Región / JULIO 26 DE 2020 / 2 meses antes

Impactos ambientales y económicos de las PCH en un territorio

Autor : Lily Dayana Restrepo

Impactos ambientales y económicos de las PCH en un territorio

Por ecológico que sea el proyecto, suele representar un nivel de amenaza.

En el Quindío hay actualmente 7 procesos sobre Pequeñas Centrales Hidroeléctricas, PCH, sobre las cuencas del río Lejos, río Gris, río Rojo y río Verde. Algunos de estos están suspendidos, otros archivados y otros por resolver, con recursos de reposición, así lo dio a conocer José Manuel Cortés Orozco, director de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, sobre esta actividad en el departamento.  

De acuerdo con el directivo, las activas son 3: PCH campestre en Chagualá, Bayona en el sector La María —entre Armenia y Calarcá— y El Bosque en el cementerio de Jardines. Para que estas pudieran operar, al igual que las que se encuentran en trámite, son necesarios: diagnóstico ambiental de alternativas, permiso de estudios de recursos naturales, permisos de  investigación científica con fines de estudios ambientales y trámite para caducidad de permisos ambientales.

Amenaza en la cordillera

Una vez aprobado el proyecto las empresas solicitantes deben continuar realizando aportes a diferentes entidades del orden ambiental. ¿Equilibra esta compensación el daño que puedan generar en los terrenos usados? LA CRÓNICA consultó a algunos expertos, quienes explicaron qué son y cuáles son los impactos de estas centrales. 

Viviana Viera Giraldo, un referente de este tema en el Quindío, pues se ha encargado de investigar y defender el territorio de estos proyectos, sostuvo que el daño ambiental es evidente y preocupante. Señaló que desde la CRQ les informaron que no se estaban realizando construcciones en Génova, Buenavista y Pijao. Sin embargo, la alcaldía reportaba que la empresa estaba solicitando permisos. “Realidades diferentes entre CRQ y alcaldías. Se consultó a la   clínica   sociojurídica de la   Universidad de Caldas porque en dicho departamento ya se han construido y se han visto las consecuencias”.

Según los hallazgos de la clínica, se han secado quebradas, se vieron afectados nacimientos de agua. “Fincas sin agua, el clima cambió, la flor de café salía y ahora no crece y si sale se cae, afectó actividades productivas. Dijeron que era el fenómeno de El Niño.  Por la tubería que llevaba el agua se filtró. Como ellos han logrado frenar las PCH, pedimos asesoría y lo hicieron”.

Agregó que gracias a esa opción, entraron en los procesos de licitación que se adelantan en el departamento como terceros intervinientes. “Nos han mentido, nos dimos cuenta que el director le dijo al alcalde que esos proyectos están parados. En febrero de 2020 E-léctrica SAS, volvió a iniciar labores, les dieron permiso para estudio de recursos naturales. La licitación comienza cuando meten el análisis ambiental. Van muy rápido, porque esta empresa ya tenía estudio y diagnóstico ambiental de alternativas, ya tienen muchos permisos”. 

Acotó que les falta el permiso del dueño del predio, el cual no se otorgaría, además otro de los proyectos pasa por una finca suya.  Describió acerca de los procesos, que en Génova hay 2 proyectos, 1 en el río Gris y otro sobre el río Rojo, con tubería de 6 kilómetros. 

Viera Giraldo resaltó la magnitud del proyecto y señaló que la empresa ha incurrido en falsedad de documentos, además usaron el mismo permiso que se firmó en 2017. “Se está alertando de las irregularidades ante la Procuraduría, pero ha sido un problema que CRQ suelte documentos, se han tenido que meter derechos de petición.  Hemos visto que la fecha de funcionamiento es para mayo de 2023. Eso quiere decir que los procedimientos ya se están adelantando”.

Añadió que, para la PCH Gris A, en el permiso de estudios naturales, la empresa se equivocó al poner las mismas veredas en Gris B: Dorado, Cedral y La Venada. “Sin embargo los permisos de los predios privados suministrados para los permisos son de 2 predios de la vereda de río Gris. Según ellos impactaría 31 predios”.

