l

Mundo / ABRIL 07 DE 2024 / 1 mes antes

Salud, un derecho violado

Autor : Diego Arias Serna

Salud, un derecho violado

Una verdadera cruz es la que cargan, en particular millones de colombianos, que cada vez ven como un milagro, poder acceder a citas médicas o medicamentos.

“El ser humano pasa la primera mitad de su vida arruinando la salud y la otra mitad intentando restablecerla”: Joseph Leonard Goldstein (1940), Nobel de Medicina o Fisiología,1985.

El 7 de abril es un día importante porque se conmemora el “Día Mundial de la Salud” y el “Dia Internacional de Reflexión Sobre el Genocidio en Ruanda” en 1994. Los dos temas son importantes porque falta mucho por hacer en asuntos de asistencia a la salud en todo el mundo, y en particular en Colombia, donde la asistencia médica la han convertido en un negocio de unos pocos. Asimismo, el genocidio se volvió recurrente y, hoy, lo vive el pueblo palestino. 

La página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó que, la cobertura sanitaria es el objetivo primordial de esta institución y lograrlo es crucial que todas las personas puedan tener la atención que necesitan, cuandoquiera que la necesiten, en el seno mismo de la comunidad. El Lema de este 2024 es: “Mi salud, mi derecho”. Hay avances en países de todo el mundo, pero millones de personas siguen sin acceso alguno; así como quienes están obligados a elegir entre la atención de salud y gastos cotidianos, como alimentos, techo, vestidos, asevera la entidad. 

Recordemos que el genocidio de Ruanda fue un intento de exterminio de la población Tutsi por parte del gobierno hegemónico Hutu de ese país, entre el 7 de abril y el 15 de julio de 1994, cuando se asesinó unos 800 mil, siendo condenado como responsable Théoneste Bagosora (1941-2021), quien fue director de gabinete en el Ministerio de Defensa durante la masacre. Condenado a cadena perpetua en 2008 por el Tribunal Penal Internacional para Ruanda, murió pagando la condena. 

Según un estudio coordinado por la profesora de Salud Global en Harvard, Margaret E. Kruk, la atención médica deficiente mata al año cinco millones de personas, y la falta de ella, a 3,6 millones. El informe publicado en The Lancet ha recogido los datos de 2016 de 137 países. Todas, muertes evitables. La información la publicó el periódico El País de España titulando “La mala atención sanitaria mata más que la falta de ella”, escrito por Patricia Petro el 19 de septiembre 2018. ¿Será acaso un ‘genocidio’ de características especiales? 

La nutrición es medicina

Escribir sobre la salud podría ser suficiente valernos sobre lo que han expresado Premios Nobel. Por ejemplo, nuestro Nobel de Literatura, Gabo, (1927-2014), opinó: “no hay medicina que cure lo que no cura la felicidad”. Asimismo, Linus Pauling (1901-1994), bioquímico estadounidense, Nobel de Química (1954) por sus explicaciones del enlace químico, y de la Paz (1962), por su activismo contra las armas nucleares, expresó: “la nutrición óptima es la medicina del mañana”.

Lea también: ¿Hubo una ‘Papisa’?

Fue el primero en hablar de química cuántica, además de luchar contra las armas nucleares. La página web de la OMS, asimismo, señala que - en la celebración de esta efeméride - anualmente se escoge un lema y en esta ocasión fue: “Mi salud, mi derecho”. Se ha seleccionado para enfatizar el derecho universal de todas las personas a acceder a servicios de salud de calidad, así como a educación e información sobre salud.

Además, se destaca la importancia del acceso a recursos básicos: agua potable, aire limpio, alimentación adecuada, vivienda digna, un entorno laboral seguro y condiciones ambientales saludables. El derecho a la salud se ve amenazado para millones de personas. Las enfermedades y desastres naturales son responsables de muchas muertes y discapacidades. Los conflictos armados causan sufrimiento, hambre y trauma psicológico. La emisión de gases contaminantes por la quema de combustibles fósiles contribuye a la crisis climática y afecta nuestra capacidad de respirar aire puro.

En nuestro país están muriendo más pacientes por mala atención médica que por enfermedades, reveló un estudio de la Universidad de la Sabana, afirmando: de los 9 millones de pacientes que se hospitalizan al año el 70% tienen problemas de seguridad en la atención. Un informe de  Redacción BLU Radio del 12 de mayo de 2015 afirmaba: “riesgo de caídas, intoxicación por medicamentos, equivocaciones en cirugías, fallas técnicas con equipos médicos y errores humanos son los principales problemas que enfrentan los pacientes hospitalizados en Colombia, y que  mueren 180 mil pacientes al año”.

