagaciones, es que se trataba de un reconocido médico que atendía a gran cantidad de personas, de las que algunas le pagaban con dinero y otras con diferentes elementos que él valoraba y recibía”, indicó.

Finalmente, reiteró la invitación a la comunidad a informar oportunamente a través de la línea de emergencias 123 o por medio de cualquiera de las demás herramientas de comunicación disponibles sobre cualquier acción o situación sospechosa o de riesgo facilitando así la reacción por parte de las autoridades para su neutralización.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net