Más consumo del agua

Una de las preocupaciones más grande de las consecuencias de las PCH es el secamiento del afluente, y es precisamente lo que destaca la ambientalista del proyecto que se adelanta en Génova, ya “tiene un tamaño mayor con un consumo de agua de 16.650 litros por segundo, mientras que el consumo para acueducto es de 1.650 litros por segundo.”

Sobre la PCH en Pijao, que ha sido polémica, indicó que en diciembre aprovecharon que no estaba la propietaria para hacer huecos en el predio, por lo que la obra presenta avances significativos. Precisó que se eligen estos municipios, principalmente por su riqueza hídrica y ubicación. “Necesitan que haya pendiente para que el agua llegue con más fuerza”.

Recomendado: Pequeñas Centrales Hidroeléctricas

Riesgos y beneficios

El ingeniero ambiental, Paolo Alexis Muñoz Alzate, especialista en desarrollo local, habló sobre los beneficios y afectaciones que pueden generar una Pequeña Central Hidroeléctrica, explicó que este tipo de sistemas sugieren un proceso de energías limpias que no son tan nocivas para el medio ambiente. “El impacto positivo es sin duda el económico, la instalación de una PCH es una estrategia que utilizan algunos gobiernos para generar empleo y energía para el ente territorial y privado. Requiere la contratación de profesionales, mano de obra y si se ejecutan con responsabilidad social, también será este otro beneficio”.

Agregó que desde el punto de vista de impacto ambiental, son una fuente de energía limpia, porque no se usan combustibles fósiles. Sin embargo, sí pueden crear una alteración del paisaje, porque se hace una intervención drástica de un cuerpo de agua, hay que hacer, en muchas ocasiones, movimientos de tierra.

De igual forma, sostuvo el ingeniero, al hacer dicha intervención se están modificando las dinámicas de flujo del río, “esto provoca que una parte del afluente corra más lento, lo que causa a su vez, un proceso de eutroficación, que es la pérdida de oxígeno, y cuando esto pasa, hay mayor crecimiento de algas, muchas especies van a morir o emigrar, hay pérdida de biodiversidad, decantación de sólidos, es común que en el fondo se acumule lodo”. 

Muñoz Alzate trajo a colación el tema de Hidroituango, en donde la desestabilización de taludes puede generar riesgos. Acotó que no es tan probable que se seque el río, pero sí puede haber disminución del caudal. Reiteró que aunque desde el punto de vista de ingeniería ambiental es una energía limpia, otro impacto negativo se refleja en las comunidades ribereñas donde su medio de subsistencia es la pesca, “el impacto para ellos es negativo, por la disminución de peces”. 

Ver también: 
Recuperar las 54 quebradas de Armenia, un proceso que tardará 30 años

Doliente de los ríos

Jaime Herrán Mesa, ingeniero eléctrico, relató que “como empresa hemos sido promotores desde hace muchos años de las energías renovables, las pequeñas centrales son la energía por excelencia, amigables, utilizada ampliamente en el proceso de electrificación en los años 40, cuando todos los municipios empezaron a crear pequeñas plantas, estas servían para preservar la cuenca y evitaban lo que son ahora las grandes electrificaciones, que no son tan amigables”.

Informó que con la llegada de las grandes empresas, las PCH fueron perdiendo fuerza y hoy día la competencia por los precios es todo un desafío para ellos. “Requieren mucha inversión y conocimiento especializado, porque son proyectos que dependen de las concesiones metereológicas del entorno, tiene que competir con los proyectos grandes como Hidroituango, donde las economías de escala son muy altas y se debe competir a esos precios”. 

Mencionó que el valor agregado de las PCH es en estos casos el aporte al medio ambiente, porque se tiene que lograr que esos proyectos sean muy eficientes para poder competir. “Las PCH a veces son solo pequeñas en ingresos, porque tienen grandes inconvenientes en cuanto a precios y regulaciones ambientales. Las tarifas también son muy altas. Tratamos de mantenerlas y superarlas, en un momento se pensó que este sería el negocio y muchas empresas se dedicaron a ello, obtenían el derecho, pero un proyecto hidroelétrico es muy costoso. Muchas de las licencias eran proyectos pequeños que ahora son más grandes de 20 megabytes, que cambia de magnitud, que requiere inversiones más grandes”. 