Se ignoró el genocidio

Pareciera que los muertos por enfermedades no fueran suficientes, porque hay que sumar las defunciones por los conflictos de todo tipo: intolerancia, odio, control territorial, apropiación de la tierra, etc. En el caso particular del genocidio de Ruanda, se presenta como el enfrentamiento entre tutsis y hutus, dos grupos dedicados a actividades diferentes: hutus la agricultura y los tutsis la ganadería. Después de la I Guerra Mundial, Ruanda pasó a ser colonia de Bélgica. En los años 50 llegó la descolonización y aumentaron los conflictos entre estas dos etnias.

El genocidio se inició con el asesinato del presidente Juvénal Habyarimana la noche del 6 de abril de 1994. El crimen fue alimentado por un discurso de odio. Los 100 días que duró la matanza, la comunidad internacional “miró para otro lado”, tal como está sucediendo con la hecatombe del pueblo palestino. Hasta las Naciones Unidas no prestaron atención a esta tragedia. 

La agencia de noticias internacionales EFE reportó desde Nueva York el 17 de diciembre 1999: “la ONU debe pedir perdón por su “absoluto fracaso” para prevenir y detener la muerte de 800 mil personas en Ruanda durante la primavera de 1994, según un informe hecho público ayer. El secretario general de la ONU, Kofi Annan, señalado como uno de los responsables de los errores cometidos, difundió poco después un comunicado expresando su “profundo pesar” y reconociendo “ese fracaso en nombre de la ONU”.

Lea también: Panamá y Colombia niegan haber abandonado a los migrantes en la selva del Darién

Igualmente, Ingvar Carlsson, exprimer ministro de Suecia y presidente de la Comisión de Investigación Independiente quien - redactado el informe - aceptó: “se cometieron errores de juicio y análisis, de descoordinación y de falta de voluntad en los distintos órganos de la ONU, desde el secretariado general al Consejo de Seguridad, pasando por los Estados miembros de la organización”. Después de tanto dolor, Ruanda hoy es un país estable, su economía está en auge, y en las instituciones gubernamentales no hay corrupción.  

Colombia: atención médica, una infamia

“Uno de cada cinco pacientes reportó inconveniente para acceder al sistema de salud”. Así tituló Natalia Gaviria su nota de prensa para el periódico La República del 19 de junio 2022.Como sumario escribió: “Pese a que la cobertura ha mejorado significativamente, los expertos dicen que hay que optimizar el acceso de usuarios a los servicios”. Así inicia su artículo: “En Colombia, cerca de 99% de la población está cubierta por el sistema de salud. Pero la alta tasa de aseguramiento no es sinónimo de su efectividad, asegura el informe 2021-2022 del Consejo Privado de Competitividad".

Enfatiza: “la Encuesta de Calidad de Vida revelada por el Dane demostró que si bien, la cobertura es uno de los principales logros del país en materia de salud, todavía existen múltiples barreras por las que las personas no reciben o solicitan atención médica cuando lo requieren. Muchas de ellas tienen que ver con factores de oferta, es decir, de quienes prestan los servicios, pero también con la demanda, que corresponde a aquellos relacionados con las condiciones del usuario”. Según los resultados de este informe, otros inconvenientes son: calidad del servicio, ubicación geográfica del centro de atención y la cantidad de trámites para llevar a cabo cualquier proceso médico. 

Además, explicó: “Francisco Castellanos, director de la Organización para la Defensa del Paciente, agregó a esta lista otras dificultades: fragmentación de los servicios de salud y la no entrega de medicamentos de alto costo”. Expuso otras dificultades enunciadas por el director: el servicio médico especializado, cuando el paciente tiene que esperar cuatro meses en promedio para acceder a los mismos; también el frecuente “trasteo de pacientes”, obligándolos a ser atendidos en ciudades distintas a su lugar de residencia, habiendo instituciones prestadoras en la zona donde viven. 

Castellanos también expresó: “el camino para avanzar hacia mejores condiciones para los usuarios del sistema de salud inicia por acabar con la intermediación financiera de las EPS”. Este planteamiento hizo parte del ‘huracán’ que desató la reforma a la salud, propuesta que presentó el gobierno al poder legislativo y que acaba de ser rechazada por unos ‘honorables’ senadores. 


Temas Relacionados: Salud EPS Colombia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net