Región / ENERO 12 DE 2020 / 1 año antes

¿Llegará el apocalipsis o hay tiempo de salvar al planeta?

¿Llegará el apocalipsis o hay tiempo de salvar al planeta?

Los gobiernos y empresarios no pueden seguir dándole la espalda al cambio climático, que está convirtiendo tierras fértiles en desiertos.

“Necesitamos asumir que los cambios que necesitamos generar conllevarán vivir de una forma más austera. Y no creo que estemos dispuestos a hacerlo”: Paul Kingsnorth.

Las protestas sociales y el problema medioambiental generaron noticias difundidas por la prensa de todo el mundo en 2019. De los dos temas, tal vez, el más importante sea el del cambio climático, porque implica la existencia de todo tipo de vida. 

Seguramente que en este 2020 la voz de la protesta, por la pauperización de vastos sectores sociales, continuará con más fuerza, hasta que los gobernantes escuchen y no sigan favoreciendo al grupo de banqueros, industriales, comerciantes, latifundistas, etc. Además, la protesta debe levantar, con más vigor, la bandera de la defensa de un planeta digno para la niñez y las generaciones que están por llegar. 

Recomendado: El nuestro, un planeta que arde

Ante la contaminación hay dos posturas: la catastrófica y la optimista. La primera plantea que ya no hay nada qué hacer y solo resta esperar cómo la vida se va extinguiendo. Los optimistas no bajan la guardia, y apoyados en estudios científicos, plantean la opción de la recuperación de nuestra pachamama.


El ecologismo ha sido absorbido por el capitalismo

Una de las voces que opina sobre la destrucción, es la de Paul Kingsnorth (1972), un británico quien dedicó buena parte de su vida a la lucha ecológica, hasta que en 2007 se convenció de que su actividad era en vano y que nos dirigíamos a nuestro ecosuicidio. El periódico El País de España publicó una entrevista que le concedió a Carmen Pérez Lanzac, CPL, el 29 de diciembre del 2019. El título lo dice todo: Paul Kingsnorth: “El ecocidio nos va a demostrar que estábamos equivocados. Y llegará el apocalipsis”. 

Lea también: La democracia, un sistema político en decadencia

La periodista destaca que en su libro Confesiones de un ecologista en rehabilitación señala que entregarse al ecologismo no sirve de nada, pues ha sido absorbido por el capitalismo. El cambio climático está en marcha, la extinción de las especies avanza inexorablemente y nosotros no deseamos ponerle freno. Agrega que la especie humana se extinguirá y la Tierra, con los años, se regenerará.

Pregunta CPL: ¿De dónde vino su desencanto con el movimiento ecologista? 

Responde: “Un día me di cuenta de que lo que estábamos intentando conseguir a escala global era imposible. Nunca lograremos darle la vuelta al sistema. La mayoría de la gente no quiere hacerlo. El concepto de sostenibilidad ha sido abrazado por el sistema industrial y por el consumismo. El debate de cómo deberíamos vivir en armonía con la naturaleza, que es una pregunta social, cultural y espiritual, se ha reducido a la pregunta de cómo podemos reducir nuestras emisiones. (…). Estamos despertando al hecho de que hemos pasado al punto de no retorno”. 

Le puede interesar: Juventud sin futuro y pobreza, quienes alimentan protestas
 

La Tierra puede dar otra oportunidad 

Si hay quienes plantean la catástrofe, también, existen los optimistas. En un suplemento realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, para el periódico Le Monde Diplomatique de diciembre pasado, Rene Castro Salazar, subdirector general encargado de cambio climático, en su artículo titulado: ¿Una oportunidad para salvar el planeta?, plantea lo siguiente: 

“Recientemente la revista Science publicó un estudio completo efectuado por un equipo multidisciplinario científico, financiado por Alemania y que contó con el apoyo del Instituto Tecnológico de Zurich y de la FAO, que ha mostrado una solución basada en la naturaleza para mitigar temporal y significativamente las emisiones”. 

Vea también: El culto a la ignorancia afecta la sociedad

Señala además: “Se trata de un plan para restaurar tierras degradadas y de reforestación en el mundo que comprendería unos 900 millones de hectáreas, equivalente a un millón de millones de árboles nuevos, que tendría un impacto planetario debido a que éstos son un eficiente agente natural que absorbe el CO2, que los humanos producimos”.              

Añade Salazar: “Si logramos materializar este plan, en los próximos 20 años se podrían balancear las emisiones y durante ese plazo la concentración de gases en la atmósfera no se agravaría. Los países tendrían un tiempo para implementar otras alternativas —intensas en capital— usando energías y medios de transporte menos contaminantes, así como para repensar el modelo de crecimiento”. Expresó asimismo, que las propuestas técnicas existen y es posible realizarlas en el tiempo de una generación, que podría ser la última en tener la posibilidad de frenar el cambio climático.   


Los científicos deben imponerse sobre las creencias

Aunque la mayoría de los científicos están de acuerdo en que sí hay cambio climático, sin embargo, prolifera la creencia contraria. Otra vez, Le Monde Diplomatique, de este mes, en un artículo escrito por Anne-Cécile Robert titulado: “En aras de la emergencia climática”, afirma: “Tal y como se difunde en los medios de comunicación, el discurso sobre el calentamiento global va alejándose imperceptiblemente del mundo de la ciencia y el pensamiento (…) para asentarse en el de las creencias, en verdades socialmente determinadas que prescinde de la reflexión crítica”. 

Citando a el periodista Stéphane Foucart, expresa: “La alternativa es sombría: ¿Renunciar a la forma actual de democracia para frenar el calentamiento, o esperar a que este dé al traste con la democracia?


Diego Arias Serna
Madrid, España
Profesor-investigador universidad del Quindío, Madrid, España 
[email protected] 
[email protected]


Temas Relacionados: Ciencia Cambio Climático

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net