Como ejemplo resaltó que el proyecto en Pijao es de 400 kilobytes, lo que no representa un impacto tan sustancial. Sobre la generación de empleo acotó, que para operarla se requiere de 4 operadores como mínimo, el mismo número de una más grande, pero la gente persigue más estas plantas”.

Herrán Mesa argumentó que una ventaja que tiene la planta de Pijao, es que ya está construida, y no hay que hacer proyecto y que servía también de acueducto, en un municipio cuya bocatoma está colapsada. “Con ese proyecto tenían acueducto, allí ya no hay impacto ambiental, ya se hizo”.

Jairo Andrés Torres, coordinador de operaciones de la PCH de Pijao, mencionó que en este municipio hay problemas por las crecientes en el río, ganadería irresponsable, donde si esas áreas tuvieran áreas de protección no pasarían tantas situaciones en las diferentes épocas del año. “Si hay alguna actividad que dependa del río, y las corporaciones cobran, esas platas por ley tienen  que ir a recuperarlo, y esa es una ventaja de las PCH que se vuelven dolientes, a quien más le interesa que el río esté limpio y conservado, es a nosotros”.

Expresó que la cantidad de mugre que se retira de los ríos, como botellas y otros elementos, es una labor que de no existir como PCH el problema se podría acrecentar, “de todo llega y lo retiramos. Es la responsabilidad ambiental. Pero aún así hay que pagarle a las empresas de recolección por la disposición final, una basura que no generamos, pero que llega a las cuencas  de los ríos. Todo se paga a la corporación y hacemos la contribución a las diferentes entidades”. 

Agregó que es una gran ventaja la reconstrucción de la planta a tener que construirla y que actualmente hay un proyecto de ley donde le van a dar a los municipios la posibilidad de que se vuelvan socios en el desarrollo de energías renovables. 

El ingeniero Herrán Mesa, precisó acerca del proyecto de Pijao, que este se constituyó porque el municipio tenía servidumbre, canal y otros elementos que se puede recuperar, sin embargo, en el 2012 con avalanchas se destruyeron las bocatomas, y en la mitad del proceso hubo cambios de legislación ambiental, además de que ciertos propietarios vendieron y los nuevos aseguran que el canal es de ellos, “nos han hecho muy mala prensa”.

Advirtió que se ha parado el desarrollo, “en estos momentos, se levantó toda la topografía para que el municipio tenga claridad con base a las escrituras y se establezcan las propiedades. Este canal es muy importante porque llega a los tanques del acueducto entonces se vuelve estratégico, porque no tienen bocatoma, sería de aprovechamiento energético y otro de acueducto. Lo estamos haciendo con calma, sabemos que estos proyectos son de paciencia”.

Concluyó que es importante que se promuevan las energías renovables, por lo que es una gran pérdida no haber aprovechado los cimientos en Montenegro y Salento donde ya existían las estructuras de PCH.

Sobre los procesos técnicos que se relacionan de manera directa con los ambientales, inquirió que, sin importar el tamaño, siempre se va a generar un impacto y por ecológico que se vea se ocasionará algún riesgo. “Siempre que exista embalse habrá una amenaza y se describe de inmediato como energías no limpias. Los embalses son generadores muy grandes de gas efecto invernadero, un lago, que se ve muy lindo, al fondo los lodos generan gas metano. La energía hidráulica a grande escala es muy interviniente en el paisaje y si requiere embalses genera gas metano, desviaciones de los ríos y afectaciones en la montaña. La energía solar requiere mucha tierra para producir una planta en sitios donde se puede cultivar comida. La misma agricultura provoca un uso del agua representativo”.

Expuso que es deber de las corporaciones velar por el medio ambiente y vigilar de manera acertada que todos los procesos se den de  manera adecuada. “Antiguamente los cultivos de café estaban en medio de bosques, así la fuente se conservaba y un cafetal era un bosque no lo que se ve ahora”.


Temas Relacionados: PCH Quindío

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net